Diario Vasco
img
Categoría: Sin categoría
Con la comida no se juega

“¡Con la comida no se juega!”. Seguro que vuestra madre os lo dijo alguna vez en vuestra tierna infancia mientras tú trasteabas con aquellas acelgas que no te hacían mucha gracia. Esta frase en 2014 suena con un aire menos monótono y poco serio, por qué aquellas desesperadas palabras de tu madre se limitaba a decir algo así como “cómete ya esas acelgas que me estas empezando a hartar”. Esta mañana el café se ha mezclado con el sabor salado de mis lágrimas al ver la nueva campaña de educo.org, aquellos que fueron artífices de aquel bocadillo de pan con pan y nos imaginamos lo de dentro han sido capaces de tocarnos la fibra con una realidad que asola este país.

Esa realidad tan cruda y tan carente de calor humano, esos que deberían salvaguardar siempre los intereses de los más pequeños. Niños que viven una época injusta e injustificada, una etapa más digna de la postguerra que de sobres y tarjetas black que se mezclan con la era de las nuevas tecnologías, esa que facilita a unos cuantos enviarse emails para contarse cómo repartirse el botín. Una realidad incomprensible en la cual un niño es capaz de pedir a los reyes magos un plato de macarrones. Si, un plato de macarrones.

Ahí es dónde la frase que titula este post toma una tinte jodido, un color oscuro y a mi personalmente me pone de muy mala leche. Lo peor es que aquellos que tienen la oportunidad de pensar más allá de sus trajes, sus ipads, sus viajes, comidas de lujo y hoteles de cinco estrellas no hacen más que jugar al despiste mientras nos vacían la cartera. Me cuesta escribir sin decir ni una palabra malsonante, de hecho no prometo que llegue al final de este post sin caer en alguna que otra.

Educo.org nos anima a poder conceder a niños de este país una beca comedor para estas navidades, para que esos pequeños puedan pedir a los reyes magos esos juguetes que nos hacen imaginar y soñar, llevarnos a países lejanos dónde todo es bonito o a recónditas galaxias e incluso a selvas tropicales dónde los árboles nos surten de todo lo que necesitamos. Por que los niños tienen derecho a ser niños, no se si lo pondrá en la constitución, no se si algún politicucho de tres al cuarto cuando se siente en la mesa en nochebuena rodeado de marisco y solomillos se pueda sentir culpable por todos esos niños que no tendrán nada para llevarse a la boca. No se si vivir al margen de la miseria que nos rodea puede hacer que uno de estos personajes no se atragante con un langostino (no penséis que una servidora lo este deseando o si quién sabe). Lo que si se es que ellos que pueden evitar que la infancia de un niño se limite a pedir un plato de macarrones a los reyes magos no hacen otra cosa que intentar tapar sus tejemanejes y sus chanchullos varios.

No me puedo imaginar lo que tiene que ser que tu hijo te diga que va a pedir un plato de macarrones a los reyes magos, por qué éste tema no es simple ficción está basado en una historia real, está basado en miles de cuentos para no dormir que podrían contar cientos de padres y madres de esta país. Disfrutemos de las fiestas, cocinemos y gocemos pero no seamos como ellos, no vivamos mirando hacia otro lado. Ayudar por poco que sea a que los niños de este país no pierdan la dignidad ni en navidad ni después de ella.

 

Ver Post >
Sobras, residuos y recetas de aprovechamiento

 Estoy mosqueada, muy mosqueada. Hace tiempo que veo lo mal que llevamos el tema de los residuos, y no es nada nuevo este problema es uno de esos que venimos arrastrando hace tiempo. El caso es que uno como individuo convencido se sube al carro del reciclaje por aquello de dejar un mundo mejor a nuestros hijos y futuras generaciones, nada de política ni discursos populistas, uno se convence, se lo cree y actúa.

Este tema es como otro cualquiera hoy en día, dará igual lo que hayas hecho o quien seas, serás responsable de la incompetencia de unos cuantos, pagaremos por ellos y escudándose en que hay que ser cívico y arrimar el hombro, yo personalmente el hombro ya lo tengo desgastado de tanto arrimar, nos harán pasar por el aro una y otra vez.  Me horroriza pensar en el PaP (recogida de residuospuerta apuerta), me horroriza por el hecho de querernos trasladar al siglo XIX por que unos cuantos no han sabido gestionar nuestra basura. Me da escalofríos pensar en esos palos con basura colgando por cualquier rincón de nuestra ciudad, pensar en esos días de calor de verano o imaginar a los niños jugando al rededor.

Y todo esto no es lo peor, el otro día me encuentro con una subida bestial del impuesto de basuras. Se han sacado de la manga otro truco de magia más, de esos que te dejan con la boca abierta y el bolsillo vacío. Imagino que no sabían como sacarnos la pasta sin decir que ELLOS nos han subido los impuestos, por que ELLOS no hacen esas cosas (ironía, por si no lo habíais notado). Así que un día tuvieron una genial idea, a más consumo de agua más residuos que generas. Si, si así como lo oís. Seguimos pagando, pagando y pagando la incompetencia ajena. Seguimos tragando, tragando y tragando más basura de la que ELLOS quieran reciclar.

Me quedo pensando, miro los contenedores amarillo, verde, azul, marrón… y me pregunto ¿El contenedor de la vergüenza de que color sería? Debería existir y allí es donde enviaría  a más de uno y de dos aunque si os digo la verdad también lo utilizaría para todos los que tiráis comida en buen estado, ya seáis particulares o supermercados. Vergüenza dan las 7,7 toneladas de comida que se tiran en este país al año y más que se permita que grandes superficies pongan candados en sus contenedores para que la gente que pasa hambre no pueda cogerla. No hay que tirar señores pero no por una causa de convencimiento, ni por el qué dirán sino por una cuestión de respeto por nosotros mismos. Así que a parte de daros la charla os voy a dejar una receta de esas mal llamadas de aprovechamiento. Suenan mal pero saben a gloria.

BRICK DE POLLO CON CREMA DE ZANAHORIA Y CEBOLLETA

 

Ingredienes:

Las sobras del caldo de pollo (puerro o cebolleta, zanahoria, patata y la carne de pollo)

Queso (emmental, parmesano, Idiazabal… lo que tengas por casa)

Nata para cocinar

Sal

Pimienta negra

Masa filo o brick

Aceite de oliva

Reducción de Vinagre de Jerez (opcional)

Cebollino fresco

 

Instrucciones:

Empezaremos deshaciendo el pollo y mezclándolo con el queso y salpimentando. Haremos unos paquetitos con la masa filo y freiremos en abundante aceite de oliva, sacaremos a papel absorbente para quitar el exceso de grasa.

Por otro lado meteremos el puerro o cebolleta, la zanahoria y la patata que habremos utilizado para enriquecer nuestro caldo de pollo, añadiremos parte del caldo y un chorrito de nata para cocinar en el vaso de la batidora, haremos una crema. Si hace falta la pasaremos por el chino para dejarlo mas fino.

Pondremos parte de esa crema en el fondo del plato, un par de pequeños paquetitos de pollo con queso y decoraremos con un poco de cebollino y la reducción de Jerez. Como podéis ver con las sobras del caldo de pollo se pueden hacer más cosas que croquetas.

On egin!

 

 

 

Ver Post >
San Valentín. El amor todavía no tiene impuesto.

Nunca he sido mucho de este tipo de celebraciones, mas por el tema consumista que por el tema romántico. No entiendo la gente que vive reñida con todo, ya sea Navidad, San Valentín o cualquier cosa que tenga tufillo a la masa popular. El que dice que celebra San Valentín sufre el peligro de ser criticado y señalado con el dedo. Hay gente que vive de una manera inquisitorial y piensa que todo es criticable, tiene que ser agotador vivir siempre en contra de todo.

El caso es que a San Valentín le pasa como a las Navidades, estas últimas de ser tienen que ser brillantes, doradas y excesivas. San Valentín tiene que ser dulce, rojo y romántico. Está claro que el amor nos debería acompañar todos los días pero tampoco está mal que un día al año se celebre tan bello sentimiento.

Otro tema es cómo se trata este día. Celebrar el amor no debería ser exclusivo del amor hacia una pareja debería enfocarse hacia el amor exclusivamente, sea cual sea la manera en la que se materialice. Bien sea el amor hacia una madre, hija, hermana, amigo o pareja. El tema material ya está en nuestras manos, por mucho que nos invadan a anuncios nadie te obliga a comprar nada. Poner unas velas en la mesa y mirar a tu pareja a los ojos no se paga con dinero, preparar algo con tus manitas o simplemente unas palabras bonitas serían perfectas para llegar al corazón de la persona que quieres.

Quizás en el mundo gris en el que vivimos poner una nota de color no nos viene mal y los que tengan dinero que compren que para eso lo tienen. Los demás vivámoslo como podamos. Achúchense, quiéranse, bésense porque todas estas cosas no tiene impuesto

La verdad es que no conozco a nadie que no le gusten los detalles o sentirse querido y los que dicen lo contrario es simplemente una fachada para quedar por encima de la masa popular, para sentirse diferente, especial o simplemente mejor. A mí  me gusta sentirme querida, me gustan las rosas rojas y  las palabras bonitas y lo que me gusta una mesa con velas. ¿Soy ñoña? Puede ser pero no me importa.

Así que disfruten del sentimiento más bello que existe, al amor mueve el mundo, amar y sentirse amado es seguramente una de las mejores cosas que te puedan pasare en la vida. Yo desde aquí quiero dedicar este post a mi compañero de viaje, llevamos casi 18 años juntos y sin él sé que la vida no sería tan bonita. ¡Quiéranse!

Ver Post >
Croquetas de txangurro y cómo economizar la Navidad

Tenemos las fechas navideñas a la vuelta de la esquina. Imagino que éste año será especialmente dificil lo de llenar las mesas de nuestras comidas y cenas festivas. Siempre he pensado que con productos económicos y un poco de maña e imaginación podemos preparar un menú de lo mas vistoso. Ademas ahora que hay casi unos 6 millones de personas que tienen todo el tiempo del mundo para su desgracia, no tienen excusa para meterse unas horitas en la cocina.

Parece que tenemos grabado a fuego los indispenables en nuestras mesas Navideñas, como si de un bodegón pintado al óleo tienen que estar esos langostinos, txangurros, cigalas y demas seres marinos acompañandos de platos de ibéricos y demás productos del cerdo animal no ese otro que podemos relacionar con individuos con traje y maletín.

El caso es que podemos ponerlos de otras maneras, de esas que hace que de un txangurro podamos comer unas cuantas personas. Y os estareis preguntado cómo se puede hacer eso, pues muy sencillo, de un txangurro vamos a sacar unas ricas croquetas que nos servirán de aperitivo.

Ésta es la receta que os presento hoy. Se me ocurre que puede ir acompañada de algun rico hojaldre de setas y parmesano acompañado con un poco de rúcula y unos espárragos con salmón ahumado y vinagreta. Como plato fuerte un ave, ya sea pularda o pavo asado con uvas, orejones y pasas. Tendriamos un menú económico pero especial, no se trata de gastarse el dinero que uno no tiene sino poner una bonita mesa donde compartir con vuestros seres queridos y seguramente alguno no tan querido (todo forma parte de la Navidad), de ricos y sabrosos manjares.

CROQUETAS DE TXANGURRO:

INGREDIENTES:

1 txangurro

1/2 litro de fondo de marisco (tomate, cebolla, pimiento, cabezas de langostinos y fume)

Cebolla

Leche (1/2 de litro)

Harina (6 cuchardas soperas)

Sal

Mantequilla

AOVE

Pan rallado

Huevo

 

INSTRUCCIONES:

Lo primero comentaros que el fondo que haremos con un sofrito de cebolla, tomate y cabezaas de langostinos nos tiene que quedar lo mas oscuro y espeso posible, textura de puré. La carne del txangurro la tendremos que sacra con cuidado sin que se nos cuele ningun cachito de cáscara y tambéin utilizaremos lo que viene en la cabeza.Picaremos la cebolla bien pequeñita y la empezaremos a pochar con una cucharilla de mantequilla y un chorro de AOVE, cuando empiece a estar transparente añadiremos la mezcla de harina y leche que habremos pasado por la batidora.

Removeremos hasta que empiece a espesar, siempre a fuego medio y durante un buen rato para que se cocine bien la harina. Tiene que estar bien espesa, en ése momento añadiremos el puré de la reduccion de los langostinos con el tomate, la cebolla y el fumé, removeremos bien y cocinaremos durante unos minutos. Por último echaremos el txangurro desmigado. Echaremos la mezcla en un plato, taparemos con film transparente y dejaremos enfriar en el frigo hasta que esté bien frio. Empanaremos con harina, huevo y pan rallado y freiremos en abundante aceite caliente, sacaremos a papel de cocina para quitar el excedente de grasa.

Podemos tenerlas hechas con antelación, hasta podemos tenrlas congeladas.

¡Buen provecho!  On egin!

 

Ver Post >

Otros Blogs de Autor