Diario Vasco
img
Categoría: verduras
Espárragos con chile fresco

Titular así una receta y no hablar de la que está cayendo en el país, a parte de saber cómo soy yo de peleona no daba lugar. Si no sois de política y pensáis. ¿por qué esta tía habla de estas cosas si ella habla de gastronomía?, mejor que os saltéis esta intro. A parte de que me gusta el politiqueo, creo que vivimos momentos en los que debemos mojarnos. Miro a mi pequeña de 4 años y sólo se me pasa por la cabeza dos cosas, el país que le estamos dejando y que nuestros padres lo hicieron mucho mejor que nosotros en una situación social también muy complicada, no tenemos excusa para no pelear. Yo pelearé por mi mundo mejor siempre.

La entrada me viene al pelo, no se si a mas de un político le mandaba a freír espárragos o con chile fresco a otra parte, otro planeta u otra dimensión. La verdad es que si lo pienso no les mandaría ni a una cosa ni la otra, por el simple hecho de que cualquiera de las dos opciones  me parecen demasiado buenas para ellos. Hay unos cuántos que no se han tomado en serio el juego de la democracia, digo juego por que esto hace mucho que dejó de ser serio, sobre todo en el momento que te parece buena idea reírte de los desempleados llamándoles vagos, pasar del sufrimiento de padres y madres que no pueden dar de comer a sus hijos, recortes en educación y sanidad que está claro que un sector de este país no los sufrirá y sobre todo en el momento que quieres que los que estamos jodidos te sigamos manteniendo cómo si aquí no hubiera pasado nada mientras se llenan los bolsillos de dinero un tanto oscuro.

Uno cumple con su cometido como ciudadano y presta su voto al que crea que más se lo merece, el juego no decía que en esos 4 años uno no tenía manera de quejarse de situaciones concretas. Sí, lo sé, nadie ha quitado el derecho a la manifestación (o por lo menos de momento), el problema es que ellos se han acostumbrado tanto a pasar de todo tipo de quejas cómo nosotros nos hemos acostumbrado a vivir con miedo. Señores no se molesten ya no nos cabe más miedo en el cuerpo. Nos sorprenden movimientos ciudadanos, nuevos partidos políticos con (como dicen unos cuantos) programas electorales utópicos. Sinceramente prefiero una bonita utopía a esos programas electorales llenos de mentiras o verdades que nunca se cumplirán (una estafa en toda regla). Para los que os leéis las propuestas de los partidos antes de votar, por que ya sabemos todos que aquí somos muy responsables y votamos en nuestra gran mayoría con una gran conciencia (modo irónico On) la próxima vez no os dejéis engañar ni por los de “no os vamos a subir el IVA” ni por lo que basan su campaña electoral en el desprestigio del gobierno actual (ellos sólo pasaban por aquí). Me parece bien que sigáis teniendo la esperanza de que estos dos cambien pero también me parece bien los que hace mucho que dejaron de creer en ellos.

¿Sabéis qué pasa cuándo acorralas a un bichito para matarlo? Puede responder de dos maneras, o se queda inmóvil por el miedo o puede ser capaz de hacer las cosas de lo mas inverosímiles. Creo que ustedes (clase política arraigada) están subestimando al pueblo y ante la primera llamada de atención no saben mas que insultar e intentar lapidar. Todavía no se han enterado de lo cabezota que puede ser la gente, todavía no se han dado cuenta que somos nosotros los que quitamos y ponemos. Todavía no se han dado cuenta de qué va el rollo.

 

¿CÓMO COCER ESPÁRRAGOS BLANCOS EN CASA?

Lo primero que vamos a hacer es pelar los espárragos con un pelapatatas, también les cortaremos un poco la base, los pasaremos un poco por agua y reservaremos. Pondremos una cazuela grande con agua al fuego, a ese agua le añadiremos una cucharilla de sal y una de azúcar, cuando entre el agua en ebullición añadiremos los espárragos y los coceremos mas o menos 15 minutos, siempre dependiendo del grosor. Los podemos comer templados tal cual o podemos guardarlos en un tupper con parte de su agua, en el frigorífico nos durarán unos cuantos días. También podéis embotarlos.

Estos espárragos en concreto los vamos a acompañar de una “ensaladita” de tomate y chile fresco, nos vale también guindilla fresca. Picaremos el tomate, la cebolleta y el chile fresco, le añadiremos una pizca de sal, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y una cucharilla pequeña de vinagre. Lo removeremos y reservaremos para servir con los espárragos.

On egin!

 

 

 

 

Ver Post >
Ensalada de mozzarella, anchoas y vinagreta de tomate seco

En la ciudad donde vivo, Donostia, es difícil encontrar según que cosas. No estoy hablando de ingredientes demasiado raros, he asumido que en mi ciudad no es posible encontrar chiles frescos, lemongrass, buenas harinas, y muchos ingredientes que se que nunca estarán en nuestra cocina o en muy pocas ocasiones. No os hablo de ninguno de estos ingredientes, os hablo de uno que quizás no es tan exótico, lo conocemos y todos lo hemos comido, simplemente una buena mozzarella. Hubo un tiempo en el que podíamos conseguirlas en un puesto del mercado de la Bretxa que se dedicaba a traernos los mejores productos italianos pero ya no está, imagino que cerró por lo mucho que vendía (espero que se note la ironía). Vamos que somos una ciudad en la que unos cuantos nos quejamos de la poca variedad de comida internacional, de locales de restauración o tiendas de comestibles, pero cuando abren un nuevo local con esta temática suele durar un asalto. El mercado manda y llego a la conclusión de que en este tema nos quejamos por encima de nuestra razón. Dicho esto, asimilo que me cueste un montón y mil contactos encontrar según que cosas, unos cuantos vivimos pasando información porque sé que muchos de vosotros cuando veís fotos en mi instagram de según que cosas me preguntaís. En este caso en la carnicería Garmendia de la Calle Matía,5  del barrio del Antiguo podemos encontrar una variedad de quesos fantástica, podemos comprar burratas (impresionantes), mozzarellas (de las de verdad) , quesos tan diversos como un buen Stilton y todas esas cremas y salsas de Olasagasti que tanto me gustan. Esto es San Sebastián es más complicado de conseguir de lo que pensamos, como nos pasa con ingredientes de cocina asiática, alguno un poco más especial los suelo encontrar en el establecimiento chino que se encuentra en frente del parque de Cristinaenea (no me preguntéis como se llama porque no tengo ni idea), eso sí, teneís que entrar y bajar unas escaleras por que sino pensaréis que es un chino más con sus chuches y sus juguetes más que enclenques. Muchas recetas dejamos de hacerlas no por su dificultad sino por la imposibilidad de enontrar según que ingredientes. Gastronomicamente tenemos el ombligo tan grande que parece que no nos interese esas alternativas culinarias que pueden venir de otros países, no pierdo la esperanza de que esto vaya cambiando poco a poco. Mientras tanto busquen, disfruten y sorprendanse.

ensalada de mozzarella y anchoas

Ingredientes.

Brotes de lechugas

Tomates pequeños

Cebollino

Anchoas Olasagasti

Crema de tomate seco Olasagasti

Mozzarella

Aceite de oliva virgen extra

Vinagre de vino

Sal

Proceso.

Empezaremos poniendo los brotes en el fondo del plato con una pizca de sal, cortaremos la mozzarella y la pondremos sobre los brotes y los tomatitos cortados a la mitad. Sobre la mozzarella pondremos las anchoas en aceite. Para preparar la vinagreta pondremos en un cuenco una cucharilla de crema de tomate secon, tres cucharas soperas de aceite de oliva virgen extra, una cucharilla de cinagre, una pizca de sal y un poco de cebollino fresco picado (si no teneís fresco no useís el seco, me parece bastante malo). Removeremos la vinagreta y la añadiremos sobre la ensalada, terminaremos echándo un poco más de cebollino fresco picado.

olasagasti

On egin!

Ver Post >
Este año mis cenas futboleras son de Champions y con sabor a guacamole.

Uno no se plantea porque es de un equipo o de otro aunque si es verdad que cuando uno es de un equipo terrenal alguna vez en su vida se lo ha planteado. Nunca me he preguntado porque soy de la Real, ni me he planteado que tan siquiera pudiera ser de otro equipo. Mis recuerdos yendo de la mano de mi aita a Atotxa con los bocatas metidos en una bolsa de plástico, aquellas historias, aquellos momentos son los que han hecho de mi una txuriurdin de corazón. Uno no recuerda que día se hizo de la Real Sociedad y no lo recuerdas porque quizás siempre lo fuiste y aquel día que llegaste al mundo ya lo eras como si de un algo superior se tratara.

Laia

Serán los recuerdos que es lo único que me queda de mi aita. Será los momentos vividos, buenos y malos, en el cielo y en el infierno nunca me he planteado mirar con ojitos a ningún equipo de la Liga. Soy una futbolera acérrima, lo vivo desde el sofá con mis cenas futboleras aunque ya sabéis muchos de los que me leéis que también jugué unos cuantos años. Mis cenas futboleras tienen algo de superstición porque si un menú de una de ellas en un partido crucial funciona se tiene que repetir en el siguiente partido.

Ayer fue una noche memorable. Volver a la Champions, contra el equipo que te dio pasaporte la última vez que estuvimos, hace diez años ya y ganar en el campo y en los corazones Donostiarras. Dos goles como dos soles que mi pequeña los festejo como si fuera la mismísima final de la Liga de Campeones. El caso es que mi mejicano favorito no metió y eso que el menú e mi cena futbolera tenía sabor mejicano, los goles tuvieron firma francesa y suiza.

champions

Lo que queda claro es que los partidos de Champions de mi Real Sociedad tendrán sabor a guacamole y burritos de pollo. Lo que espero es que siempre tengan sabor a victoria, a saber hacer, a humildad y trabajo en equipo. Se que nos van a hacer disfrutar, lo se porque mi corazón txuriurdin está pletórico de fútbol y de orgullo. Porque igual que a mi me contaron como celebramos las dos ligas el Alderdi Eder yo podré contar a mi hija como cantaba los goles de Champions en una de las mejores Real Sociedad que recuerdo. Ya nos tocaba amigos, en momentos difíciles uno se agarra a lo que sea y yo pretendo disfrutar con ellos y de ellos. Porque un equipo pequeño puede ser muy grande, porque aunque Donostia sea una ciudad pequeña estamos en el mapa Europeo. En definitiva porque somos Champions.

GUACAMOLE.

guacamole

Ingredientes:

2 aguacates

1/2 lima

1/2 cebolleta

1/2 tomate

Cilantro

Sal

Pimienta negra

Aceite de oliva virgen extra

Proceso:

Empezaremos vaciando los aguacates en un plato y expriminedo el medio limón, aplastaremos con el tenedor, no hace falta que quede totalmente triturado. Picaremos la cebolleta, el tomate y el cilantro y lo añadiremos al aguacate. Mezclaremos todo, salpimentaremos y echaremos un chorrito de aceite de oliva. Para que no se oxide dejaremos el hueso del agucate dentro de la mezcla. Podemos acompañarlos de nachos con queso o simplemente comerlo con nuestros burritos.

On egin!

Ver Post >
Señora ¿es usted la última? Receta antiedad

Hay puñaladas traperas, las hay inesperadas y las hay de las que llegan a salpicar. Creo que el día que una niña de unos catorce años me preguntó: “Señora ¿es usted la última?” puede englobar los tres tipos de puñalada en una.

Te crees que sigues siendo joven, porque lo eres pero muchas veces no somos capaces de interiorizar que quizás ya no lo seas tanto. Un día de Semana Grande se nos ocurrió a mi chico y a mi ir al Paseo Nuevo a revivir nuestra adolescencia. Todavía no éramos padres, nos creíamos unos chavales con nuestros casi 30 años. Mirábamos a nuestro alrededor y veíamos niños y niñas, chavales con la cara llena de granos y las hormonas bien alteradas. Lo peor no era eso, lo peor fue darnos cuenta cómo nos miraban ellos. Creo que a más de uno pude leerle hasta el pensamiento. Decían algo así: “¿Y estos viejos de dónde han salido?”.

Ese fue el primer síntoma de que nos acercábamos a la treintena y que quizás aquella percepción que teníamos cuando éramos críos nos estaba pasando a nosotros ahora mismo. ¿Recuerdas cómo veías a los de 30 cuando tenías 16? Pues eso.

Peor fue la segunda puñalada. Seguía sin tener 30 años, mis escasos 27 no eran tan escasos como yo pensaba. Aquel día me había dejado mi Mp3 (todavía no existían los iPods, lo se soy vieja), lo que me hubiera ahorrado si hubiera llevado mi música puesta. Estaba esperando mi turno en la cola de la caja de una tienda de Donosti, se me pusieron dos niñas detrás. Calculo que tendría unos 15 añitos, se colocaron a mi vera y sin paños calientes me lo soltaron :”Señora ¿es usted la última?”. Las miré y tan solo pude esbozar un: “Si, soy la última”. Madre mía, si me pinchan no me sale ni sangre. No le dieron importancia porque claro para ellas era tan señora como las que yo veía cuando era una pipiola como lo eran estas chicas en esos momentos.

Mi voz en off también actuó en aquella ocasión. “Ya llegarás bonita, ya llegarás” pensé. Ellas siguieron tan pichis con su conversación trascendental sobre la poca ropa que tenían en el armario y sobre la pelea con su madre para que le dejara maquillarse. Justo en ese momento no me dieron mucha envidia, aunque sus culos y demás partes del cuerpo estaban en sus sitio y no se empeñaban en tocar el suelo como me empezaba a pasar a mi.

Te das cuenta de que los años pasan cuando te cruzas con aquel que iba al cole contigo. Cuando casi te cuesta reconocerlo por la falta de pelo y de cintura, pero claro te das cuenta de que tú también has cambiado, que tú eres una señora. El día que tu estatus cambia y pasas a ser madre ya no hay escapatoria. Ya serás “la madrede” que eso es mucho más que una señora.

Y todavía estoy esperando la etapa que me haga sentir más señora que nunca. El día que le tenga que explicar a mi hija que no teniamos internet, ni teléfonos móviles y teniamos una moneda que se llamaba peseta.

Si lo sé, soy una de esas “Señoras que..”.

 

ZUMO DE TOMATE Y ANTXOAS

Esta es una receta antiedad por los ingredientes que la forman. El tomate tiene propiedades antioxidantes y las antxoas vitaminas A y D. Muy beneficiosas para la piel y huesos dado el alto contenido en calcio también. Así que ya sabeís intentar consumir antioxidantes de la naturaleza y no de la farmacia.

Ingredientes:

4 tomates bien maduros

1/2 limón

Unas gotas de tabasco

Pimienta negra

Sal

Aceite de oliva virgen extra

Antxoas en vinagre

Antxoas en aceite

Piparras

 

Instrucciones:

 

 

Necesitaremos una licuadora para esta receta. Cortaremos los tomates y los pasaremos por la licuadora. A continuación le añadiremos el zumo de mdio limón, un poco de pimienta negra recién molida y sal. Removeremos y terminaremos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Podemos acompañar este zumo de muchas cosas pero hoy para que sea lo más antiedad posible lo acompañaremos de unas buenas antxoas, en aceite y en vinagre.

Terminaremos acompañando de unas piparras EuskoLabel y un poco de buen pan tostado. Añadiremos otra vez sobre la brocheta de antxoas y el zumo de tomate unas cunatas gotas de aceite de oliva vigen extra.

On egin!

Ver Post >
Flores de calabacín rellenas

Muchas veces la complicación que podemos encontrar a la hora de elaborar una receta está mas en encontrar los ingredientes que en la receta en si. Ésta que os resento hoy llevo ideándola desde mi último viaje a Italia, hace ya casi 5 años de esto. En Florencia probé unas flores de calabacín excelentes en un pequeño restaurante regentado por una familia muy Italiana. Era de esos restaurantes que me gusta encontrar cuando viajo, esos auténticos, sencillos y frecuentados por autóctonos. Estos datos siempre son el mejor reflejo de ir a comer algo auténtico y en la mayoría de las ocasiones de calidad.

He buscado y rebuscado hasta la saciedad. He preguntado a diestro y siniestro y nada. En Donosti no se lleva el tema de las flores de calabacín. Seguramente si vivís en un pueblito teneis algun vecino con huerta que os la puede conseguir. Eso es lo que tuve que hacer, encargarselas a Yoli, una simpática Navarrica que tiene una estupenda huerta en la Ribera de Navarra (Cadreita). Asi que esta receta se la dedico a ella y esa maravillosa huerta que tiene. Afortunados los que dedicais vuestro tiempo libre a cultivar la tierra, una servidora os envidia.

 

INGREDIENTES:

Flores de calabacín

Queso ricota

Cayena molida

Pimienta negra recién molida

Sal

Orégano

Aceite de oliva virgen

Harina de tempura

Agua

Hielo

Reducción de módena

Tomate

 

INSTRUCCIONES:

Para limpiar las flores de calabacín tenemos que intentar no usar demasiada agua, a lo sumo un papel de coina humedecido. Abriremos la flor delicadamente y la limpiaremos.

Prepararemos el relleno con el queso ricotta deshecho, le añadimos una pizca de cayena molida, pimienta negra molida, una pizca de orégano, sal y un chorrito de aceite de oliva. Removeremos bien con un tenedor.

Para hacer una buena tempura tenemos que conseguir que la mezcla de agua y harina sea similar a la del gel de ducha. También tenemos que tener en cuenta que el agua tiene que estar muy fría, la punto de añadirle un hielo.

Rellenaremos las flores con la mezcla de queso y especias. Cerraremos la flor. Sumergiremos las flores en la tempura y freiremos en una sartén con abundante aceite caliente. Una vez veamos que estan doradas, las sacaremos a un plato con papel absorvente.

Serviremos con un toque de reducción de Módena y unos daditos de tomate aliñado.

¡On egin!

 

Ver Post >

Otros Blogs de Autor