Diario Vasco
img
Getaria es un buen plan
img
Ainara López | 23-05-2013 | 09:10| 5

Que Getaria es bonito ya lo sabíamos. Que es un pueblo pequeño también. Lo que mucha gente no sabe es que dentro de este pequeño pueblo podemos encontrar grandes cosas. Muchos pensaréis que no os estoy descubriendo América porque ya habréis paseado por su puerto, pateado sus callejuelas y degustado sus parrilladas. Hay un aspecto de Getaria que gracias a que varios de sus productores se han puesto de acuerdo nos pueden hacer descubrir un nuevo paisaje, nuevas sensaciones y un disfrute tremendo.

El lunes pude comprobarlo. Pude vivirlo de primera mano. Estos chicos de La Salsera y del Glutton Club no dejan de sorprenderme. Como son unos salseros no paran de idear buenos proyectos. En este caso han conseguido que varios productores de Getaria se unan para hacer una serie de visitas. Variadas ellas tres.

 

Empezamos nuestra visita en Antxoas Maisor situado en el puerto de Getaria. La responsable nos enseña como las trabajadoras tratan esas ricas antxoas a cuerpo de Rey. El proceso exquisito hace que podamos valorar su calidad y su precio. Podemos vivir casi todo el groso del proceso, terminando con una degustación de esos ricos manjares que ellos manejan.

Seguimos con nuestra visita por este precioso pueblo. Subir por esas laderas llenas de viñedos de txakolí es un paisaje digno de vivir. Ya no sólo vamos a conocer productores y productos es que encima miramos a nuestro alrededor y estamos rodeados de un paisaje inmejorable. Nuestra segunda parada fue en el caserío Eguskitza donde se encuentra Ezkurtxerri. Productores de cerdo autóctono. Nos enseñan como viven estos animales, además tuvimos la suerte de ver una camada de cerditos que nacieron la noche anterior. En este caso nos cuentan las dificultades que se encuentran en este sector, su lucha diaria por sacar un buen proyecto adelante. Ademas pudimos degustar una rica txistorra y una cabeza de jabalí que sé que recordaré siempre.

 

Nuestro camino sigue ladera arriba, el paisaje sigue siendo un espectáculo. Viñedos, monte, caserios  y el mar al fondo. Llegamos a Aroa Getaria, un productor de agricultura ecológica que surte con sus vegetales a 200 clientes entre los cuales podemos encontrar nada menos que 28 estrellas Michelín. Lo que podría ser una empresa más hace tres años dio un paso a delante haciendo un trabajo muy serio de la mano de cocineros como Martin Berasategi y con el Basque Culinary Center. Entre sus trabajadores podemos encontrar desde ingenieros o biólogos, haciendo de este un trabajo muy serio.

La cata en Aroa se hace divertida y sorprendente. Probamos plantas con sabores y texturas novedosas, nos empapamos de ese entusiasmo por el trabajo bien hecho y nos llevamos un recuerdo inolvidable. Tampoco faltaron las habitas y eso guisantes lágrima marca enseña de esta zona. Creo que jamás podré olvidar esas fresas cogidas directamente de la planta, me hizo mirar atrás en el tiempo cuando mi abuelo las cultivaba.

 

La agencia rural Urola Kosta ha sacado a delante un gran proyecto. Ya esta disponible el calendario de Julio y Agosto. No sólo es un buen plan para los de fuera, también es un buen plan para los que vivimos cerca porque es una oportunidad estupenda para vivir Getaria de una manera desconocida y diferente. Un buen plan para compartir en familia, estoy segura de que los más  pequeños de la casa pueden también disfrutar a tope de la naturaleza y de esta preciosa experiencia. No andaban mal encaminados los de The Times cuando situaron a Getaria como uno de los imprescindibles de 2013.

 

Ver Post >
Señora ¿es usted la última? Receta antiedad
img
Ainara López | 14-05-2013 | 11:32| 16

Hay puñaladas traperas, las hay inesperadas y las hay de las que llegan a salpicar. Creo que el día que una niña de unos catorce años me preguntó: “Señora ¿es usted la última?” puede englobar los tres tipos de puñalada en una.

Te crees que sigues siendo joven, porque lo eres pero muchas veces no somos capaces de interiorizar que quizás ya no lo seas tanto. Un día de Semana Grande se nos ocurrió a mi chico y a mi ir al Paseo Nuevo a revivir nuestra adolescencia. Todavía no éramos padres, nos creíamos unos chavales con nuestros casi 30 años. Mirábamos a nuestro alrededor y veíamos niños y niñas, chavales con la cara llena de granos y las hormonas bien alteradas. Lo peor no era eso, lo peor fue darnos cuenta cómo nos miraban ellos. Creo que a más de uno pude leerle hasta el pensamiento. Decían algo así: “¿Y estos viejos de dónde han salido?”.

Ese fue el primer síntoma de que nos acercábamos a la treintena y que quizás aquella percepción que teníamos cuando éramos críos nos estaba pasando a nosotros ahora mismo. ¿Recuerdas cómo veías a los de 30 cuando tenías 16? Pues eso.

Peor fue la segunda puñalada. Seguía sin tener 30 años, mis escasos 27 no eran tan escasos como yo pensaba. Aquel día me había dejado mi Mp3 (todavía no existían los iPods, lo se soy vieja), lo que me hubiera ahorrado si hubiera llevado mi música puesta. Estaba esperando mi turno en la cola de la caja de una tienda de Donosti, se me pusieron dos niñas detrás. Calculo que tendría unos 15 añitos, se colocaron a mi vera y sin paños calientes me lo soltaron :”Señora ¿es usted la última?”. Las miré y tan solo pude esbozar un: “Si, soy la última”. Madre mía, si me pinchan no me sale ni sangre. No le dieron importancia porque claro para ellas era tan señora como las que yo veía cuando era una pipiola como lo eran estas chicas en esos momentos.

Mi voz en off también actuó en aquella ocasión. “Ya llegarás bonita, ya llegarás” pensé. Ellas siguieron tan pichis con su conversación trascendental sobre la poca ropa que tenían en el armario y sobre la pelea con su madre para que le dejara maquillarse. Justo en ese momento no me dieron mucha envidia, aunque sus culos y demás partes del cuerpo estaban en sus sitio y no se empeñaban en tocar el suelo como me empezaba a pasar a mi.

Te das cuenta de que los años pasan cuando te cruzas con aquel que iba al cole contigo. Cuando casi te cuesta reconocerlo por la falta de pelo y de cintura, pero claro te das cuenta de que tú también has cambiado, que tú eres una señora. El día que tu estatus cambia y pasas a ser madre ya no hay escapatoria. Ya serás “la madrede” que eso es mucho más que una señora.

Y todavía estoy esperando la etapa que me haga sentir más señora que nunca. El día que le tenga que explicar a mi hija que no teniamos internet, ni teléfonos móviles y teniamos una moneda que se llamaba peseta.

Si lo sé, soy una de esas “Señoras que..”.

 

ZUMO DE TOMATE Y ANTXOAS

Esta es una receta antiedad por los ingredientes que la forman. El tomate tiene propiedades antioxidantes y las antxoas vitaminas A y D. Muy beneficiosas para la piel y huesos dado el alto contenido en calcio también. Así que ya sabeís intentar consumir antioxidantes de la naturaleza y no de la farmacia.

Ingredientes:

4 tomates bien maduros

1/2 limón

Unas gotas de tabasco

Pimienta negra

Sal

Aceite de oliva virgen extra

Antxoas en vinagre

Antxoas en aceite

Piparras

 

Instrucciones:

 

 

Necesitaremos una licuadora para esta receta. Cortaremos los tomates y los pasaremos por la licuadora. A continuación le añadiremos el zumo de mdio limón, un poco de pimienta negra recién molida y sal. Removeremos y terminaremos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Podemos acompañar este zumo de muchas cosas pero hoy para que sea lo más antiedad posible lo acompañaremos de unas buenas antxoas, en aceite y en vinagre.

Terminaremos acompañando de unas piparras EuskoLabel y un poco de buen pan tostado. Añadiremos otra vez sobre la brocheta de antxoas y el zumo de tomate unas cunatas gotas de aceite de oliva vigen extra.

On egin!

Ver Post >
Estas demasiado gorda. Receta para alegrar el cuerpo y vivir la vida.
img
Ainara López | 02-05-2013 | 09:33| 17

Siempre he sido una chica redondita, con esas curvas que en una época eran atractivas. Ahora están de moda las líneas rectas, con lo aburridas que son. He tenido diferentes etapas en mi vida. En un principio de autofustigamiento por tener un cuerpo X o un metabolismo inteligente como digo yo (más adelante os lo cuento). En la adolescencia de negación, de no asimilar que ése es tu cuerpo y que como decía el anuncio “estoy en mi peso”, lástima no poder estar en el peso de Claudia Schiffer. Pasada la veintena una se autoconvence de que la vida son dos días y que si estas sano te tendrán que querer tal y como eres.

Doy gracias de que no sólo me han sobrado kilos, también me ha sobrado el exceso de personalidad y amor propio, a parte de que nunca se me ha pasado por la cabeza ni dejar de comer (¡Dios me libre!), ni hacer un régimen de esos que hace que lleves cara de lechuga mustia. No puedo sacrificar mi gran sonrisa por hacer más pequeño mi culo.

Ahora quiero dirigirme a todos esos que pensáis que queremos saber vuestra opinión, la llevo oyendo sin pedirla desde que era bien pequeña. “Esta niña está un poco gordita” (no se dan cuenta que por poner -ita estas diciendo la misma mierda), “con lo guapa que eres que lástima que estés así” (¿asi?). El caso es que nadie se ha planteado que yo también podía haber dicho mi opinión a tod@s los que me la disteis de esa manera tan sincera y directa. Dentro de mi mente si que lo hacía, con esa voz en off como en las pelis. Casi siempre pensaba lo mismo, “lo mío solo son kilos, lo tuyo falta de neuronas”, lo tenía que haber soltado en más de una ocasión.

Y siempre pensamos que son los niños los que mas daño pueden hacer en estas circunstancias, pues no señores los adultos con su sonrisa de te estoy diciendo esto por tu bien y sus pellizcos en la mejilla son lo que mas recuerdo. Me agarro a mi teoría de “Mi cuerpo inteligente” como un gato a las cortinas. Siempre pensé que el día que hubiera una guerra nuclear, sobreviviremos los más fuertes. No veo a esas modelos con cara de lechuga de supermercado sobreviviendo un mes sin comer. Con lo que yo tengo en las caderas tengo para vivir por lo menos dos.

A mis casi 35 años jamás he tenido una mala analítica, ni colesterol ni similares. Siempre he tenido claro que estar bueno es eso y no entrar en la talla 36 o 38. Tengo culo, tetas y todas esas cosas que debería tener una mujer de verdad. “Agárrate bien que vienen curvas” suena divertido ¿verdad? Mucho más que si tienes que clavarte una clavícula o el hueso de una cadera al abrazar a alguien.

En un mundo dónde ya sabemos que hay que hacer para adelgazar proliferan dietas milagro, dietas de la sonda, Dukan y locuras parecidas. Si queréis estar guapos y más delgados comer bien y hacer ejercicio es el secreto. Si en Junio te das cuenta de que tenías que haber hecho operación bikini ya es tarde, no te juegues el pellejo por adelgazar diez kilos en un mes. Luce tus lorzas al sol que cuando estas moreno se notan menos y al que no le guste que le den tila.

Ahora os voy a dejar una receta de esas que alegra la vida. Sana como ella sola pero también con unas cuantas calorías, de esas que se te pegan al culo pero que hacen que no se te borre una gran sonrisa de la cara. Ahora sólo tienes que elegir que quieres ser, una lechuga triste de supermercado o un chuletón Eusko Label. Elijas lo que elijas sonríe y se feliz.

 

BRICK DE QUESO CON HIERBAS Y AGRIDULCE DE FRAMBUESAS

Ingredientes:

Pasta filo

Queso mozzarella fresca

Crema fresca

Queso emmental

Queso parmesano

Tomillo fresco

Albahaca fresca

Orégano fresco

Frambuesas

Azúcar

Vinagre de manzana

Sal

Pimienta negra

 

Instrucciones:

Empezaremos mezclando los quesos y salpimentándolos. Picaremos un buen puñado de hierbas frescas y las añadiremos a la mezcla de quesos, nos tiene que quedar una masa homogénea. Pondremos dos papeles de pasta filo, colocaremos una porción de queso y haremos un paquetito dejándolo bien cerrado.

Para la salsa agridulce de frambuesa utilizaremos 50 gramos de frambuesas, 30 gramos de azúcar y 3 o 4 cucharas soperas de vinagre. Lo pondremos todo en un cazo y lo cocinaremos durante unos 15 minutos. Sacaremos a un cuenco y dejaremos templar.

Los paquetitos de queso los freiremos en abundante aceite de oliva caliente, nos tiene que quedar bien dorados. Los sacaremos a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de grasa.

Serviremos los paquetitos de queso con un poco de la salsa agridulce de frambuesa y un poco de ensalada verde.

On egin!

 

Ver Post >
Musika Parkean, mantel de cuadros y sándwiches de salmón
img
Ainara López | 22-04-2013 | 08:49| 0

 El sábado empezó la temporada de Musika Parkean. El sol no faltó a la cita al igual que cientos de donostiarras. Impresionante ambiente el que se vivió en el Palacio de Ayete, el primer parque en el cual pudimos pisar el césped, comer nuestras viandas y escuchar música. Dos grupos nos amenizaron la jornada de picnic, Vanpopel y The Dedicated Nothing.

Me gusta observar a la gente y el sábado me dí cuenta de que el postureo donostiarra es de lo más variopinto, un público  plural dónde nadie se siente fuera de lugar. Tan singular y plural como lo es la ciudadanía donostiarra. Niños y adultos disfrutaron de un día perfecto.

Algunos solos, otros acompañados. Mantas de cuadros en la hierba, botellas de vino, copas, vasos de plástico, tuppers, sándwiches, cerveza, pan… No faltaba de nada y había hueco para todos, aunque creo que como esto siga siendo así tendremos que ir a las nueve de la mañana a tirar la toalla como en las playas del Mediterráneo en pleno agosto. Estos chicos y sus buenas iniciativas calan pero bien.

 

Por no faltar, no faltó ni un concurso. En este caso fue de tartas, muy participativo y delicioso. El jurado pudimos degustar deliciosas tartas saladas y dulces, clásicas y más innovadoras. Se agradece la ilusión y cariño que dedicó todo aquel que se presentó a este concurso. Una servidora quedó prendada de la tarta de cerveza negra de Manuela Rodriguez y como a mi le pasó a todo el jurado, la decisión fue unánime aunque nos quedó la espinita de que sólo hubiera un regalo para dar.

Para tranquilidad de los que piensan que 1500 personas (cifra estimativa) puedan dejar el parque hecho unos zorros, me fui sobre las siete y media y era sorprendente ver lo limpio y recogido que quedó todo. Ese civismo donostiarra tampoco faltó a la cita. Esperamos con ganas el siguiente Musika Parkean que tendrá lugar en Martutene el 18 de Mayo. No os lo perdáis.

 

SÁNDWICHES DE SALMÓN AHUMADO

 

Ingredientes:

 

Pan de molde

Queso crema

Alcaparras

Pepinillos

Aceite de oliva virgen

Sal

Salmón ahumado

Brotres de lechuga (opcional)

 

Instrucciones.

Empezaremos preparando la crema. Pondremos unos 100 gramos de queso crema en un cuenco, picaremos alcaparras y pepinillos al gusto y los añadiremos. Terminaremos con una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, mezclaremos bien y reservaremos.

Cortaremos el pan y untaremos la mezcla de queso crema en una de las partes del pan, sobre éste pondremos una loncha de almón ahumado y terminaremos poniendo unos cuantos brotes de lechuga. Cerraremos el sandwinch y los tendremos listos para nuestro próximo Musika Parkean.

On egin!

Ver Post >
Comida o medicamentos, cómo engañar al consumidor. Receta antioxidante.
img
Ainara López | 19-04-2013 | 08:33| 0

 Todo viene en relación a la conversación que tuve el otro día con Begoña Del Teso. Hablábamos de lobbys alimentarios, maneras de alimentarse y el engaño en el que vivimos los consumidores. Hay unas cuantas marcas empeñadas en que nos creamos que no tenemos tiempo para cocinar. Nos lo repiten a diario y nosotros nos lo llegamos a creer hasta el punto de llegar a comprar manzanas troceadas metidas en bolsas, “lechugas” encarecidas y todo tipo de productos “beneficiosos” para nuestra salud.

Cada día lo veo más y no entiendo cómo es posible que la legislación actual deje que estas marcas campen a sus anchas vendiéndonos no se qué beneficios, no se qué vitaminas y no se qué más. Ayer vi unas lechugas de una famosa marca de verduras embolsadas que nos vendía su producto como antioxidante. Vamos a ver señores/as, todas las lechugas tienen ese beneficio, todos los tomates y frutos rojos tienen ese beneficio, el asunto es que las caseras en sus magníficos puestos del mercado no nos lo ponen, tampoco nos lo cobran. Va todo incluido en el mismo precio.

Nos estamos volviendo un poco tontos, un poco vagos y un poco huevones (con perdón), nos creemos las proclamas que unos cuantos han soltado por ahí. “No tenemos tiempo para cocinar y por eso tengo que comprar todo envuelto en bonito petróleo”. Amigos, amigas siento deciros que sí tenemos tiempo para cocinar, mucho más del que tuvieron nuestras abuelas y madres. Si queremos vivir en la inopia  no le echéis la culpa a nadie porque sólo será responsabilidad vuestra.

Cuando las marcas comerciales se quedan cortas con sus “engañosas” proclamas entran las farmacéuticas en acción. Cómo ibana perder laoportunidad, y nos dicen que han metido la dieta mediterránea en una pastilla. Vamos que para qué degustar un rico aceite de oliva virgen, unas verduras asadas, un rico queso o un buen jamón si todo eso y mucho más puede ir metido en un comprimido que con un sólo sorbo de agua hará que nos sintamos más sanos que una manzana.

De verdad, creo que estamos perdiendo el norte. Estamos a tiempo de tomar las riendas de nuestras vidas y con ello controlar qué comemos. Yo todos los días como antioxidantes, vitaminas, proteínas, hidratos, bífidus, oligoelementos, omega3 y todo lo que haga falta. La diferencia es que todo eso no lo empujo con agua para arrastrar una píldora, lo tomo con pan, con buen pan como debe ser.

Ahora os voy a poner una receta de la manera en la que deberíamos comer los antioxidantes. Yo lo hago así y me sienta a las mil maravillas, más alegre y mucho más sabroso que una triste pastilla. Somos personas en un mundo lleno de ricos alimentos, no nos volvamos astronautas.

FRESAS Y FRAMBUESAS CON YOGURT CREMOSO

INGREDIENTES:

Frambuesas

Fresas

Vainilla

Azúcar

Yogurt tipo Griego

Honey Cress (las hojitas verdes)

Unas gotas de limón

 

INSTRUCCIONES:

Lavaremos y cortaremos las fresas, las pondremos en un cuenco y añadiremos las frambuesas. Les echaremos azúcar al gusto y unas gotas de limón, las dejaremos macerar unos minutos.

Por otro lado prepararemos el yogurt con un poco de azúcar (muy poco), las semillas de la vaina de una vainilla y removeremos bien. Colocaremos el yogurt en el fondo de uno bonitos vasos o copas y sobre éste pondremos las fresas y frambuesas maceradas con parte de su caldo.

Terminaremos poniendo unas hojitas de Honey Cress para darle el toque verde y dulce. Es difícil tener esta planta así que podéis saltaros este paso y sustituirlo con un poquito de miel en hilitos.

On egin!

 

 

Ver Post >
Sobras, residuos y recetas de aprovechamiento
img
Ainara López | 08-04-2013 | 10:47| 4

 Estoy mosqueada, muy mosqueada. Hace tiempo que veo lo mal que llevamos el tema de los residuos, y no es nada nuevo este problema es uno de esos que venimos arrastrando hace tiempo. El caso es que uno como individuo convencido se sube al carro del reciclaje por aquello de dejar un mundo mejor a nuestros hijos y futuras generaciones, nada de política ni discursos populistas, uno se convence, se lo cree y actúa.

Este tema es como otro cualquiera hoy en día, dará igual lo que hayas hecho o quien seas, serás responsable de la incompetencia de unos cuantos, pagaremos por ellos y escudándose en que hay que ser cívico y arrimar el hombro, yo personalmente el hombro ya lo tengo desgastado de tanto arrimar, nos harán pasar por el aro una y otra vez.  Me horroriza pensar en el PaP (recogida de residuospuerta apuerta), me horroriza por el hecho de querernos trasladar al siglo XIX por que unos cuantos no han sabido gestionar nuestra basura. Me da escalofríos pensar en esos palos con basura colgando por cualquier rincón de nuestra ciudad, pensar en esos días de calor de verano o imaginar a los niños jugando al rededor.

Y todo esto no es lo peor, el otro día me encuentro con una subida bestial del impuesto de basuras. Se han sacado de la manga otro truco de magia más, de esos que te dejan con la boca abierta y el bolsillo vacío. Imagino que no sabían como sacarnos la pasta sin decir que ELLOS nos han subido los impuestos, por que ELLOS no hacen esas cosas (ironía, por si no lo habíais notado). Así que un día tuvieron una genial idea, a más consumo de agua más residuos que generas. Si, si así como lo oís. Seguimos pagando, pagando y pagando la incompetencia ajena. Seguimos tragando, tragando y tragando más basura de la que ELLOS quieran reciclar.

Me quedo pensando, miro los contenedores amarillo, verde, azul, marrón… y me pregunto ¿El contenedor de la vergüenza de que color sería? Debería existir y allí es donde enviaría  a más de uno y de dos aunque si os digo la verdad también lo utilizaría para todos los que tiráis comida en buen estado, ya seáis particulares o supermercados. Vergüenza dan las 7,7 toneladas de comida que se tiran en este país al año y más que se permita que grandes superficies pongan candados en sus contenedores para que la gente que pasa hambre no pueda cogerla. No hay que tirar señores pero no por una causa de convencimiento, ni por el qué dirán sino por una cuestión de respeto por nosotros mismos. Así que a parte de daros la charla os voy a dejar una receta de esas mal llamadas de aprovechamiento. Suenan mal pero saben a gloria.

BRICK DE POLLO CON CREMA DE ZANAHORIA Y CEBOLLETA

 

Ingredienes:

Las sobras del caldo de pollo (puerro o cebolleta, zanahoria, patata y la carne de pollo)

Queso (emmental, parmesano, Idiazabal… lo que tengas por casa)

Nata para cocinar

Sal

Pimienta negra

Masa filo o brick

Aceite de oliva

Reducción de Vinagre de Jerez (opcional)

Cebollino fresco

 

Instrucciones:

Empezaremos deshaciendo el pollo y mezclándolo con el queso y salpimentando. Haremos unos paquetitos con la masa filo y freiremos en abundante aceite de oliva, sacaremos a papel absorbente para quitar el exceso de grasa.

Por otro lado meteremos el puerro o cebolleta, la zanahoria y la patata que habremos utilizado para enriquecer nuestro caldo de pollo, añadiremos parte del caldo y un chorrito de nata para cocinar en el vaso de la batidora, haremos una crema. Si hace falta la pasaremos por el chino para dejarlo mas fino.

Pondremos parte de esa crema en el fondo del plato, un par de pequeños paquetitos de pollo con queso y decoraremos con un poco de cebollino y la reducción de Jerez. Como podéis ver con las sobras del caldo de pollo se pueden hacer más cosas que croquetas.

On egin!

 

 

 

Ver Post >
Galletas de Lacasitos. Cocinar con niños el primer paso para que coman bien.
img
Ainara López | 12-03-2013 | 09:11| 2

 

Mi pequeña Laia tiene 3 años y con ella estoy aprendiendo infinidad de cosas, lo nuestro es un aprendizaje en el que las dos ganamos mucho. Me gusta compartir mi tiempo con ella y si es en la cocina mejor que mejor. El día que me dijo que la comida del cole era mejor que la mía sabía que había que ponerle solución, ¿cómo podía ser eso? y sobre todo ¿Cómo hacer que cambie de opinión? Muy fácil, metiéndome con ella en la cocina. Se que muchos de vosotros no lo hacéis por miedo a que algo malo les ocurra, que se manchen o que alguna catástrofe pase. Ponedles un delantal y quitad de delante de ellos cualquier cuchillo, aceite caliente o similar y ya veréis que bien lo pasáis. Creo que uno de los pasos más importantes para que los peques coman bien es que sepan de dónde vienen las cosas, enseñarles que son las verduras y frutas y que ayuden a prepararlas seguro que les da fuerzas para probarlas.

Me gusta rodearme de niños, admiro su inocencia y maleabilidad, ese concepto de que son como esponjas es muy acertada. Ellos están abiertos a aprender todo lo que les queramos enseñar, lo bueno y lo malo. Mirándolos me doy cuenta de los pocos prejuicios que tienen, la falta de corrupción y de que en definitiva el ser humano en el inicio de nuestros días es simplemente bueno. Para nosotros ya es tarde pero en ellos podemos tener el futuro garantizado, no les acomplejemos ni les traslademos todos nuestros complejos y prejuicios, no les enseñemos todo lo que hace que este mundo sea corrupto, ellos son nuestra esperanza.

No tengo la receta para que nuestros pequeños salgan buenas personas pero si que hay unos básicos, como hacerles caso, hacerles que se sientan importantes (porque lo son) y quererlos mucho (que no malcriarlos). Para los que no sepáis cocinar y queréis que ellos si, una servidora empezará a dar unos cursos el mes de Abril para niños de 6 a 12 años, estoy encantada con este proyecto, rodearme de esos locos bajitos que tanto me gustan y encima para cocinar. A continuación os dejo el enlace para los que estéis interesados en apuntaros. La diversión y el aprendizaje están garantizados.

Cursos de cocina para niños con The Glutton Club. (enlace para apuntarse a los cursos)

 

GALLETAS DE LACASITOS

 

INGREDIENTES:

100 gr de mantequilla

120 gr de ázucar glas

1 huevo L

175 gr de harina normal

1 cucharilla de levadura Royal

1 vaina de vainilla (o una cucharilla de esencia)

Ralladura de 1/2 naranja

Lacasitos a porrillo

 

INSTRUCCIONES:

 

Empezaremos haciendo una crema con la mantequilla en punto pomada (1 hora fuera del frigo), el azucar glas, la ralladura de naranja y lo que habremos sacado del interior de la vaina de vainilla. Cuando tengamos una crema bien mezclada añadiremos el huevo para acontinuación añadir la harina. Dejaremos reposar la masa media hora en el frigorífico.

A continuación haremos bolitas pequeñas dejando bastante espacio entre unas  otras y poniendo 4 lacasitos por galleta bien juntos (se separarán dn el horno). Las hornearemos a 180 grados durante 10 minutos. Sacaremos y dejaremos enfriar sobre una rejilla.

¡A disfrutar!  On egin!

Ver Post >
Tarta de chocolate amargo. Receta para San Valentín.
img
Ainara López | 14-02-2013 | 08:47| 2

Esta receta puede es apta para todos los públicos, ya sean de los que les gusta San Valentín como al los que no. Además esta muy bien porque engloba un todo, alegra a los que se sienten felices y lo celebran, ayuda a los que les entristece un día así y gustará también a los que pasan de este tipo de cosas.

Si pienso en San Valentín me vienen varias imágenes a la cabeza, rosas y chocolate es para mi las mas significativas. Como sé que éste es una año duro os animo a que agasajeis a las personas que quereis con algo hecho por vosotros mismos. Además hoy os lo pongo fácil, sólo teneis que sacar un poco de tiempo para pasar en la cocina y ganas de sorprender a vuestra amada (o amado fataría más). Esta tarta va cargada de calorías así que tendreís que hacer un poco de ejercicio para que esos kilos no se enamores de vuestras cartucheras. 20 minutos de encuentro cuerpo a cuerpo con tu pareja y quemarás 150 calorías, asi que ya sabeís. Rocénse, besénse y achuchénse que eso es gratis y sienta a las mil maravillas.

Si lo pienso creo que no  conozco a nadie que no le guste el chocolate, así que el éxito está asegurado, además el chocolate es capaz de quitarnos las penas, de alegrarnos el corazón, la serotonina es responsable de ello. Para mi el chocolate es la perdición, menos mal que es uno de los pocos dulces que me gustan, pero cómo me gusta. Se puede decir que me gusta peligrosamente, pecar una y otra vez es fácil cuando la tentación la tienes en casa. Quízás debería dejar de comprar chocolate, me lo pensaré.

 TARTA DE CHOCOLATE AMARGO.

INGREDIENTES:

Masa brisa de cacao (enlace) podeís usar la normal comprada

200 gramos de nata para montar

200 gramos de chcolate 70% Lindt para repostería

90 gramos de mantequilla

70 gramos de leche entera

1 pizca de sal

2 0 3 cucharadas soperas de azucar

Cacao en polvo (sin azucar)

INSTRUCCÍONES:

Pomdremos la nata, el azucar y la pizca de sal en un cazo al fuego hasta que hierva. Por otro lado tendremos preparado en un cuenco el chocolate troceado y la mantequilla en dados, echaremos encima la nata con el azucar y la pizca de sal. Removeremos hasta que se deshaga todo el cchocolate, cuando se temple un poco añadiremos la leche, removeremos bien. Rellenaremos el molde qsobre la masa brisa horneada ya sea casera o comprada en el supermercado. Dejaremos templar a temperatura ambiente, taparemos con film transparente y meteremos al frigorífico toda la noche o al menos 6 horas.

 Espolvorearemos cacao en polvo con la ayuda de un colador sobre la tarta justo antes de consumir. Si lo vamos a echar con anterioridad primero rallaremos un poco de chocolate y luego encima espolvorearemos el cacao en polvo, asi lo aislaremos de la humedad que le pueda proporcionar el relleno de chocolate y no se humedecerá el cacao en polvo.

¡On egin!

Ver Post >
San Valentín. El amor todavía no tiene impuesto.
img
Ainara López | 11-02-2013 | 11:32| 1

Nunca he sido mucho de este tipo de celebraciones, mas por el tema consumista que por el tema romántico. No entiendo la gente que vive reñida con todo, ya sea Navidad, San Valentín o cualquier cosa que tenga tufillo a la masa popular. El que dice que celebra San Valentín sufre el peligro de ser criticado y señalado con el dedo. Hay gente que vive de una manera inquisitorial y piensa que todo es criticable, tiene que ser agotador vivir siempre en contra de todo.

El caso es que a San Valentín le pasa como a las Navidades, estas últimas de ser tienen que ser brillantes, doradas y excesivas. San Valentín tiene que ser dulce, rojo y romántico. Está claro que el amor nos debería acompañar todos los días pero tampoco está mal que un día al año se celebre tan bello sentimiento.

Otro tema es cómo se trata este día. Celebrar el amor no debería ser exclusivo del amor hacia una pareja debería enfocarse hacia el amor exclusivamente, sea cual sea la manera en la que se materialice. Bien sea el amor hacia una madre, hija, hermana, amigo o pareja. El tema material ya está en nuestras manos, por mucho que nos invadan a anuncios nadie te obliga a comprar nada. Poner unas velas en la mesa y mirar a tu pareja a los ojos no se paga con dinero, preparar algo con tus manitas o simplemente unas palabras bonitas serían perfectas para llegar al corazón de la persona que quieres.

Quizás en el mundo gris en el que vivimos poner una nota de color no nos viene mal y los que tengan dinero que compren que para eso lo tienen. Los demás vivámoslo como podamos. Achúchense, quiéranse, bésense porque todas estas cosas no tiene impuesto

La verdad es que no conozco a nadie que no le gusten los detalles o sentirse querido y los que dicen lo contrario es simplemente una fachada para quedar por encima de la masa popular, para sentirse diferente, especial o simplemente mejor. A mí  me gusta sentirme querida, me gustan las rosas rojas y  las palabras bonitas y lo que me gusta una mesa con velas. ¿Soy ñoña? Puede ser pero no me importa.

Así que disfruten del sentimiento más bello que existe, al amor mueve el mundo, amar y sentirse amado es seguramente una de las mejores cosas que te puedan pasare en la vida. Yo desde aquí quiero dedicar este post a mi compañero de viaje, llevamos casi 18 años juntos y sin él sé que la vida no sería tan bonita. ¡Quiéranse!

Ver Post >
¡Te he pedido una caña!
img
Ainara López | 25-01-2013 | 13:10| 7

 

Todavía no somos conscientes del poder que tenemos los consumidores. No tenemos la cultura o costumbre de quejarnos o exigir lo que realmente hemos pedido, queremos o deberíamos recibir. En muchas ocasiones, la mayoría, es culpa nuestra por el hecho de que si nos quejáramos como debiéramos muchas de las cosas que nos ocurren como consumidores no pasarían.

Busco un símil futbolístico, hacer una observación al árbitro es tarjeta, claro está que si no la sacan seguramente se arremolinarán alrededor del colegiado jugadores cabreados ante las decisiones que creen que no son acertadas. Tarjeta al primero y se les quitarán las ganas. Esto es lo mismo, si no te sirven lo que has pedido no lo cojas, quéjate en el lugar y si no te solucionan el problema no vuelvas.

Lo vengo viendo hace un tiempo con la cerveza. Señores hosteleros una caña es una caña, un zurito es un zurito y el día que mi sed de cerveza es voraz un cañón es un peazo vaso de sidra hasta arriba de espumosa, fresca y rica cerveza. ¿Cuál es el problema? ¿Será que no nos explicamos bien cuándo decimos, quiero una caña? En la mayoría de los bares de mi querida Donostia no sabes que pedir porque se ha puesto de moda cambiar los nombres a las medidas de cerveza, me recuerda a la película Pagafantas que su protagonista nos decía que los miércoles son los nuevos viernes y los jueves los nuevos sábados. Ahora los zuritos son cañas y las cañas cañones, el caso es que si pido una caña quiero una caña.

Señores hosteleros tienen varias responsabilidades, una de ellas el desequilibrio mental que produce pedir una caña, dan ganas de decir: “Ponme una cerveza, la que te salga de…el cañero”. El peligro que conlleva ir de cañas porque claro ya que la has pagado te la bebes haciendo del hecho de irse de cañas una ingesta de cerveza muy por encima de las posibilidades de tu vejiga y tu hígado.

Nos hemos acostumbrado, vivimos apotronados y no nos damos cuenta de que ni nos dan pan cuando pedimos pan, ni tomates sino unas cosas rojas que parecen tomates pero no saben a nada y ni tan siquiera nos dan una caña cuando pedimos una caña. Yo me planto por el hecho de que te doy permiso para ponerme toda la cerveza que quieras cuándo te pida una caña pero cóbramela a precio de caña sino esto sería como ir a la pescadería comprar una mediana pequeña me pongas una gigante y que me la cobres a precio de merluza. Otro timo más en los tiempos que corren.

 

 

 

Ver Post >

Otros Blogs de Autor