Entzun San Fermin, zu zaitugu patroi


Cinco de julio. A 48 horas  de que estalle la fiesta. La Fiesta del Toro a la manera que se entiende en Pamplona.  Ocho  días iniciáticos para muchos. En todos los sentidos. Pero a nosotros nos gustan los toros y de toros hemos de hablar ahora que unos mozos han traducido al euskera el cántico que todos los días pocos minutos antes de las ocho de la mañana se entona ante la hornacina del santo moreno: A San Fermín pedimos por ser nuestro patrón nos guíe en el encierro dándonos su bendición

Entzun arren San Fermin, zu zaitugu patroi, zuzendu gure oinak entzierro hontan otoi… Viva San Fermín! Gora!

Será la primera vez que por tres veces  el cántico se escuche en euskera antes de que los mozos  oigan las pezuñas de los toros de Alcurrucén. Antes de que huelan su pelaje húmedo de rocío. Antes de que los mejores corredores llegados de mil lugares se disputen, atletas olímpicos, un hueco ante la  cabeza del animal símbolo eterno y absoluto de esta ciudad, desde Santo Domingo a la Plaza pasando por Mercaderes y Estafeta. Antes de que, pillín, más que pillín,  en las pantallas de San Fermín.tv aparezca un muñecote animado que va a causar sensación Bullshit se llama  y quien haya visto películas de acción en V.O sabrá muy bien que es palabrota casi tan recia y rotunda como fuck fuck fuck. Bullshit significa, simplemente,  mierda. Mierda de toro. Bullshit, creado por un ilustrador quie se las trae, Antxoa. Bullshit, la bestia, es un torito de plástico que se las pasará entre canutas y cañón en las fiestas sanfermineras.

Bullshit ronda hoy los Corrales del Gas donde ya se acurrucan, soberanas, triunfantes, algunas de las más hermosas fieras que serán corridas y lidiadas desde el 7 de julio al 14. Sabemos los nombres de los Jandilla ya  desembarcados por su propietario, un Domecq nacido, curioso, en Pamplona: Agualimpio, Sabueso, Amante, Becadito, Empecinado… Hermosos nombres para que los toree, aparte de El Fandi y Tejela, ese Rubén Pinar que no tiene más de 18 años y confirmó su  alternativa en Las Ventas el día en que Morante estalló por verónicas y chicuelinas. La tarde siguiente fue él quien abrió la Grande de la plaza madrileña. Es valiente, pundonoroso y le sobra ilusión. Justo la clase de torero que Pamplona puede llegar a idolatrar. Como idolatrará, si la suerte se le arrima,  a Jesús Millán que un día de octubre le cortó una oreja a un Miura en Zaragoza. Repite con  las fieras hermosísimas de don Eduardo en compañia del héroe de Estafeta, Padilla, El ciclón de Jerez, y de Rafaelillo

Dicen los puretas de baja estofa que no es la de Pamplona plaza para ir a ver  toros porque todo el mundo anda con el ajoarriero pa arriba y abajo y con Paquito el chocolatero. Mienten como bellacos. La mocina de Iruñea es gran entendida en toros y toreros. Cuando algo de auténtico, de real, de impresionante, de fantástico sucede en el ruedo, lo captan al vuelo, dejan de echarles harina los guiris de turno, se beben el cava que iban a derramar sobre los amigos y se hace un silencio que ríanse del de La Maestranza. Sabe Pamplona de toros más que las vacas. Y de toreros más que el Cossío. Ójala triunfen los bichos de la ganadera bilbaina María Dolores Agirre y  vele San Fermín para  que Francisco Marco, de la tierra, domine de poder a poder a los Cebada Gago. Quiera la santa Verónica que a Pamplona se le paren los pulsos con la muñeca desmayada de Morante y vayánse hoy mismo los exquisitos a Barcelona a ver a Tomás. Entzun arren San Fermin, zu zaitugu patroi

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.