Blogs

Ainhoa Cilveti

El trampolín de tu vida

Wu wei o la “no acción”. Parte I

Hace una semana escribía sobre la carta a los reyes y lo que esta representaba si la utilizábamos como medio para escribir nuestros deseos, y como medio de reflexión para saber qué desear y cómo conseguirlo. Cuando hablo de deseos me refiero a nuestros sueños u objetivos por los que estamos dispuestos a hacer algo, a ponernos en acción y si fuera necesario, incluso esforzarnos. Es algo que queremos y por lo que vamos a trabajar, porque partimos de la idea de que podemos hacer algo por aquello que queremos. Sin embargo, existe la creencia de que hay que tener cuidado con lo que se desea, ya que los sueños se cumplen y a veces se vuelven en nuestra contra.

Ten cuidado con lo que deseas, se puede convertir en realidad.” Oscar Wilde

This was the logo I used for my music releases, under wu-wei Records.
¿Por qué escribo hoy sobre esto? Me he encontrado con un artículo que nos habla sobre el “Wu wei”, la teoría que “consiste en no realizar acción alguna y que el orden natural prevalezca. Así las acciones resultarán, cuando lleguen, fluidas, enérgicas y lograrán los resultados deseados”. Es decir, no debemos esforzarnos por lo que queremos, sino dejar que los acontecimientos ocurran, y de esta forma natural, conseguiremos lo que nos proponemos, sin influir en el suceso. De esta manera, cuando lo recibamos será de un modo armonioso, sin que tengamos que haber trabajado en ello, y, por lo tanto, de forma agradable y sencilla. Esta teoría parte de la base de que nos hacemos propósitos porque no estamos en equilibrio con nuestras vidas y por este motivo necesitamos buscar la armonía consiguiendo nuevos objetivos, pero si fuéramos capaces de encontrar este equilibrio manteniendo una vida y unos hábitos saludables y armoniosos, no tendríamos la necesidad de esforzarnos en nuevos retos, simplemente disfrutaríamos de lo que la vida nos depara encontrándonos bien con nosotros mismos. plantillas-creciendo-1024x681

Quizá un reto puede ser dejarnos llevar por esta teoría de no acción, que no es lo mismo que no hacer nada, sino que se trata de no esforzarse por hacerlo, que sea de forma armoniosa y natural, sin forzarla y sin desvirtuar sus principios. Para algunos de nosotros es una prueba de autoconocimiento saber dejar que los acontecimientos sucedan, aceptarlos y valorarlos, sin tener la necesidad de actuar.

Temas

Coaching para todos

Sobre el autor

enero 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031