Blogs

Ainhoa Cilveti

El trampolín de tu vida

Parcialidad implícita

Muchas veces hemos comentado la importancia de nuestros valores a la hora de conducirnos en la vida y de tomar decisiones, no sólo porque estos nos ayudan a comportarnos, sino también a valorar nuestro comportamiento. Es decir, si realizamos cualquier acción o conducta que fuera en contra de estos valores, nos vamos a sentir mal por ello, ya que estamos actuando en contra de nuestros principios. Pero los valores, no sólo guían nuestro comportamiento y nuestra respuesta emocional al mismo, sino también la forma de procesar nuestro pensamiento, y a este hecho se le llama “parcialidad implícita”.imparcialidad

Se trata de la forma que tenemos de procesar nuestro pensamiento teniendo en cuenta los valores con los que hemos sido educados y en los que hemos crecido. Por este motivo, ante el estudio que hizo la BBC y que en los últimos días se ha hecho viral, a pesar de pensar que no somos machistas, las respuestas han sido en gran parte, demostrando poca igualdad de pensamiento, incluso para algunas de las participantes en la prueba.

“Un padre y un hijo viajan en coche. Tienen un accidente grave. El padre muere y al hijo se lo llevan al hospital porque necesita una compleja operación de emergencia. Llaman a una eminencia médica pero cuando llega y ve al paciente dice: “No puedo operarlo porque es mi hijo”.

¿Qué ha llevado a que muchos de los encuestados hayan caído en la trampa de no darse cuenta desde el primer momento, que la eminencia médica es la madre? Pues precisamente los valores en los que hemos sido educados, y que sin pensar que son negativos, nos llevan directamente a un tipo de pensamiento concreto.imparcialidad2

Sin querer justificar algunos pensamientos nocivos para la convivencia, al menos, tener este aspecto en cuenta nos puede ayudar a entender porque estos se dan y cómo podemos acercarnos a esas personas. Si te han educado en unas convicciones claras y fuertes, tu pensamiento va a ser dirigido en ese aspecto, y romper con esos valores va a depender de la propia persona y del trabajo que esta crea que deba hacer en este sentido. Es decir, si nos han educado en un ambiente machista, probablemente nuestros pensamientos van a tender en esa dirección, y únicamente podremos romper con estos valores si tomamos conciencia de ellos y decidimos hacerlo de forma voluntaria.

Temas

Coaching para todos

Sobre el autor

marzo 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031