Diario Vasco
img
Autor: Ainhoa Coach
Dar las Gracias
img
Ainhoa Cilveti | 16-10-2013 | 9:29| 0

 

Muchas veces nos quejamos de lo que tenemos, o de lo que no creemos tener, sin pararnos a pensar en TODO lo que poseemos. Queremos ser felices y pensamos que algún día lo seremos cuando logremos tal y cual cosa, pero no somos capaces de pararnos a pensar por todo lo que AHORA podemos ser felices.

¿Qué es lo que nos hace felices? ¿Lo que nos depara el futuro? ¿Lo que creemos que nos va a pasar? ¿Lo que podría haber sido y que no ha sido? O peor aún, ¿Lo que creemos que nunca conseguiremos?

La felicidad nos la vamos a dar a nosotros mismos, y está en nuestra manos ser o no ser felices, pero tanta responsabilidad muchas veces nos abruma y nos da miedo.

 

Saber que uno mismo es dueño de su propia felicidad hace que nos sintamos tan responsables que no queramos aceptar esa responsabilidad. ¿Para que aceptarla si podemos delegarla en otros? Sin embargo, cuando nos damos cuenta que nuestra felicidad depende simplemente de nosotros y de cómo afrontamos nuestra realidad, nos involucramos en ella, la mimamos y logramos que se cumpla. Ahora soy feliz porque yo me lo he propuesto y es así como lo quiero. Para empezar a ser felices, es un buen ejercicio aprender a dar las gracias por lo que tenemos. Los creyentes se lo darán a Dios, los no creyentes a las circunstancias o a ellos mismos, depende del grado de compromiso que cada uno tenga consigo mismo, pero saber y ser consciente de lo que tenemos y de lo que podemos agradecer, es una buena manera de empezar a valorar nuestras vidas y de ser felices. Como he comentado, cada uno pone su listón para ser feliz, como coach, no voy a juzgar donde está el listón de cada uno, pero es importante que reconozcamos lo que tenemos y lo valioso que es. Cuando somos conscientes de quienes somos y de lo que tenemos, nos damos cuenta de TODO lo que tenemos por dar las gracias y ser felices.

Una vez hayamos logrado este primer paso, seremos conscientes del punto en el que nos encontramos en nuestro camino. Quizá, una vez reconocido, no necesitemos mucho más, o quizá sea el momento para empezar a esforzarnos por lo que queremos lograr. De cualquier manera, aprendemos a saber lo que valemos y de lo que podemos ser capaces. Además valoraremos nuestra responsabilidad en nuestro camino y lo que depende de nosotros mismos para obtener aquello que tanto anhelamos. Y sobre todo, si de verdad es importante aquello por lo que hemos creído luchar. A veces, este es el momento en identificar falsos deseos, bien porque otros nos los han inculcado, o bien porque tras mucho tiempo de lucha nos damos cuenta de que no son tan importantes. Sea como sea, es una buena forma de situarnos en la realidad de nuestra vida y de nuestros sueños, ya que sí estos siguen perdurando podemos trabajar por hacerlos posibles.

 

Ver Post >
img
Ainhoa Cilveti | 09-10-2013 | 9:58| 0

Hola!

Hoy quiero presentaros el coaching familiar, algo muy importante y necesario hoy en día, en el que los padres parece que disponemos de menos tiempo para nuestros hijos, y que por otra parte queremos que sean lo mejor para lanzarlos a una sociedad tan competitiva y fría como la nuestra.

Por una parte, es verdad que ahora no disponemos, padres y madres, de todo el tiempo que quisiéramos para dedicarles a nuestros hijos, aunque también es verdad que no por estar más tiempo con ellos significa que seamos mejores padres o madres. Pero sí es verdad que muchas veces nuestros hijos se sienten indefensos ante la protección de sus padres, o al menos, sienten que no les dedicamos toda la atención que se merecen. Sobre este tema habría mucho que discutir, pero no creo que sea el momento, aunque sí decir que cada minuto que dedicamos a nuestros hijos, nos lo recompensan con grandes cantidades de amor, y que cuando nos comprometemos a llevar un proceso familiar con ellos, tan sólo por intentarlo, su respuesta es mucho mayor que el esfuerzo que hacemos.

Mi experiencia me dice que cuando una familia decide sentarse durante una hora, en estos casos no es conveniente estar más tiempo, para tratar objetivos familiares, los niños responden de inmediato de una forma muy positiva, simplemente por el hecho de que su padre, madre o ambos se interese de su situación. Esto no significa que no lo hagamos de forma inconsciente en todo momento, o consciente, los padres sabemos que siempre están en nuestra mente y que buscamos lo mejor para ellos, pero a veces no somos capaces de hacérselo llegar: el trabajo, los problemas familiares, económicos…hacen que a veces no seamos capaces de trasladárselo a ellos, aunque también es verdad que son más sensibles y perceptivos de lo que pensamos y por lo tanto se dan mucha más cuenta de lo que creemos. “Son bajitos pero no tontos”.

Como iba diciendo, cuando un miembro de la familia decide ponerse a trabajar en un objetivo con ellos, este simple hecho hace que ellos reaccionen de forma muy positiva y que se comprometan a hacer lo que sea necesario para lograrlo.

En cualquier proceso de coaching se pide a los componentes que busquen sus compromisos para lograr su objetivo, y puedo asegurar que los niños están siempre dispuestos a hacer lo que esté en sus manos para lograrlo. Muchas veces son el ejemplo de sus padres a la hora de hacerlo, y es importante que en un proceso de coaching familiar cada miembro cumpla la parte de sus compromisos para que el objetivo familiar se obtenga. Por supuesto, a cada uno hay que darle su autonomía, tiempo y confianza en hacerlo, pero cuando una familia decide lograr una meta, estar por seguro que lo logrará. Cada uno se apoya en el otro, y como una piña, todos lo conseguirán.

Tan sólo apostillar que como coach es muy satisfactorio ver trabajar a un equipo compenetrado, como es una familia, en la lucha por su objetivo, algo que como profesional tiene muchas satisfacciones. En este blog podréis comprobar en muchas ocasiones lo orgullosa que me siento de mis clientes, y lo mucho que aprendo de todos y cada uno de ellos, aunque sean individuos de seis años.

Ver Post >
Presentación Blog
img
Ainhoa Cilveti | 02-10-2013 | 7:00| 0

       Soy Ainhoa Cilveti y en el terreno laboral llevo unos años dedicándome exclusivamente al coaching. Hoy presento este nuevo blog, para acercar mi profesión a todos vosotros y para hacer que os interese tanto como me apasiona a mí.

       Como en los procesos de coaching, con este blog se persigue un objetivo, que con cada publicación iremos trabajando. El objetivo es difundir, dar a conocer y explicar todo aquello relacionado con el mundo del coaching. Es un mundo muy interesante, donde podemos aprender mucho tanto para nuestra vida laboral como personal. Intentaré a través de este medio daros herramientas útiles para cada área de vuestras vidas, independientemente de lo que estéis buscando en ellas. Puede servir a aquellas personas que estén tratando de mejorar en el ámbito de la familia, hijos, pareja, trabajo o a nivel personal, ya que como muchas veces decimos: “No se puede dar lo que no sabemos que tenemos”, por lo que si queremos obtener algún cambio en nuestras vidas debemos empezar por nosotros mismos.

Me gustaría que este blog fuera algo dinámico, que no os lleve mucho tiempo consultarlo, y que no por ser menos extenso que otros, sea menos útil. Creo firmemente en el dicho: “algo breve dos veces bueno”. Desde luego, pondré todo mi esfuerzo en que sea bueno para vosotros, y confío en poderlo hacer con vuestra ayuda, por lo que estaré muy agradecida en que comentéis todo lo que este blog pueda inspiraros, tanto vuestros comentarios como las críticas constructivas que me ayudarán a mejorar y a acercarme más a vuestras dudas y necesidades sobre este tema.

Para terminar, lo prometido es deuda, y no quiero extenderme más en la presentación, deciros que trataremos todo tipo de temas relacionados con el coaching, la PNL (Programación Neurolinguística) y demás técnicas afines. Para comenzar hoy, os apunto la definición  del coaching Personal, y para terminar os vuelvo a invitar a que mandéis cualquier pregunta sobre este tema.

El  coaching es una técnica mediante la cual la persona, el cliente, consigue potenciar al máximo sus recursos, consiguiendo sus objetivos. Durante el proceso, el coach utiliza la escucha activa y las preguntas potenciadoras para que el cliente consiga, a través de sus propios recursos obtener el objetivo marcado.

La persona puede tener claro cuál es su objetivo y no saber CÓMO  llevarlo a cabo, o por el contrario, puede saber que quiere un cambio y no saber QUÉ es. En ambos casos el proceso de coaching va ayudar al cliente a utilizar sus recursos para que pueda llegar a realizar sus metas. Estas pueden ser tan diferentes como clientes o personas hay, aunque podemos agruparlas en deportivas, laborales, nuevos proyectos, cambios vitales, refuerzo a niños y adolescentes, jubilaciones…

 

 

Ver Post >

Categorías

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor