Diario Vasco

img
Baqueira y la cultura del tapeo
img
Diariovasco.com | 16-01-2013 | 20:27

Por: PEDRO SOROETA

Al terminar la dura jornada de esquí en Baqueira nos encontramos con una amplia oferta de bares en los que reponer fuerzas. El tapeo es una auténtica cultura en todo el Valle de Arán antes de la reconfortante cena. Tanto en la propia estación como en los pueblos más importantes (Vielha y Arties) el ambiente desde media tarde es increíble. Son muchos los pueblos del valle en los que nos encontraremos bares modernos y no tan modernos, pero vamos a centrarnos en los dos citados.

En Artíes es indispensable darse una vuelta por el Urtau, donde nos encontraremos una enorme barra llena de pinchos y en donde, además, podemos degustar un buen vino para entrar en calor.

La Sidredría Iñaki puede ser otra opción. En su restaurante no faltan, por supuesto, la tortilla de bacalao y el chuletón. También nos encontraremos en la Calle Mayor el Bar Tana y en la Carretera a Baqueira la Vinacoteca Juantxo. Si la opción es la cerveza, tenemos la Cervecería Gambrinus.

Pero sin duda donde más oferta y ambiente encontraremos es en Vielha. Aquí son varias las zonas de tapeo, pero nos quedaremos con la que reúne más gente que cada día. Me refiero a la Calle Mayor y cercanías.

Podemos empezar en el Basteret, bastante frecuentado por franceses, y en donde es indispensable apostar por la gilda que tan bien preparan. Al lado suyo, una muestra de grandes y variados pinchos nos llaman desde Eth Paer, donde también sirven buen vino.

En la calle principal nos encontramos con otro templo al pincho, el Urtau y cerca suyo, aunque algo escondido, esta Eth Corner, que como su propio nombre indica hace esquina. Buena cerveza y no peor vino y sitio a tener en cuenta a la hora de la cena, porque aunque se trate de un bar hay que probar los huevos fritos con patatas al foie. También hay que visitar El bar-restaurante Era Txapela situado en pleno casco histórico de la localidad, junto a la Iglesia de Sant Miquéu y el Ayuntamiento. Ubicado en los bajos del hotel Ribaeta, no podemos pasar por alto sus pinchos y no sería una sorpresa oir hablar en euskera.

Una pena que el Exprés lleve ya unos años cerrado porque, a pesar de su aspecto, tenía los mejores boquerones y chorizo de ciervo del valle. Ahora nos encontramos con su dueño de potes por Vielha, por ejemplo en el Don Vielhito, que ha cambiado de dueños no hace mucho. Y también en la calle principal hay que darse una vuelta por el Café Nuevo.

Todo esto antes de elegir sitio para cenar, pero de restaurantes, que los hay de todos los gustos y precios y colores, hablaremos otro día.

Enviado desde Baqueira Beret.

Otros Blogs de Autor