Blogs

Cecilia Casado

A partir de los 50

Reflexión del lunes “Dejar que la vida pase”

dejar-pasar-la-vida1

“Dejar que la vida pase con la fútil pretensión de que se arreglen los problemas que martillean la cabeza y encogen el corazón.

 Dejar que la vida pase como si no tuvieran nada que ver con nosotros la duda y el desaliento, la pereza y la cobardía.

 Dejar que la vida pase con su ritmo pesado y aburrido, cuando nada ocurre para provocar una sonrisa, cuando no se vigila el calendario porque tanto da vivir en un día o en otro.

 Dejar que la vida pase con el desprecio de los que piensan que nada vale la pena, con ese orgullo estúpido del que está solo y grita a los cuatro vientos que no necesita a nadie.

 Dejar que la vida pase amontonando años sin risa, sin alegría, sin ganas tan siquiera de recibir una caricia.

 Dejar que la vida pase acechando la vida de los otros, con la crítica y la condena a flor de piel, mirando al vecino por ver si él también deja que la vida le pase por encima.

 Porque la vida pasa y arrolla como un tren guiado por un maquinista que se sabe loco y no tiene compasión de quienes se empeñan en vivir fuera del tiempo dejando que la vida la vivan otros.

 Porque la vida pasa, está pasando en este momento en el que tú o aquel piensa que nada vale la pena y se queda escondido en el agujero penumbroso de la soledad agresiva, esa que denuesta al prójimo para no ver la imagen real de uno mismo.

 Porque la vida pasa y se agota sin remedio, no hay prórroga para recuperar la sonrisa, ni para volver a ser feliz si es que alguna vez se fue feliz.

Y es de necios e ignorantes creer que esto es la vida, ese lugar del que ha huido la alegría y ya no hay nunca más dos cuerpos que se abrazan.

De necios y de ignorantes es sentirse enfermo sin estarlo, maltratar el entendimiento y gritar por la noche, cuando ya no se espera un consuelo, ni la mente razona, ni el grito sirve de aviso, porque no hay nadie, todos se han ido o se han visto expulsados de esa vida que pasa todavía con el ritmo lento pero certero de llegar al final.

 Donde ya todo ha pasado y nada es posible.”

 Vaya texto, parece mentira que yo escriba así; pero son tan sólo palabras, no es mi sentimiento, por fortuna.

Felices los felices.

LaAlquimista

Por si alguien desea contactar:

apartirdeloscincuenta@gmail.com

Filosofía de Vida y Reflexiones. Lo que muchos pensamos dicho en voz alta

Sobre el autor

Hay vida después de los 50, doy fe. Incluso hay VIDA con mayúsculas. Aún queda tiempo para desaprender viejas lecciones y aprender otras nuevas; cambiar de piel o reinventarse, dejarse consumir y RENACER. Que cada cual elija su opción. Hablar de los problemas cotidianos sin tabú alguno es la enseña de este blog; con la colaboración de todos seguiremos creciendo.


mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031