Blogs

Cecilia Casado

A partir de los 50

Vuelta a reinventarse

reinventarse2

 

 

Tempranito, en una mañana de domingo, me encuentro con Lina –le cambio el nombre porque es lo justo-, tomando café en el bar de la esquina. Hace meses que no nos vemos y nos surge la sonrisa. Fuimos más íntimas en otro tiempo, pero la vida da vueltas mareantes a veces y ella se fue –se tuvo que marchar- con la música a otra parte porque se le cerraron demasiadas puertas.

Su perro y el mío se reconocen y se saludan con el respeto que usan los cánidos para estos menesteres. Nosotras, sin olernos pero sonriéndonos, compartimos un café mientras nos ponemos al día. Ella habla más que yo porque tiene más cosas que contar; esas vicisitudes que la vida le plantea a sus largos cincuenta años y que le han obligado a “reinventarse una vez más”.

Cuando escucho ese término, “reinventarse”, me quedo pensativa y poco conforme, no quisiera que me ocurriera a mí, eso de tener que poner la propia vida patas arriba y hacer frente a situaciones inimaginadas, con vueltas de tuerca obligadas y algunos saltos mortales (con o sin red) de por medio.

Lina ha vuelto a “reinventarse” –ella lo expresa con esas palabras- con un deje de cansancio en la voz, aunque haya en su mirada una pizca más de luz que la última vez que nos encontramos, hace varios meses.

Hacer las maletas y meter en ellas lo imprescindible para la nostalgia y el futuro, esos objetos que nos apuntalan emocionalmente y que a la vez dejan hueco para nuevas experiencias. Poner tierra de por medio sin huir sino como pionera de la propia vida; andar el nuevo camino que se muestra expedito donde antes no había más que sendero pedregoso. Reinventarse, traducido al lenguaje emocional como “empezar de cero”…otra vez.

Lina tiene su profesión –que es vocación- y es el tanque que le da oxígeno para cuando sintió que se ahogaba. Las boqueadas duraron lo que tenían que durar –el tiempo de un duelo, de recomponer ciertos descalabros, de suturar heridas- y, en vez de quedarse en el hueco/agujero de los que ya no quieren tener más ilusión en la vida, Lina se “reinventó” una vez más.

-“¿Pero tú sabes cuántas veces he tenido que reinventarme?”, me preguntó removiendo su café americano.

Y pienso en su cansancio vital, me imagino a mí misma haciendo lo que hace ella, con qué fuerza, con qué sentido de la coherencia necesaria para salir adelante; recibiendo y aprovechando los apoyos cuando los necesitó, una mujer con coraje a la que la vida no se lo ha puesto demasiado fácil, pero que ahí está, con su cafecito del domingo saludando a una vieja amiga.

Le dejé hablar de lo suyo –porque lo mío resultaban anécdotas rozando la banalidad frente a su lucha por la supervivencia. Le escuché con atención para que entendiera que le apoyaba en su decisión –una vez más- de “reinventarse”. Lejos de mi ánimo aconsejarle o sugerir cambio alguno: todo estaba bien en su vida en el momento más adecuado.

Porque siempre es adecuada la actitud de tomar las riendas de la propia vida, de no “dejarse” en ningún caso y de ninguna de las maneras. Cuando alguien da un zapatazo para impulsarse desde el fondo de esa “piscina/zona de confort” en la que llega poco aire y en la que abunda la penumbra, hay que aplaudir.

Esa es la gente que mueve lo que está atorado, las personas que sacan del barro las ruedas vitales propias y ajenas, los que empujan cuando el carro de la vida se atasca.

Los que se “reinventan” las veces que haga falta. Como Lina. Mis palabras y mi pensamiento y mucha energía positiva para ti.

Felices los felices.

LaAlquimista

Por si alguien desea contactar:

apartirdeloscincuenta@gmail.com

Filosofía de Vida y Reflexiones. Lo que muchos pensamos dicho en voz alta

Sobre el autor

Hay vida después de los 50, doy fe. Incluso hay VIDA con mayúsculas. Aún queda tiempo para desaprender viejas lecciones y aprender otras nuevas; cambiar de piel o reinventarse, dejarse consumir y RENACER. Que cada cual elija su opción. Hablar de los problemas cotidianos sin tabú alguno es la enseña de este blog; con la colaboración de todos seguiremos creciendo.


julio 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031