Blogs

Cecilia Casado

A partir de los 50

Ganar “sólo” 6.000€ al mes

Euro

” O los sinsabores de los seismileuristas”

 No se piense que el título de este post es una boutade de las que se me escapan de vez en cuando, no. Responde a una realidad de ahora mismo y que, obnubilados con los problemas de los “mileuristas” –que ya parece que sean unos privilegiados- e incluso con los que están en el paro sin cobrar subsidio, no estamos sabiendo ver.

Leí hace poco en un diario extranjero un artículo acerca de que “las revoluciones siempre las han hecho los burgueses”, no los obreros. En realidad, el artículo se titulaba “El día en que se rebele la clase media” y se basa en las ideas del filósofo polaco Marcin Krol –con quien estoy completamente de acuerdo.

Pues yo me he puesto a mirar alrededor y he visto lo que voy a contar: los sinsabores de los “seismileuristas”, llamados así porque ése es grosso modo el monto mensual familiar que ingresan entre marido y mujer o en una unidad familiar de dos miembros que hacen la Declaración del I.R.P.F. conjunta porque les sale más a cuenta. Lo de adjudicarles 6.000€ al mes entre los dos es una media aritmética simple; muchos ingresan mucho más y algunos un poco menos.

Estos dignísimos ciudadanos –sin ironía alguna y que no se me adjudique- son profesionales trabajadores que se ganan lo que obtienen a través del desempeño honrado de su profesión. Han sabido elegir bien su camino e incluso puede que les haya favorecido la buena suerte. Puede que tengan un negocio, una pyme pequeñita o que sean médicos, fontaneros o funcionarios de carrera. Son dos trabajadores iguales a los trabajadores que han sido sorprendidos por un E.R.E. y lo están pasando mal. No hay que envidiarles porque nosotros mismos podríamos haber sido como ellos en otras circunstancias no siempre determinantes.

Bueno, pues estas personas de “clase media” también lo están pasando mal a su manera. Son los que se están hartando de verdad de que cada año les suban un par de puntos más el I.R.P.F., son los que tienen un par de pisos vacíos porque no les interesa alquilar ya que los guardan para los hijos o para venderlos cuando se recupere “el ladrillo”; son los que pagan 2.000€ al mes de hipoteca del chalet en las Landas –o donde sea- y tienen (quizás) algún hijo estudiando en una universidad extranjera. O, simplemente, son las personas que ahorran todos los meses un buen dinero para tener los riñones cubiertos por si llega “Paco con la rebaja” (o el Gobierno con otra de las suyas).

Sé de lo que hablo, no invento historias ni hago hipótesis a partir de alguna encuesta de esas que andan por ahí. Hablo de lo que antes se llamaba “clase media” y ahora es ya “clase privilegiada” porque pueden permitirse el lujo de seguir yendo de vacaciones tres o cuatro veces al año a destinos exóticos –todo lo que vaya más allá de Pancorbo se está convirtiendo en tal-, siguen manteniendo su “estatus” a base de ropa cara, de asistir a “cenas gastronómicas” y no les duelen prendas en seguir manteniendo su tren de vida a pesar de que muchos les miren de soslayo no ya con envidia sino con muda recriminación. Antes, alardeaban; ahora, están callados por si las moscas.

Pero también lo pasan mal –y sigo sin ironizar-, porque es la clase media la única que tiene la posibilidad de pergeñar una revolución, de quitarse de encima a tanto político corrupto, a tanto ladrón institucionalizado y, sobre todo, son los únicos que pueden mover ficha para que esta locura acabe. Cuando vean que están en peligro -todavía más en peligro- sus bienes muebles e inmuebles… entonces, quizás –y sólo digo quizás- reaccionen y den un golpe de timón para salvarse ellos mismos de chocar contra el iceberg. No lo harán por los que se hacinan en las bodegas del barco…sino para poder seguir bailando al son de la orquesta en los salones de lujo.

Me dan escalofríos de pensar que no van a tardar demasiado; ¿o acaso habrán empezado ya?

Felices los felices.

LaAlquimista

Por si alguien desea contactar:

apartirdeloscincuenta@gmail.com

 

 

Filosofía de Vida y Reflexiones. Lo que muchos pensamos dicho en voz alta

Sobre el autor

Hay vida después de los 50, doy fe. Incluso hay VIDA con mayúsculas. Aún queda tiempo para desaprender viejas lecciones y aprender otras nuevas; cambiar de piel o reinventarse, dejarse consumir y RENACER. Que cada cual elija su opción. Hablar de los problemas cotidianos sin tabú alguno es la enseña de este blog; con la colaboración de todos seguiremos creciendo.


octubre 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Contenido Patrocinado