Blogs

Cecilia Casado

A partir de los 50

¿Prefieres tener razón o ser feliz?

a-tener-razon

Mucho me temo que el común de los mortales no necesita pensárselo demasiado para contestar a esta pregunta obviando que es un dilema vital. Es decir: pensamos que la respuesta sería “ser feliz, por supuesto”, pero por lo que tengo visto a mi provecta edad la gente se dejaría cortar un dedo –del pie que se usa menos- antes que agachar la cerviz de sus razones frente a los argumentos del contrario.

Y no, no hablo de política aunque sería un ejemplo paradigmático.

Ocurre en el día a día, en la máquina del café del cuarto del fondo de la oficina, en las conversaciones animadas de la barra del bar a la hora de las cañas, en las largas sobremesas de celebración entre amigos o familiares y no digamos ya en la intimidad de la pareja. Cada quien esgrime sus argumentos como picas medievales o los arroja sobre el oponente con la intención con la que se arrojan las granadas de mano: para matar.

a-tener-razon-1Aquí todo hijo de vecino quiere tener razón y si no es feliz es precisamente… porque no se la dan. Que ya es triste que una cosa que debería tenerse “per se”, te la tengan que “dar”, en plan dádiva, limosna o concesión.

Yo tengo un amigo con el que discuto continuamente (sólo uno, el único “discutidor” que conservo después de muchos años. Somos dos personas que, en cuanto nos encontramos nos desencontramos. Da igual que el tema sea la elección del vino para acompañar el condumio como si son las estelas que dejan los aviones en el azul del cielo lo que provoca la controversia de si son galgos o podencos; el caso es no perder ripio y estar al quite para poder saltar y hacer algo de ejercicio mental.

Reconozco –y él lo sabe- que yo le llevo la contraria aposta. Siempre. Por fastidiar y reírnos juntos. Porque pica y yo me parto la caja. A veces se enfada, y otras veces me enfado yo porque siempre acabamos rebozados en una discusión bizantina que, como no puede ser de otra manera, nos lleva al umbral del mal humor.

a-tener-razon-2Querer llevar la razón “siempre”, es complicado a la vez de peligroso. Saber “más que el otro” habitualmente sirve para crearse enemigos. Ya no te digo nada si te pones “en plan cuñado” a dar lecciones magistrales sobre…lo que sea.

Y así se pasan los días, los meses, los años y la vida.

Buscando la felicidad y quejándonos amargamente de que nos es hurtada, que se escapa por la esquina de allá cada vez que asomamos la nariz por el rincón de aquí. Pataletas.

a-tener-razon-3Cuando no discuto lo que me sale al paso de la vida y lo esquivo –si no me agrada- o lo ignoro –si me parece ridículo- o, lo que es mejor, si lo acepto con sonrisa y luego hago lo que me da la gana, es decir, si evito el conflicto, el desencuentro y las palabras aceradas, me siento bien y tranquila, como cuando vas por la calle y VES una caca de perro y te da tiempo a no pisarla.

Instantes efímeros, pero que tienen su enjundia porque enmierdarse en discusiones con las personas con las que preferiríamos llevarnos bien es como el ejemplo del párrafo anterior: por mucho que restriegues la suela siempre queda un rastro, un tufo, un mal recuerdo.

a-partir-de-los-50-2Así que quien quiera entender que entienda. Yo voto por la felicidad de andar por casa y las razones que se las queden los que están todo el día alterados y empeñados en defender su real sitio.

Felices los felices.

LaAlquimista

https://www.facebook.com/laalquimistaapartirdelos50/

Por si alguien desea contactar:

apartirdeloscincuenta@gmail.com

Filosofía de Vida y Reflexiones. Lo que muchos pensamos dicho en voz alta

Sobre el autor

Hay vida después de los 50, doy fe. Incluso hay VIDA con mayúsculas. Aún queda tiempo para desaprender viejas lecciones y aprender otras nuevas; cambiar de piel o reinventarse, dejarse consumir y RENACER. Que cada cual elija su opción. Hablar de los problemas cotidianos sin tabú alguno es la enseña de este blog; con la colaboración de todos seguiremos creciendo.


julio 2019
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031