Blogs

Cecilia Casado

A partir de los 50

Egocentrismo

En estos tiempos tan dolorosos, desconcertantes y con el pánico aleteando como un pájaro perdido contra los cristales de la ventana, ha venido para quedarse el espectro del temible egocentrismo. Temible porque hace daño a quien lo padece y a todo aquel al que le pille en su radio de acción. Es el epicentro de las pequeñas miserias que van a convertirse en desafortunadas actuaciones.

Pero definamos: Egocentrismo: Valoración excesiva de la propia personalidad que lleva a una persona a creerse el centro de todas las preocupaciones y atenciones..

Ahora mismo sería símil o metáfora del familiar “mirarse el propio ombligo” o creerse víctima por excelencia de la pandemia que nos ocupa. Que no digo que no haya razones y derechos para el lamento sobre todo por parte de quienes han sucumbido al contagio de la enfermedad vírica y han sufrido en primera persona sus dolorosas consecuencias.

Pero el resto, no. El resto, los que no hemos tenido síntomas como para ser hospitalizados, ni un contagio flagrante, ni más mal físico que un pánico atroz a la vulnerabilidad y un miedo –a veces paranoico- a vernos a nosotros mismos como posibles víctimas de tan terrible verdugo, nosotros, los que estamos sanos, no tenemos derecho a la queja con alharacas ni mucho menos a portarnos como egocentristas. (Volver a leer la definición de más arriba).

Es algo así como cuando alguien nos pregunta qué tal estamos y nos volcamos en el relato de mil incomodidades, molestias, penas y pesares colaterales al ojo del huracán y necesitamos que se alarmen y preocupen con nosotros por lo que “nos podría pasar si nos contagiáramos”, buscando sin querer –o queriendo- una empatía exagerada basada en una hipótesis negativa.

Sé que ahí he andado yo también reclamando atención, porque claro, yo, en mi situación…bla bla bla. Dar pena y darme pena a mí misma como clavo al que agarrarme para no sentirme sola y a la deriva en el mar del miedo y el desconcierto.

Se compensa esto –muy sospechosamente- con la actitud de esas personas que comentan y comparten con alegría y despreocupación sus tranquilas tardes en el jardín con un libro en el regazo o los paseos por el campo que rodea a su chalet. O los juegos que realizan en familia, las fotos de comilonas y lo cachas que se están poniendo con la elíptica y los lomos de merluza a la plancha. Da vergüenza ajena verlos en Instagram fardando de confinamiento VIP. También es egocentrismo, qué duda cabe, pero en el otro extremo del alambre.

Esta no es una competición para saber quién lo lleva peor ni quien se siente privilegiado por su óptima situación en todos los sentidos. No es una carrera para ver quién llega incólume, sano, salvo y más rozagante al momento en que se invente la vacuna y podamos respirar –más o menos- tranquilos.

Se dice por ahí que en estos tiempos convulsos es cuando más se practica la generosidad y la solidaridad y no digo yo que no sea así entre las personas generosas y solidarias, pero en general, a ras de suelo, en lo que veo en el día a día, mucho me temo que andamos más vistiéndonos de egocentrismo que de humanidad hacia el otro.

Algunas vestiduras se rasgarán al leer esto y otros pensarán que no sé lo que me digo y que egocentrista lo seré yo y la madre que me parió. Puede ser. Todo puede ser. De momento he dejado de dar la paliza a mis amigos llamándoles y contándoles mis penas porque me he dado cuenta de que estaba ya un poco harta de escuchar las suyas. Seguro que hemos salido ganando todos.

Felices los felices.

LaAlquimista

Te invito a visitar mi página en Fb.

https://www.facebook.com/apartirdelos50/

Por si alguien desea contactar:

apartirdeloscincuenta@gmail.com

** Fotografía de Jean Dieuzaide “Salvador Dalí” 1953

Filosofía de Vida y Reflexiones. Lo que muchos pensamos dicho en voz alta

Sobre el autor

Hay vida después de los 50, doy fe. Incluso hay VIDA con mayúsculas. Aún queda tiempo para desaprender viejas lecciones y aprender otras nuevas; cambiar de piel o reinventarse, dejarse consumir y RENACER. Que cada cual elija su opción. Hablar de los problemas cotidianos sin tabú alguno es la enseña de este blog; con la colaboración de todos seguiremos creciendo.


mayo 2020
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031