Blogs

Alfredo Del Castillo

Desde mi banquillo

Ya no salen porteros

El puesto o posición de portero es la mas especializada de todas dentro del terreno de juego. A diferencia del resto de jugadores de campo, los porteros pueden tocar el balón con cualquier parte de su cuerpo excepto cuando no están dentro de su área de penalti donde no se les permite usar los brazos y las manos salvo que lo reciban de un compañero de equipo con el muslo, el hombro , la cabeza, el pecho y con el pie de forma no intencionada. Si un jugador de un equipo levanta el balón y lo da con la cabeza a su portero se castiga con indirecto.

Amigos lectores, si a todo lo mencionado le añadimos tener tres porteros o cuatro en plantilla se complica mucho más la situación desde el punto de mira y diana del aficionado de a pie en corrillos futboleros o tertulias de taberna. Estas decisiones se toman desde las direcciones deportivas o secretarias técnicas con el beneplácito del entrenador que en ese momento este en ese equipo. Son jugadores de un puesto especifico donde sólo juega uno. De sobra sabemos que siempre juega el mejor y por norma los otros sólo pisan el verde en los entrenamientos o en los calentamientos con el preparador de porteros los dias de partido de competición o amistosos. Desde hace poco tiempo se ha puesto como moda que un portero juegue la Liga y el otro la Copa o la Champions, pero esto ocurre en equipos grandes con grandes guardametas internacionales. Es un lujo y un gasto económico. Es el caso de Bravo y Ter Stegen o Keylor y Casillas, por ejemplo. Pero también es cierto que los tres saben en todo momento el rol que desempeñan y en conocer el orden de prioridades del entrenador de turno. Siempre recordaré unas declaraciones de Don Luis Arconada: “El que juegue tiene que ser mejor que yo y si no es así, yo jugaré siempre”.

El rol del segundo o tercer portero es muy complicado ya que sabe que debe de aguantar sin jugar las jornadas de competición para esperar un contratiempo del titular para poder demostrar su valía o si el que lo firmó acertó con su fichaje. El de portero es el puesto que miran con lupa los aficionados y, siempre o casi siempre, la culpa del gol encajado es suya. Muchas veces tienen que oír las clásicas frases: “Se la comió con patatas el portero o fallo garrafal del portero”. Sin más, fútbol.

¿Merece la pena tener tres porteros en plantilla? Es decir, dos sin competir durante todo el curso o participando sólo en la Copa. ¿Y si caemos a la primera? En nuestra Real Sociedad se realizó esta apuesta no con tres, sino con cuatro guardametas:  Bravo, Riesgo, Zubikarai y Toño Ramírez. Riesgo y Toño,  cansados de su situación, buscaron minutos en otros equipos en forma de cesión al Recreativo de Huelva y el otro al Tenerife B. Ramírez luego jugó en el Guadalajara, Leonesa y, finalmente, AEK Larnaka. Ahora, con 30 añitos,  vuelve al mismo punto de partida como complemento de Rulli, si firma según palabras del Director Deportivo.

Es una verdad como un templo de grande que la Real Sociedad siempre fue una fuente inagotable de grandes porteros. Recuerdo de los años setenta a este tiempo a Zubiarrain, Esnaola, Artola, Urruti (dep), Arconada, Otxotorena, Lopetegi, Cervantes, Elduayen, González, Biurrun, Alberto, Yubero (dep), Patxi, Arteaga, Iglesias, Iker Álvarez, LLorca, Vallejo, Ximun, Saizar, Zubikarai, Irazusta, Toño Ramirez y Mandaluniz -firmado del Athletic- , a otros guardametas por si pasaba algo como lo fueron Bergara, Olabe, Aizpurua –cedido- más los firmados de otros clubes cuando no se confiaba en lo que había en aquel momento en casa: Asper, Westerveld, Bravo y  Rulli. Desde Asier Riesgo no sale un portero con garantías para el primer equipo. Se secó la fuente y no se el porqué.

Después de Alberto López, portero muy regular en su trayectoria, sale un potencial de la casa y made in Zubieta: Asier Riesgo, que juega la temporada 3160 minutos en la temporada 04-05 con Amorrortu en el banquillo de la Real Sociedad. En la 05-06 disputa 2906 minutos con Amorrortu, Arconada y Bakero. En  la 06-07 llega Bravo firmado por Bakero y el debatarra sólo jugó 810 minutos (nueve partidos). Esa temporadas se perdió la categoría con Lotina y Ribera al frente del equipo. En la 07-08 -primer año en segunda- juega 3780 minutos. En la temporada 08-09 con Lillo y Caneda se va en cedido a Huelva. Vuelve en la 09-10 y sólo juega 630 minutos en la temporada del ascenso con Martín Lasarte. Al año siguente abandona la Real Sociedad.

En la temporada 14-15, antes de llegar Rulli, el míster al que le dieron la oportunidad de su vida –Jagoba Arrasate– apostó a muerte por el portero de Deba, pero la presión ambiental en medios y redes sociales pudieron más que el sentido común y no se firmó. Se trajo al mencionado Rulli y su fondo de inversión del  Maldonado. Hay una segunda tentativa antes de venir Oier Olazabal y tampoco se apuesta por el potencial canterano. Una pena, ya que con Rulli y Riesgo teníamos la portería cubierta para varios años. Es mi opinión.

Ahora viene la pregunta del millón de euros. ¿Qué diferencia hay entre traer a Asier Riesgo después de su salida de la Real Sociedad en busca de minutos o traer ahora a Roberto Olabe de la forma que salió con Denon Erreala y con el club sin sevillanitas? Que me lo expliquen los dirigentes que tomaron tal decisión. Éste es el fútbol que muchos no entendemos, pero en general cosas que ocurren en este fútbol llamado profesional.

Temas

Sobre el autor

Entrenador de fútbol y tinerfeño. Ha pasado por multitud de banquillos guipuzcoanos, entrenando a equipos como el Lagun Onak, Beasain o Real Unión, entre otros, antes de recalar en la Real Sociedad en 2001. En el club txuri urdin estuvo nueve temporadas en varias fuciones, como la de ayudante de Periko Alonso o de Gonzalo Arconada.


junio 2016
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930