Con atrevimiento y rigor táctico se ganó | Desde mi banquillo

Blogs

Alfredo Del Castillo

Desde mi banquillo

Con atrevimiento y rigor táctico se ganó

Si comentamos que un encuentro entre el Athletic y la Real Sociedad es un partido diferente estamos todos de acuerdo. Si comentamos que en fútbol los estados anímicos son fundamentales también. Si comentamos que ante la adversidad hay que tener coraje, raza y entrega también. Si comentamos que una Real con diez bajas y al ver la alineación del míster todos temblamos y comentamos hoy nos meten tres, también.reabl

Garitano contaba con una plantilla plagada de lesiones y sanciones. Sí, con diez bajas, es decir, ocho por lesión de distinta índole y dos jugadores sancionados. Con esta situación el técnico se atrevió a colocar en el verde de San Mamés a tres potrillos con un rendimiento brutal: Gorosabel, Sangalli y Bautista. ¡Qué manera de correr, qué manera de pelear, qué manera de sentir unos colores! Sí, esos jugadores que muchos comentan que juegan en la Liga Santander porque son de la Real Sociedad. Durante todo el partido desarrollaron su juego a las mil maravillas dejando helado a un Berizzo que no sabía qué hacer para ser superior a su gran rival.

Comenzó el partido con un Athletic que ejercía una presión asfixiante a la salida de balón. Esto obligada al equipo de Garitano a jugar casi siempre en largo con los laterales o con la peinada de un atacante como Bautista que domina muy bien el juego aéreo. En un encuentro de mucha intensidad, el Athletic fue más a por la portería contraria. Los rojiblancos ejercieron mucha presión a la salida de balón, mucho juego en la zona ancha del campo, mucho rigor táctico, mucho juego en equipo y como consecuencia de todo lo comentado pocas ocasiones de gol y muy poca presencia en las dos aéreas de castigo. Con este panorama las jugadas a balón detenido tenían una especial atención. En el minuto cuatro Beñat con un tiro de rosca que desvió a córner un seguro Moya, después se atrevió Rubén Pardo en una falta frontal que se fue fuera, más tarde dos centros de Sangalli y Oyarzabal no acierta a rematar Bautista, pero si Sangalli y Oyarzabal juegan por afuera, sitio en donde no tienen el hábito de jugar se sufre en el aspecto defensivo y el conjunto del Botxo casi siempre ataco por los dos costados en la derecha de Marcos y Susaeta y por el otro lado Muniain se movía muy bien en el pasillo interior y el que desbordaba viniendo desde atrás era Yuri, pero defendió tan bien la Real que solo en el gol del empate en un fallo encadenado se vio superada por los de Berizzo, los dos goles fueron muy seguidos, el de la Real en una jugada a balón detenido y con un Luca Sangalli que metio la cabeza en donde nadie la pone, levantando mucho el pie Iñigo le golpea en el cuello y cara, juego peligroso con contacto dentro del área de castigo penalti que pena que un campo entendido en futbol como lo es San Mames no entendiera la jugada, y el gol de las tablas en este primer acto una vez más jugada por la derecha mal defendida de las pocas que se defendieron mal y en un mal despeje de Aritz y los rebotes de Illarra el balón se queda muerto a los pies de Muniain que no perdona, sin más sobresaltos nos vamos a vestuarios.

En el segundo acto viendo lo que nos podía pasar por el daño que estaba creando Muniain en el pasillo interior, el míster, con sabiduría, coloca a Illarra de pivote y por delante derecha un imperial Zubeldia y al otro costado a Rubén Pardo en plan maestro de canalización. Fue coser y cantar ya que por ese costado derecho con una raza, fuerza, deseos el jugador de Azkoitia llega alinea de fondo y con su pase de la muerte llega desde atrás y en su habita Luca Sangalli y hace el segundo del equipo donostiarra en el minuto 47. Qué manera de celebrar un gol con amor a unos colores. A partir de ese momento una Real Sociedad que trabajó como equipo sobre el verde con muy buena circulación de balón, con un rigor táctico brutal, y nunca dejando por perdido un balón se fue a por el tercero que llego en el minuto 73 por la constancia en el esfuerzo de Bautista, que buscó el error de Yerai. Con un regate sobre el portero, Unai Simón, este le derriba y el penalti lo transforma de forma sutil, otra vez Oyarzabal. Subidón. Los formados en Zubieta nunca pero nunca fallan. Ha quedado demostrado. Cuatro muy imperiales: Aritz, Zubeldia, Sangalli y Bautista. Zorionak!

Temas

Sobre el autor

Entrenador de fútbol y tinerfeño. Ha pasado por multitud de banquillos guipuzcoanos, entrenando a equipos como el Lagun Onak, Beasain o Real Unión, entre otros, antes de recalar en la Real Sociedad en 2001. En el club txuri urdin estuvo nueve temporadas en varias fuciones, como la de ayudante de Periko Alonso o de Gonzalo Arconada.


octubre 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031