Blogs

Alberto Moyano

El jukebox

La noche de los paños calientes

Alberto Moyano

Cuando uno se ha partido el pecho para evitar que se instale la
incineradora en su localidad, corre el riesgo de resultar poco creíble
en sus intentos de quitar finalmente hierro al asunto. Es lo que le
pasó anoche en Teledonisti al alcalde de Errenteria cuando
recurrió a argumentos como “en Alemania he visto incineradoras
instaladas al otro lado de calle de un hospital infantil” o “los
estudios de Osakidetza no han acreditado riesgos para la salud”. En
estos temas, como en tantos otros, el mejor argumento es el ejemplo:
acepte en su territorio tan inocua incineradora o es
mejor que guarde silencio.

Además de a Merino, ‘La ciudad se mueve’ convocó al alcalde
donostiarra, Odón Elorza, y al teniento de alcalde de Ayuntamiento de
Irún. Tras su golpe de mano en el pleno del Ayuntamiento donostiarra,
que ha terminado llevándose por delante su acuerdo con IU-EB, Elorza se
instaló en el discurso de la inocencia: yo no quería (acoger la
incineradora), pero me obligaron (la Diputación y las
mancomunidades). Y puso especial empeño en recalcar que él no es
“el gran incinerador”.

Efectivamente, el título correspondería a la Diputación de Gipuzkoa,
que ha acreditado durante estas semanas su inhibición a la hora de
defender sus posturas en algún debate, sea cual sea el formato de éste.
Ayer, sus representantes volvieron a ausentarse, a pesar de las
invitaciones del programa.

Las llamadas de los espectadores, por su parte, denotaron una enorme
indignación y un rechazo al proceso de incineración que, alcanzó
niveles surrealistas por momentos. Fue el caso de aquel vecino de
Zubieta que se preguntó en voz alta: “¿qué le voy a contar a mi hijo,
que ahora está en la cuna, cuando sea mayor y me pregunte qué hice para
evitarlo?”. Y a continuación, mencionó el caso Lemoniz, con
el consiguiente desasosiego por parte de audiencia y contertulios.


febrero 2007
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728