Blogs

Alberto Moyano

El jukebox

Fassbinder en la Calle Mayor

Alberto Moyano

Asusta pensar en cuánto hubiera dado de sí la vida de Rainer Werner
Fassbinder de haber alcanzado la esperanza media de vida, en lugar de
morir a los 37 años, circunstancia que no le impidió firmar decenas de
películas, alguna serie de televisión, numerosos guiones y varias obras
de teatro, compaginando toda esta actividad con la ingesta de enormes
cantidades de cocaína, regada con litros y litros de bourbon.
El Principal acogía anoche la representación de ‘Las amargas lágrimas
de Petra von Kant’, obra escrita en 1971 y llevada posteriormente al
cine en lo que fue su primer triunfo internacional. La pasión de una
diseñadora de éxito por una joven patana y arribista sirve a Fassbinder
para establecer un tratado sobre el amor como relación de dominación y,
de paso, sacudir enérgicos garrotazos dialécticos a esas obligaciones
que llamamos lazos familiares y al cultivo de la amistad como arte
social.
El montaje visto anoche, a cargo de la compañía Cráneos de Yorik, se
presentaba adornado por las ya habituales innovaciones técnicas en esto
del teatro: cámaras de vídeo, efectos sonoros, linternas apuntando a la
cara, y música pregrabada y emitida a volumen brutal. Si bien no se
abusa de todo esto, lo cierto es que tampoco aporta nada. Los
personajes no siempre escapan a los más sobados clichés y las tres
déccadas transcurridas no han pasado en balde, pero la historia aún
mantiene su vigor.


julio 2007
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031