Blogs

Alberto Moyano

El jukebox

Saramajo

Alberto Moyano

Como escritor, arrastra la sentencia de Eduardo Mendoza, quien en una
de sus novelas incluyó la frase: «…y cogió un libro de Saramago,
dando a entender que se iba a dormir». Como intelectual comprometido,
hace tiempo que la expresión «me ha parecido una conferencia de
Saramago» hizo fortuna como medida para describir la magnitud del
aburrmiento. Y como jurado del Festival del Zinemaldia, dejó una senil
impresión al llegar a Donostia cuando el certamen ya había empezado y
declarar de inmediato que «la mayoría de las veces, ir al cine es 
una pérdida de tiempo».
Fatigado por el esfuerzo moral que supone cargar con buena parte de los
males que aquejan a la Humanidad, el escritor portugués y su re-mujer,
Pilar del Río, anuncian ahora la construcción de un automonumento, en
forma de Fundación José Saramago, con sede en Lisboa, Lanzarote y
Castril, y que asumirá como principio rector en todas sus actividades
la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El objetivo es 
estudiar la obra del propio Saramago, así como las manifestaciones
artísticas (música, teatro y cine, entre otras) surgidas en torno a su
trabajo. Por aquello de maquillar el perfil onanista del invento,
también habrá sitio para las obras de otros escritores contemporáneos
al autor portugués.
El caso es que el asunto no ha empezado bien. Unas declaraciones a la
prensa del autor de ‘Ensayo sobre la ceguera’, vaticinando que Portugal
acabará integrándose en España, han conseguido el difícil reto de
irritar a prácticamente todo el espectro político e intelectual luso.


julio 2007
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031