Blogs

Fernando Becerril

El bisturí

Otra Copa ACB para el fútbol… O no

El estadounidense Darrun Hilliard (d), del Baskonia, entra a canasta ante Edy Tavares (i) y Jaycee Carroll (c), ambos del Real Madrid, durante el partido de la jornada 20ª de Liga ACB. EFE/Juanjo Martin

Estamos a mediados de febrero. Este jueves es el día de San Valentín y los enamorados del baloncesto estamos ya en Madrid o cerrando las maletas en las seis ciudades que visitan esta semana el antiguo Palacio de los Deportes rebautizado como WiZink Center. Real Madrid y Estudiantes ejercen de anfitriones para los siete mil seguidores de Vitoria, Valencia, Málaga, La Laguna, Barcelona y Badalona. La afición viajera más numerosa será de nuevo la de Baskonia que llega con el sueño inextinguible de recuperar la Copa que no levanta desde hace diez años precisamente en este escenario.

Tendría doble mérito porque esta Copa ACB parece destinada para uno de los dos clubes de fútbol porque no sólo tienen las plantillas más caras y mejor equilibradas, es que además cuentan con más jugadores y mayores medios para afrontar tres partidos en tres días o cuatro. Será seguramente otra copa futbolera como las nueve anteriores… O no. Porque esto es la Copa. Un partido detrás de otro. A vida o muerte. Y a veces pasan cosas.

Si yo tuviera que adelantar un pronóstico apostaría por un Barcelona que llega líder y que tiene menos problemas que cualquiera de los otros. Empiezan jugando contra un Valencia que parece haber perdido el norte y con buena parte de su afición suspirando por recuperar al entrenador que les hizo ganar la Liga hace bien poco mientras miran a un viejo conocido nuestro, Jaume Ponsarnau, como un bulto sospechoso. Es lo que tiene el deporte cuando no ganas o lo haces con menos frecuencia de la esperada.

El Real Madrid se ha guardado estas últimas semanas a un maltrecho Sergio Llull. Si puede jugar a un nivel aceptable tendrán argumentos en caso de que lleguen a cruzarse en la final con el Barcelona. Si todo queda en manos de Campazzo, será más difícil. La semifinal entre los blancos y Baskonia sería uno de los acontecimientos de esta Copa pero los alaveses sólo tienen a nueve jugadores y mucho, mucho carácter. No sé si será suficiente para ganar el viernes al Joventut, el sábado al ¿Madrid? y el domingo al ¿Barcelona?

Pero es la Copa y aquí nada es del todo imposible. Ni Unicaja ni Iberostar Tenerife ni Valencia ni Joventut ni siquiera este desigual Estudiantes en el que nuestro Darío Brizuela no para de crecer… Todos están en Madrid con la intención de dar tantos sustos como dio Gran Canaria en A Coruña o Valencia en la maravillosa edición de hace dos años en Vitoria, aquella que ganó el Madrid aunque bien pudo perder en cuartos de final con Andorra. Porque ¿se acuerdan? “Era campo atrás, era campo atrás, era campo atrás”.
Bueno pues aquí estamos un año más, dispuestos a gozar del basket con amigos venidos de todas partes. Se lo iremos contando.

Una visión afilada de la vida

Sobre el autor

Han sido muchos años en los que me ha tocado ver, leer y escribir de un deporte y de otro, del fútbol a la pelota pasando por el baloncesto y unos cuantos más. Me apetece contar lo que veo, lo que me sorprende y lo que admiro sin tener que pensar en un resultado. Pero no sé si seré capaz de hablar sólo del resto de la vida... Porque hay semanas en las que parece que el mundo entero es un terreno de juego. Veremos.


febrero 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728