Lactancia prolongada, ¿qué y cómo? | Madre y aprendiz

Blogs

Cristina Saraldi

Madre y aprendiz

Lactancia prolongada, ¿qué y cómo?

Prolongado: adj. Más largo que ancho.

Lactancia:

1. f. Acción de amamantar o de mamar.

2. f. Primer período de la vida de los mamíferos, en el cual se alimentan solo de leche.

3. f. Este sistema de alimentación. Lactancia artificial, materna, natural.

Deduzco que según la RAE, Lactancia materna prolongada sería: acción de amamantar más larga que ancha.

A mí la verdad que me resulta un término poco acertado. Entre otras cosas porque no comprendo dónde está el límite entre lo prolongado y lo natural o aceptado.

Por otro lado, he estado buscando y nadie se pone de acuerdo desde cuándo se considera la lactancia materna prolongada.

Para centrarnos en la sociedad en la que vivimos, lactancia prolongada será todo aquello que supere las expectativas de la mayoría de la gente.

Por lo tanto, para algunos más allá del año puede considerarse prolongada y para otros, los 4 años, aún no lo será.

Como la OMS recomienda 2 años de lactancia materna siempre que la madre y el bebé quieran, podría decir que a partir de los dos años podría ser prolongada.

Recomendaría el post de Alba Lactancia que me ha parecido uno de los más completos a la hora de hablar y exponer distintos puntos de vista según líneas psicológicas y también el de Pilar Martínez, que habla de muchos beneficios de la lactancia materna.

A mí, ya que hay mucho dicho al respecto de este tema, me gustaría hacer especial hincapié en consultar con la madre por qué quiere seguir amamantando. Preguntaría si es un deseo propio, si siente que es una necesidad del niño o si simplemente están viviendo una de las mejores experiencias de su vida, respetándose el uno al otro.

Creo que es importante conocer las consecuencias de la lactancia materna prolongada, tanto las positivas como las negativas. Y así ser consciente a la hora de tomar una decisión sobre la duración de la lactancia.

Pienso que es de vital importancia, tanto para la madre como para el hijo, disfrutar de la lactancia, convertirla en una herramienta que fortalezca el vínculo, y respetar las necesidades de ambos, conociendo sobre todo cuándo y cómo cada madre puede y debe amamantar a su pequeño.

Mi experiencia en la vida me dice que no es tan importante el qué se haga, sino el cómo se haga. Y amamantar hoy es, sin duda, uno de los mayores regalos que está adquiriendo esta sociedad; y sólo nos quedaría pendiente valorar cómo lo hace cada persona, para así analizar qué es lo que estamos dejando a nuestros hijos.

Disfruta de la lactancia y sobre todo, disfruta de ti misma.

Temas

Mi hija me puso la vida patas abajo y me encanta aprender a andar con mis manos

Sobre el autor

Cada vez hay más consciencia social acerca de la importancia de escuchar al niño. Mi hija mayor fue mi acompañante y motor para el cambio que hice en mi vida: dejé mi trabajo en televisión por perseguir este sueño que un día tuve. Se llama "Froggies" y fue mi primer proyecto. En 2016 me convertí en bimadre, y esta aventura me está resultando muy intensa. Creo firmemente que los adultos tenemos mucho que cambiar para ofrecer a los niños un lugar mejor donde vivir.


marzo 2015
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031