Blogs

Mamasuperplus

MAMASUPERPLUS

UNA MADRAZA

Alguna vez he hablado aquí, creo, de lo importante que es para mí mi carrera profesional. Creo que he contado que compaginé mi vida familiar en San Sebastián con mi vida profesional en Madrid y México durante 4 años. Si no lo he hecho, lo haré en el futuro. Esta ha sido mi vida y estoy muy orgullosa de cada paso que he dado. Aunque a veces, lidiar con la culpa no sea fácil.

 

El otro día, en una actividad de mi hijo, comentaba con una madre lo contenta que estaba ahora que trabajaba en San Sebastián. Se sorprendió. Justo ella no sabía tan al detalle que yo trabajaba antes entre 3 y 4 días a la semana en Madrid. Y su respuesta fue “Vaya, qué curioso. Me parecías una madraza y mira por donde…”.

Mira por donde. ¿Quién decide qué es una madraza? ¿Qué es ser una madraza? Cada mujer, somos la mejor madre para nuestros hijos. Lo hacemos lo mejor podemos. Lidiamos con la presión social por tener hijos educados, perfectos, que saquen buenas notas y no griten en aviones ni restaurantes; lidiamos con la presión social de ser madres, esposas y profesionales perfectas; lidiamos con la presión de ser perfectas. Y no es fácil.

 

¿Qué es ser una madraza? ¿Qué es ser una buena madre? Mis circunstancias personales me hicieron tener esa vida durante un tiempo. Y no pasó nada. Ser madre ya es suficientemente difícil como para vivir bajo la lupa de otros. Todas somos la mejor madre que podemos ser. No hay tipos de madres, ni más madraza que cada una de nosotras.

 

Y sí, viajo por trabajo. Y no, no llego al colegio a por mis hijos más que los viernes. Y no pasa nada.¿Cuándo vamos a dejar de juzgar?

 

Y ¿LOS PADRAZOS?

Cambiemos el discurso. Y ¿si la conversación hubiera sido entre hombres? ¿Creéis que un padre le hubiera dicho a otro padre en la misma situación “Creía que eras un padrazo”? No. Porque un padre con un puesto de responsabilidad, que viaja, o que llega tarde a casa, está socialmente aceptado. Una madre, no. A mí marido, cuando yo no estoy, todavía le preguntan cómo se arregla con los  niños. A mí, cuando él no está,  nadie hace mención a que me quedo sola con 2 niños.

 

En nuestra casa ambos padres trabajamos.  Cada puesto con unas demandas diferentes. Somos padres presentes. Estamos en todo lo que podemos estar. Reuniones, torneos, cumpleaños… como todos los padres. Nos cubrimos cuando uno tiene más trabajo que otro pero sobre todo, nos queremos y nos apoyamos en todo. Si yo viajo, él se ocupa. Si él tiene trabajo hasta tarde, yo me ocupo. En equipo. Mi trabajo es importante, es parte de mí y no voy a renunciar. Voy a equilibrar y a trabajar en equipo con mi marido. Porque los dos somos los mejores padrazos del mundo para nuestros hijos.

 

LA LECCION

A todos los que estén pensando que soy una #malamadre, quiero decirles lo que se transmite en mi casa con esta situación:

-Igualdad. Papá y mamá trabajan dentro y fuera de casa. Ninguno de los dos es más que otro ni asume roles tradicionales. Los dos igual.

-A mi hija. Mi hija crecerá viendo a una madre para la que sus hijos son lo primero, pero que ha compaginado su maternidad con su vida profesional. Que tiene inquietudes. Crecerá junto a un padre que “no ayuda” a su madre sino que es el 50% de la casa.

-A mi hijo. Mi hijo verá a un hombre en casa, su padre, que es igual que su madre. Que trabaja, cocina, cuida, da la medicación… un 50%. Y tendrá a una madre trabajadora, feliz con su familia y con su carrera.

 

Y no sé si soy una madraza… lo que sé es que lo hago lo mejor que puedo.

 

 

@elisa_mamasuperplus

 

Maternidad, humor y realidad. ¡Living la vida madre!

Sobre el autor

Mamá donostiarra que cuenta su forma de ver la maternidad. Con mucho humor, realidad y sin dramas. Sin lecciones ni juicios. Sólo cuento mi feliz manera de sobrevivir a esta bendita locura que es ser la #mamasuperplus de Telmo y Valeria. ¡Pasen y vean!


mayo 2019
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031