Familia denuncia a la Residencia Canina Igeldo por la desaparición de su perro | Uno más en la familia

Blogs

Irene Crespo

Uno más en la familia

Familia denuncia a la Residencia Canina Igeldo por la desaparición de su perro

Este es Mac, si alguien lo ha visto o sabe algo, que llame por favor al 620-13-30-44

Una familia residente en Hendaia (Francia) interpuso ayer en el Juzgado de San Sebastián una denuncia contra la Residencia Canina Igeldo por la desaparición de su perro Mac, un chihuahua de tres años.

Según consta en dicha denuncia, el pasado sábado 12 de julio sobre las 17:30h, la familia llevó a su perro Mac a la susodicha residencia. Lo entregaron con la idea de que el perro estuviese allí hasta el día 21 de julio, fecha en la que ellos regresaban de sus vacaciones. Mayka Fernández, una de las propietarias del animal, me cuenta que llamó a la residencia la mañana del 21 y una empleada del lugar, Erika Tejada, le dijo que le tenía que dar la mala noticia de que su perro había desaparecido el lunes 14 de julio. Según añade la propietaria, Erika le explica que ella tuvo que salir a recoger un animal y su compañero estaba realizando otras labores y, cuando ella vuelve al centro, el chihuahua ya no está en el lugar en el que estaba.

La Residencia Canina Igeldo interpone una denuncia en la Ertzaintza el viernes 18. En dicha denuncia, Erika declara que la desaparición del animal se produjo a las 20.30h del 14 de julio. En un escrito enviado por la residencia hoy al ser consultada sobre su versión de los hecho, habla de la existencia de un robo organizado por varias personas y dicen haber dejado constancia de ello en la denuncia interpuesta, pero en dicha denuncia no aparece nada acerca de que la desaparición de Mac haya sido el resultado de un robo por parte de un grupo organizado.

La familia reprocha que en todo momento hayan hablado con trabajadores del centro y no con ninguno de los socios responsables del mismo y también el hecho de que nadie les dé detalles claros sobre la forma en la que el perro pudo desaparecer. Explican que el 21 de julio se presentan en el lugar y piden por favor hablar con Jon Azpirotz, uno de los socios, y que los empleados les dicen que no está “pero uno decía que se había ido a hacer unas gestiones, otro que estaba fuera por unos días…”  cuentan. “Cuál fue nuestra sorpresa que, al rato de decirnos eso, vemos a Jon saliendo de su casa tan tranquilo” añade el marido de Mayka. Al parecer, no consiguieron acercarse a él.

Asimismo, no entienden y se muestran muy enfadados con el hecho de que no se les avisase de la desaparición de su perro en el momento y esperasen a hacerlo en el momento en el que ellos llamaron para recogerlo. La residencia alega que fue la propia Ertzaintza quien les recomendó “dejar el tema en sus manos” y no avisar a la familia hasta su regreso pero, según muestra la denuncia, la policía autónoma vasca no tuvo constancia de los hechos hasta el viernes 18 de julio.

Denuncia interpuesta por la Residencia Canina Igeldo

La Residencia pone su denuncia en la Ertzaintza el viernes 18 de julio, cuatro días después de los hechos que se narran, algo que la familia tampoco entiende, “si según ellos lo robaron, ¿por qué tardaron tanto en denunciarlo?” pregunta la familia. Como se explica más arriba, en dicho texto legal, Erika Tejada declara que “el día 14 de julio de 2014, sobre las 19:30 horas, vio que el perro estaba en el chenil, junto a un cachorro, estando la puerta del mismo cerrada”. Añade que, a continuación, salió con la furgoneta para hacer una recogida de un perro, quedando otro operario del centro al cuidado de las instalaciones.  La empleada cuenta en dicho texto que “a las 20:30 horas regresa a las instalaciones, encontrando que el chenil donde estaba el chihuahua estaba con la puerta abierta, faltando el chihuahua, mientras el otro cachorro andaba suelto”.

Mayka Fernández afirma haber hablado con propietarios de un establecimiento cercano a estas instalaciones en el que le han dicho que La empleada del centro, Erika, “entró el lunes a la noche preguntando si alguien había visto un perro pequeñito”.

Texto de la Residencia Canina Igeldo

Residencia Canina Igeldo

Tras hablar con la familia, me pongo en contacto con la residencia para saber su versión de los hechos. Responde al tfno un empleado que me pasa con Erika. Ella dice estar ocupada en ese momento y queda en llamarme más tarde. Cuando me llama, me dice que han preparado una declaración escrita, la cual me envía por correo. Dicha declaración coincide con lo escrito en ambas denuncias en cuanto a fecha y hora de entrega del animal al centro, pero a partir de ahí, todo cambia bastante con respeto a la denuncia, recordemos presentada por el mismo centro.

La Residencia Canina Igeldo afirma en su texto que la sustracción de Mac fue obra de una “acción organizada”. Cuentan que, mientras uno de los empleados estaba fuera recogiendo un perro, “una persona entró al recinto con la moto con el pretexto de pedir información”. “Cuando el otro operario, que estaba haciendo las labores de mantenimiento, regresó a la parte inferior de los cheniles, ese fue el momento en el que se procedió a la sustracción del perro”, añaden fuentes de la residencia.

Pese a que aseguran haber puesto estos datos a disposición de las autoridades, los mismos no aparecen en la denuncia interpuesta por Erika Tejada, empleada del centro.

Alegan también haberse puesto en contacto con la policía municipal de Orio, con la de San Sebastián y con la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Gipuzkoa comunicando la desaparición del perro pero, según ellos, no han tenido ninguna noticia hasta la fecha.

La familia de Mac destrozada

Mientras tanto, la familia de Mac ha interpuesto por su parte una denuncia al hotel canino, como ya explicaba más arriba y no paran de preguntarse qué  habrá sido de su perro. Mayka me cuenta que su hijo, un niño de 6 años, no para de preguntar “¿dónde está Mac?” y tiene pesadillas a consecuencia de esto. La propia Mayka, según me dice su marido, está sufriendo de los nervios, ella misma añade “no como, no duermo…Mac es mi bebé, es uno más de mi familia”.

Desde aquí, tanto la familia como yo misma, queremos hacer un llamamiento: si alguien ha visto a Mac o sabe algo de él, que contacte por favor con la familia llamando al 620-13-30-44. Mac es un chihuahua blanco, macho, sin castrar, con chip francés.

Temas

Sobre el autor

Blog dedicado a todo lo relacionado con el mundo de las mascotas: adopciones de perros y gatos, eventos, consejos prácticos para cuidar a ese miembro tan especial de la familia.


julio 2014
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031