Blogs

Ion Urrestarazu

Miradas de un peatón

Montajes fotográficos: El comienzo de la Guerra Civil en San Sebastián.

Montajes fotográficos:

El comienzo de la Guerra Civil en San Sebastián.

 

Hoy, conmemorando el 80 aniversario del comienzo de la Guerra Civil Española, usando montajes fotográficos para ver el antes y después, haremos un breve recorrido por San Sebastián durante el comienzo de la Guerra Civil Española. En un primer párrafo explicaremos el suceso histórico en torno a la fotografía, para seguir con otro párrafo donde se analizarán los pormenores de la imagen.

Iglesia de los Padres Carmelitas Descalzos. Fotomontaje: Ion Urrestarazu Parada.
Según el diario Frente Popular, entre el 18 y 19 de julio, los anarquistas, al tener noticia de la sublevación, comenzaron a levantar barricadas en torno al barrio de Amara (hoy Amara Viejo), que en aquel momento eran las afueras de la ciudad y uno de los principales puntos de acceso a la misma. No sería el único lugar, también en el barrio de Eguía se levantarían barricadas.
Como puede verse en la fotografía, las barricadas se hicieron a base de levantar los adoquines de la carretera y acumularlos junto con cualquier otra cosa que pudiese servir como protección como, por ejemplo, carros.
Barricada en la confluencia de las calles Fuenterrabía, Prim y Larramendi. Fotomontaje: Ion Urrestarazu Parada.
Durante la Batalla de San Sebastián (22-23 de julio), los combates fueron especialmente intensos en el barrio de Amara. Los sublevados avanzaron sobre la ciudad por el barrio de Amara, encontrando gran resistencia, siendoles necesario tomar calle por calle. Los combates fueron verdaderamente duros, llegándose a combatir, incluso, desde las azoteas y usando todo tipo de artefactos explosivos.
En esta foto y la siguiente, podemos ver la barricada por ambos lados. La barricada protegía el acceso a la Calle Larramendi, uno de los objetivos a tomar por los sublevados por ser el emplazamiento del colegio Sagrado Corazón. Este colegio había sido tomado por los anarquistas y usado a modo de cuartel general y checa.

Seguramente, la misma barricada de antes, vista desde el otro extremo. Fotomontaje: Ion Urrestarazu Parada. 
En su avance, los sublevados dividieron sus fuerzas. Una parte se mantuvo combatiendo en Amara, la otra consiguió avanzar y tomó diferentes puntos estratégicos. A las fuerzas de Amara, les fue imposible avanzar, retirándose a los Cuarteles de Loyola y abandonando a sus compañeros que quedaron atrincherados en el Gran Casino y el Hotel María Cristina.
En la foto podemos ver un coche habilitado como ambulancia y a varios milicianos posando, agazapados, tras la barricada. Según el diario Frente Popular, los sublevados atacaron indiscriminadamente las ambulancias que recorrían la ciudad.
Milicianos frente al Hotel María Cristina. Fotomontaje: Ion Urrestarazu Parada.
El día 23, el Hotel María Cristina, tras ser bombardeado por el torpedero Xauen, es asaltado por los milicianos, siendo tomado en poco tiempo. Ésto causará la desmoralización de los sublevados que irán retirándose de varios puntos de la ciudad como el edificio de “La Equitativa” y la Estación del Norte, para terminar retirándose definitivamente a los Cuarteles de Loyola.
En la foto vemos a tres milicianos posando, seguramente después de la toma del hotel. Al fondo, en el suelo, se pueden ver cascotes, probablemente producto del cañonazo del torpedero Xauen. Los milicianos van ataviados con ropas de obrero como alpargatas de esparto, boina y monos azul mahón. El de la boina porta, además, un pañuelo como signo de filiación política, tal vez de color rojo (comunista o socialista) o rojinegro (anarquista). Los demás, portan gorras militares cuarteleras, conocidas como “isabelinos”. Sobre el resto de pertrechos militares: son las típicas cartucheras, trinchas y armas del ejército español. Las trinchas claras del miliciano de la derecha, podrían ser trinchas de gala del arma de artillería o ingenieros, o de uso ordinario de la Guardia Civil. Los fusiles son del modelo Mauser 1893.
Milicianos y “Tiznado” fotografiados frente al Gran Casino. Fotomontaje: Ion Urrestarazu Parada.
En la Batalla de San Sebastián, junto con los anarquistas que, recordemos, luchaban en Amara, participó la columna del Frente Popular proveniente de Eibar. Parte de dicha columna se había formado en Mondragón a base de fuerzas provenientes de San Sebastián y de otras partes de Guipúzcoa, con el objetivo de atacar Vitoria; en Eibar se le sumaron fuerzas de Bilbao. El componente humano estaba formado por milicianos asturianos, gallegos, guipuzcoanos y vizcaínos y fuerzas del orden como carabineros, guardias civiles, guardias de asalto, y miqueletes (unos 3000 hombres en total). A ellos había que sumarles armas (dinamita, granadas, morteros) y vehículos vehículos de varios tipos (ambulancias, autobuses, camiones blindados).
En la foto, realizada ante el Gran Casino, podemos ver un guardia de asalto, con su mono de combate y gorra de plato, junto con varios milicianos, posando ante un “tiznado”. El tiznado, que no es más que un camión con un blindaje improvisado artesanalmente, pertenece a las fuerzas provenientes de Bilbao; los especialistas lo conocen como “Deusto Nº 1”. El vehículo va decorado con slogans como “Soldados no tirar, somos la República”, U.H.P. (Unión de Hermanos Proletarios) o Viva la República.
Barricada en la Iglesia del Corazón de María, del barrio de Gros. Fotomontaje: Ion Urrestarazu Parada.
Los anarquistas fueron claves en la Batalla de San Sebastián, debido a su combatividad contrarrestaron el ataque sublevado hasta la llegada de la Columna de Eibar. Muchos de los anarquistas eran inmigrantes gallegos, establecidos en el puerto de Pasajes y pertenecientes al sindicato Avance Marino. Nada más enterarse de las primeras noticias de la sublevación comenzaron a “blindar” camiones y a armarse para la lucha. Por desgracia no todo son logros en lo que respecta al anarquismo local. Durante la lucha, establecieron tres checas en San Sebastián donde pudieron aplicar la “justicia revolucionaria”. Las checas desaparecieron a medida que la Junta de Defensa del Frente Popular de Guipúzcoa fue consolidándose.
En la foto podemos ver una barricada formada con sacos terreros ante la Iglesia del Corazón de María. Tras ella, un grupo de anarquistas posan, vestidos varios de ellos con monos de obrero y armados con simples escopetas. Al frente se ve un “tiznado”, en cuyo guardabarros ondea la bandera de la FAI-CNT, que porta un improvisado blindaje a base de colchones. La Iglesia del Corazón de María fue convertida en checa y ante ella, en el lugar donde se hallaba el Garaje Universal, se realizaron fusilamientos.
ION URRESTARAZU PARADA


FUENTES:

  • Barruso, Pedro. Verano y Revolución: La Guerra Civil en Gipuzkoa. Edición digital: Link.
  • Chiapuso, Manuel. Los anarquistas y la guerra en Euskadi: La comuna de San Sebastián. Edición digital: Link.
  • Donostia-San Sebastián, Ayuntamiento. Mapa de la Memoria Histórica. Edición digital: Link.
  • El Gaje del Oficio, Blog. Días de Plomo: Gallegos en la defensa de Donostia (1 y 2). Edición digital: Link 1Link 2.
  • Frente Popular: Diario de la República. Lunes 27 de Julio de 1936. Edición digital: Link.
  • Frente Popular: Diario de la República. Martes 28 de Julio de 1936. Edición digital: Link.

 

Redescubriendo nuestro entorno con lo que miras y no ves

Sobre el autor

Un donostiarra curioso de su ciudad, entretenido en observar, desde sus ojos de peatón, todo el entorno que le rodea. Porque hay algo más allá que la bahía y la gastronomía, mostraré con todo lujo detalles, las anécdotas y curiosidades que ayuden a ampliar vuestro conocimiento

Archivos


julio 2016
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031