Blogs

Carolina Isasi

Mirando a la bahía

POR AMOR AL ARTE

“Una vez que el arte te engancha, ya no te abandona”

 

El arquitecto eibarres con un cuadro de su exposición.

El arquitecto eibarrés Fernando Gárate con un cuadro de su exposición.

Libro guía de la exposición.

Libro guía de la exposición.

 

 

 

 

 

 

 

 

Aparentemente, el arquitecto eibarrés Fernando Gárate es un hombre tímido, poco dado a alardear de  todo lo que sabe y un disfrutón de la vida. De las dos últimas cosas, estoy segura, de su timidez, no tanto. Hace tiempo que quiero hablar de él en este blog y fue cuando recibí de regalo su libro Bizi Moduz,  con una dedicatoria muy cariñosa, cuando vi claro que aunque tal vez me fuera a poner alguna pega por ser un hombre discreto, iba a contar aquí su amor por el arte.

Como ocurre muchas veces, me puse la venda antes de la herida porque enseguida aceptó y me contestó  a unas cuantas preguntas que tenía ganas de formulárselas desde hacía tiempo. Sé que respondió pacientemente por el cariño que nos tenemos y también sé que os interesará su historia.

 Como pequeña anécdota quería contaros antes que cuando me cambié de casa, compré un cuadro que preside mi dormitorio, es un ojo de buey que me remite al mar y fue Fernando quien me aconsejó esa compra. Me encanta el cuadro. Te tiene que gustar mucho un cuadro para acostarte y levantarte todas las mañanas viéndolo. Es como el amor, tiene que ser muy verdadero para levantarte y acostarte todas las noches con la misma persona y mirarla con la misma pasión. Con este cuadro, me pasa.

 Me gustaría que  con esta entrevista vierais  cómo un amante del arte se puede convertir en un gran coleccionista y cómo el arte nos alegra la vida. Ya lo dijo Nietzsche, “sin arte, la vida sería un error.”  Seguro que Fernando Gárate  opina lo mismo. La vida sin arte, no sería vida.

 

P: ¿Qué recuerdos tienes de tu primera obra comprada? ¿Fue Mayo en el barrio de Santa Cruz o recuerdas alguna menos importante que comprases sin pensar en nada más que en la emoción que te proporcionaba?

 R: Cada compra es única,  cada cual tiene sus matices, sensaciones, del lugar, del momento de tu vida en que se produce, y cuando la observas, vuelves a descubrir en ella aquello que te atrajo, aquello que te incitó a querer tenerla para siempre, pero también recuerdas el momento en que la adquiriste, qué sentías entonces… un batiburrillo de sensaciones muy placenteras o, según el momento, no tanto.

Cierto es que la primera adquisición fue importante, porque marcó el inicio de una afición, o mejor dicho, de una adicción, porque una vez que te engancha el arte, no puedes dejarlo ya nunca…

 

P: En uno de los prólogos del libro sobre la exposición, advierten que no te consideras coleccionista? ¿Por qué no?

R: Siempre he comprado por el placer que me producía cada obra que veía, cada artista que me transmitía algo… al final me convertí en coleccionista sin quererlo.

 

P: Me hago la misma pregunta que Alberto de Juan ¿Cuándo se pasa de comprar obras de arte a ser coleccionista?

 “Cuando te das cuenta de que  ya no tienes ni espacio para disfrutarlas en el día a día. Cuando dedicas parte de tu tiempo a investigar, a buscar nuevos artistas, cuando parte de tu vida y de tus medios se dedican al arte…, ¡cuando te riñen por comprar tanto…!

 

P: ¿Cómo las reubicas cuando entran nuevos cuadros?

R: Buff…  buena pregunta…  casi se la paso a mi mujer…  la verdad es que algunas obras las tengo cedidas a hoteles, a empresas, o descansan en mi Txoko particular.

 

P: ¿Tienes una obra favorita? ¿Algún recuerdo de alguna compra que te costase, que  tuvieras que negociar, perseguir o buscar ?

R: Quizás la pieza de Heimo Zoberning. Este artista siempre me ha interesado pero me parecía muy difícil acceder por su  precio. Conseguí llegar a un acuerdo a tres bandas con otro coleccionista y  la galería de Juana de Aizpuru para que, previo acuerdo y arreglo económico nos quedáramos satisfechas las tres bandas.

 

P: ¿Qué te impulsa a comprar una obra? 

R: Nunca mejor dicho, cada  compra obedece a  un impulso. Leo, veo, observo, y en ese proceso surgen impulsos de querer hacerme con una obra concreta que me cautiva y de  tenerla para siempre; otra cosa es que luego pueda acceder a ello o no…”

 

P : ¿Cómo surgió el título de la colección?

R: Como todo lo bueno, alrededor de una buena comida y unos buenos amigos. Entre ellos mi amigo y artista Amondarain comisario de la exposición, a quien le agradezco muchísimo haberme animado a dar el paso.

 

P: Parece que te gustan los colores vivos y las líneas rectas geométricas…. ¿Me equivoco? ¿Esa es tu parte de arquitecto? 

R: Buena reflexión, pudiera ser ¡aunque hasta ahora no lo había pensado!
P:  ¿Qué reto tienes ahora?  

R: Nunca pensé en exponer; de hecho, pocos sabían de la existencia de mi colección pero estaba en un momento  en que sí sentía la necesidad de ordenar, organizar y poner en valor aquello a lo que he dedicado gran parte de mi vida y, desde esa óptica, la exposición me ha ayudado a conseguirlo. Ahora bien,  si se  trata de imaginar  y de soñar  ¡me encantaría poder tener un Picasso!

 

P: ¿Hasta cuándo estará expuesta tu obra? ¿Podremos verla en más sitios?       

R: La exposición de Bilbao ya ha terminado;   tengo que decir me han sorprendido en positivo las críticas y las visitas recibidas, así que no me Importaría repetirla en otro espacio.

 

¡Me encanta que la gente disfrute del arte! Así  de claro concluye Fernando, porque como dijo Chagall, el arte es sobre todo un estado del alma.

 

Temas

El mar desde la distancia. Escritores, viajes y mucho más.

Sobre el autor

Estudié en el ya desaparecido colegio francés de San Sebastián y me fui a vivir un año a Dublín y otro a Oxford. Tenía claro que quería ser periodista. Devoraba libros y me gustaba escuchar historias. Vine a Madrid a estudiar periodismo y mis primeras prácticas fueron en radio Voz. Logré convencerles para que me dejaran hacer una agenda cultural diaria. De ahí me viene mi pasión por las exposiciones, conciertos y cualquier tipo de ocio que despierte mis sentidos. Sin darme cuenta me ví entrevistando en diversos medios, casi a diario, a escritores y he tenido la suerte de haber conocido a muchos de los que ya admiraba: Ian Mc Ewan, Martin Amis, Salman Rusdhie, Paul Auster, John Banville, Rosa Montero, Almudena Grandes, Juan José Millás… y considerarme amiga de muchos de ellos: Paula Izquierdo, Nativel preciado, Juan Cruz, Soledad Puértolas, Alicia Jiménez Bartlett, Ángela Becerra … y descubrir a otros tantos. Lo peligroso de las listas es que siempre te dejas a alguien querido. Para eso estará este blog, una memoria semanal para cuando lleguen los malos momentos siempre me queden los buenos recuerdos ¡Y esa bahía que tanto añoro!


diciembre 2018
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31