Blogs

Carolina Isasi

Mirando a la bahía

¿MI AÑO DE DESCANSO Y RELAJACIÓN?

img_1246¿Quién no ha soñado alguna vez – sobre todo estos días de invierno- con quedarse en casa sin salir y dedicarse a ver películas y series, leer a cualquier hora y no tener que pensar en mucho más? Yo misma, hoy lunes por la mañana, hubiera dicho : “¡yo! ¡Por supuesto! “
Un planteamiento muy parecido a este es el de la novela Mi año de descanso y relajación (Alfaguara) de la escritora Ottessa Moshfegh que nació en Boston en 1981 de madre croata y padre iraní . Con su anterior novela,  Mi nombre era Eileen ( Alfaguara 2017) obtuvo el Premio PEN/Hemingway al mejor debut literario en 2016.
La protagonista de esta novela decide enclaustrarse en su lujoso apartamento en el Nueva York pre-11S, heredado de sus padres fallecidos. El nuevo milenio en la ciudad que nunca duerme la ha pillado tirada en el sofá entre restos de comida china y Orfidal mientras Whoopi Goldberg mira desde la pantalla. Así va a estar durante meses, con los botes de pastillas nunca demasiado lejos de la mano. O sobrevive, o se mata. Y no se sabe muy bien qué prefiere. “Todo eso que me digo a mi misma que no puedo hacer, se lo permito a mis personajes” cuenta Ottessa Moshfegh porque ella escribe sobre el asunto de estar vivo cuando estar vivo es una sensación terrible pero lo cuenta con un sentido de la ironía y del sarcasmo que hace que esta novela sea altamente recomendable.
En una entrevista a The Guardian, Ottessa dijo: “ Escribir Mi año de descanso y relajación fue divertido pero también fue muy triste. Lo escribí en un par de años muy tristes e inseguros de mi vida. Me estaba cambiando de casa y realmente no tenía un hogar y el libro se convirtió en mi hogar […] Empecé a sentirme similar a mis personajes, preguntándome si la nostalgia y el apego son realmente buenos para mi o si es mejor despegarse y depender solo de las características más esenciales de uno mismo.” Creo que nadie tiene una respuesta exacta a esa pregunta. Normalmente los escritores escriben para plantearse preguntas, no para tener una respuesta científica . Yo solo sé que con los años voy aprendiendo que la nostalgia solo es buena en pequeñas dosis.

Temas

El mar desde la distancia. Escritores, viajes y mucho más.

Sobre el autor

Estudié en el ya desaparecido colegio francés de San Sebastián y me fui a vivir un año a Dublín y otro a Oxford. Tenía claro que quería ser periodista. Devoraba libros y me gustaba escuchar historias. Vine a Madrid a estudiar periodismo y mis primeras prácticas fueron en radio Voz. Logré convencerles para que me dejaran hacer una agenda cultural diaria. De ahí me viene mi pasión por las exposiciones, conciertos y cualquier tipo de ocio que despierte mis sentidos. Sin darme cuenta me ví entrevistando en diversos medios, casi a diario, a escritores y he tenido la suerte de haber conocido a muchos de los que ya admiraba: Ian Mc Ewan, Martin Amis, Salman Rusdhie, Paul Auster, John Banville, Rosa Montero, Almudena Grandes, Juan José Millás… y considerarme amiga de muchos de ellos: Paula Izquierdo, Nativel preciado, Juan Cruz, Soledad Puértolas, Alicia Jiménez Bartlett, Ángela Becerra … y descubrir a otros tantos. Lo peligroso de las listas es que siempre te dejas a alguien querido. Para eso estará este blog, una memoria semanal para cuando lleguen los malos momentos siempre me queden los buenos recuerdos ¡Y esa bahía que tanto añoro!


enero 2019
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031