Blogs

Carolina Isasi

Mirando a la bahía

SAN ISIDRO

0
Llevo muchos años viviendo en Madrid y siempre me he sentido bien acogida. Hoy, día de San Isidro, recuerdo con este chotis con letra de Agustín Lara , a la cuidad que me vio crecer como periodista, como madre, como madrileña de adopción.
Cuando llegues a Madrid,
chulona mía
voy a hacerte emperatriz
de Lavapiés;
y alfombrarte con claveles
la Gran Vía,
y a bañarte con vinilo de
Jerez.
En Chicote,un agasajo
postinero
Con la crema de la
Intelectualidad
y la gracia de un piropo
retrechero
más castizo que la calle de Alcalá.
 
Madrid, Madrid,Madrid
pedazo de la España en
qué nací
Por algo te hizo Dios
la cuna del requiebro del chotis
en Méjico se piensa mucho en tí
por el sabor que tienen tus verbenas
por tantas cosas buenas
que soñamos desde aquí;
y vas a ver lo que es canela fina
y armar la tremolina
cuando llegues a Madrid.
¡Feliz San Isidro!

Temas

El mar desde la distancia. Escritores, viajes y mucho más.

Sobre el autor

Estudié en el ya desaparecido colegio francés de San Sebastián y me fui a vivir un año a Dublín y otro a Oxford. Tenía claro que quería ser periodista. Devoraba libros y me gustaba escuchar historias. Vine a Madrid a estudiar periodismo y mis primeras prácticas fueron en radio Voz. Logré convencerles para que me dejaran hacer una agenda cultural diaria. De ahí me viene mi pasión por las exposiciones, conciertos y cualquier tipo de ocio que despierte mis sentidos. Sin darme cuenta me ví entrevistando en diversos medios, casi a diario, a escritores y he tenido la suerte de haber conocido a muchos de los que ya admiraba: Ian Mc Ewan, Martin Amis, Salman Rusdhie, Paul Auster, John Banville, Rosa Montero, Almudena Grandes, Juan José Millás… y considerarme amiga de muchos de ellos: Paula Izquierdo, Nativel preciado, Juan Cruz, Soledad Puértolas, Alicia Jiménez Bartlett, Ángela Becerra … y descubrir a otros tantos. Lo peligroso de las listas es que siempre te dejas a alguien querido. Para eso estará este blog, una memoria semanal para cuando lleguen los malos momentos siempre me queden los buenos recuerdos ¡Y esa bahía que tanto añoro!