Blogs

Ricardo Aldarondo

Mon Oncle

Los dos caminos soul de Thelma Jones, el sábado en el Mojo Workin’

Para quienes no osamos rastrear y comprar los ahora caros singles originales de los años 60, las maravillosa recopilaciones de soul que publicó Kent Records fueron en los años 80 y 90 (y después y aún hoy) fuente inagotable de tesoros insospechados que no hubiéramos podido descubrir de otro modo. En aquella primer tanda de un centenar de colecciones en vinilo, y las posteriores reubicaciones en CD, thelma-jonescon una mayor cantidad de canciones aún, descubrimos a muchos grandes artistas, de Tommy Hunt a Maxine Brown, de Mary Love a Chuck Jackson, que no habían tenido tanto éxito como los grandes tótems del soul de los 60, pero atesoraban grabaciones maravillosas que iban emergiendo en volúmenes tan gloriosos como ‘For Dancers Only’, ‘Pure Soul’, ‘Cry Cry Crying’, ‘Slow’ n’ Moody Black and Blusy’ o ‘The Magic Touch’, entre muchos otros.

Ahora tenemos la ocasión de ver y escuchar en directo a una de las voces que descubrimos en ese arsenal, Thelma Jones, a la que conocí por otros recopilatorios posteriores de Kent, ya en CD, como ‘Old Time and Barry Soul Stirrers’ (1994) kent-old-townen el que venían las dos canciones de su fantástico single de 1967, ‘Oh, Oh, Here Comes The Heartbreak / Gotta Find A Way’. Canciones de autosuperación, cómo no, ante los problemas del amor. La primera es una poderosa ración de soul contagioso, pero me quedo con la emocionante balada de la cara B y ese crescendo en la voz de Thelma, acolchada en los coros y los vientos hasta niveles épicos.

Thelma Jones, que nació en Carolina del Norte pero se crió en Nueva York, y musicalmente en el gospel, y participó en diversos grupos junto a sus hermanos, fue la primera en grabar ‘The House That Jack Built’ a comienzos de 1968, la canción que posteriormente, en el mismo año, fue un enorme éxito en la voz de Aretha Franklin, y cuyo título inspiró la última película de Lars Von Trier, ‘La casa de Jack’.

Tras esas oportunidades de acariciar el éxito en los 60 con una serie de notables singles en el sello Barry Records y tras unos años al parecer sin publicar nada, Thelma Jones se recicló en la segunda parte de los 70 con el disco soul de un elepé titulado simplemente con su nombre y editado por Columbia, que le acercó de nuevo al éxito con ‘Salty Tears’ y una versión disco-funky de una de las gemas de Smokey Robinson, ‘I Second That Emotion’, canción que algunos descubriríamos cuatro años más tarde, curiosamente, en la versión mucho más blanca pero preciosa del grupo que lideró David Sylvian, Japan, en un single de 1982.

En ese álbum setentero de Thelma Jones, descubrimos algunas estupendas canciones de soul sofisticado muy propio de la época, como ‘Lonely Enought To Try Anything Now’. En el Mojo Workin’, Thelma Jones repasará este sábado, junto a la musculosa superbanda propia del festival, ese reportorio que grabó para Barry y Columbia, así que la velada promete una golosa transición entre dos golosas formas de soul. Eso sí, las entradas están agotadas.


Un espacio en 3D: cine, música, libros y más

Sobre el autor

Periodista de Cultura y crítico de Cine de El Diario Vasco. Colaborador de Rock De Lux, Fotogramas y Dirigido Por...


marzo 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031