Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Hombre rico, Hombre pobre: Falconetti, el primer gran villano televisivo

Hombre rico, hombre pobre, representó toda una revolución televisiva en el año 1976 al consolidar de forma definitiva el formato de las miniseries en los EUA, tras algun escarceo anterior como la serie QB VII.

Hasta su aparición, las miniseries de duración limitada no existían, y en ficción había tres claras opciones. películas, comedias familiares de media hora o dramas de una hora por lo que  este formato intermedio abrió un gran abanico de posibilidades que llega hasta nuestros días con ejemplos recientes como True Detective o Fargo.

Sin embargo, esta serie es recordada sobre todo por proporcionar a la mitología popular el primer gran villano televisivo, el malvado y avieso Falconetti, un siniestro personaje que cada semana les hacía pasar las de Caín a los protagonistas, y se convirtió en el favorito del publico, consiguiendo entrar en el lenguaje común para designar como Falconetti a alguien realmente malo, de forma similar a llamar Fittipaldi a alguien que corría mucho o Guruceta a un arbitro malo.

La introducción de personajes televisivos en el lenguaje de la gente ( con ejemplos posteriores como McGyver, Spock, M.A, etc) era el primer indicio que la televisión iba ocupando un lugar de privilegio entre las opciones de entretenimiento de la gente y en este sentido esta miniserie destaca entre todas las demás, como vamos a analizar en el apartado del recuerdo de cada viernes.

Ficha: Hombre rico, Hombre pobre ( Rich Man, poor man) Libro 1 9 episodios.   1976 Libro 2  21 episodios 1976-1977 ABC (USA) -TVE (E)

Sinopsis: La serie narra la historia de dos hermanos ,Tom y Rudy Jordache, de extracción humilde con dos vidas divergentes, una triunfal, la otra fracasada, desde sus inicios difíciles como hijos de un inmigrante alemán, y que abarca el periodo entre 1945 y el final de la década de los 60.

El inicio: Irwin Shaw, fue un escritor de gran éxito a mediados del siglo pasado, encadenando best-sellers dentro del genero de novela rio, en el que describía la sociedad americana de posguerra a través de algunas familias y personajes a los que seguía durante muchos años. Su mayor éxito fue su novela Hombre rico, hombre pobre que publicó en 1970 y se convirtió en un autentico superventas.

La cadena ABC que ya había emitido la primera miniserie de la historia con QB VII, siguió interesada, y compró los derechos del libro, para continuar con el formato,  debido a que su duración era demasiado larga para una película.

El guión se lo encargaron a Dean Riesner, el guionista de cabecera de Clint Eastwood, para el que pulía los guiones de muchas de sus películas como la saga de Harry el Sucio o La Gran Pelea.

Como era habitual en aquellos tiempos, Riesner se encargo de la escritura en solitario de los doce episodios de la miniserie, que finalmente fueron agrupados en nueve partes, por eso cuando veo en la actualidad a la gente alucinar con que Nick Pizolatto ha escrito en solitario, los ocho capítulos de True Detective, no dejo por menos de sonreír por la facilidad que tenemos de olvidar la historia.

La serie fue estrenada el mes de Febrero de 1976 , en pleno invierno, que es cuando la gente no sale apenas de casa y se convirtió de la noche a la mañana en un autentico acontecimiento social en los EUA, y sus nueve partes tuvieron unas audiencias estratosféricas.

La cabecera de la serie con la magnifica sintonia de Alex North y que nos presentaba a todo el enorme reparto, plagado de estrellas veteranas de la época dorada de Hollywood, es todo de un muestrario de lo mejor de esa época.


La trama: La serie se inicia con el final de la II Guerra Mundial, con dos hermanos adolescentes Tom y Rudy, hijos de un violento inmigrante alemán Axel que con su abnegada mujer intentaba tirar adelante su familia. Pronto las vidas de los dos hermanos toman direcciones opuestas con el mayor Rudy, convirtiéndose en un empresario de éxito , el hombre rico  que construye un imperio económico y político de la nada, desde sus inicios en las afueras de Nueva York.

En cambio su hermano Tom, fue una especie de rebelde sin causa, cuya vida iba dando tumbos, siempre en una espiral descendente, haciendo desde boxeador a delincuente de poca monta, metiéndose en problemas cada vez mayores de los que su hermano intentaba sacarle en la medida de lo posible.

La vida paralela de los dos hermanos nos permite conocer las dos caras de la moneda del denominado sueño americano, el éxito y el fracaso y las dos Américas que coexisitian pero que apenas tenían contacto entre ellas.

El tercer personaje principal de la serie es Julie Prescott, el amor de juventud de Rudy, pero que se aleja del mismo y empieza a vivir su vida independiente, plagada de incidentes y malas decisiones amorosas que la van endureciendo desde su ingenuidad inicial y nos muestran la perspectiva femenina de la época.

La estructura es lineal con las tres tramas principales de los dos hermanos y la de Julie que concentran toda la serie, con tramas secundarias con multitud de personajes que entran y salen de las vidas de los tres protagonistas, pero cuyos personajes solo existen en cuanto a su relación con los dos hermanos, sin entidad propia fuera de la misma.

La única excepción fue la presencia de un personaje secundario y accesorio al principio, Anthony Falconetti, que era un sicario ilustrado que se convierte en el archienemigo de la familia Jordache, a partir de un desencuentro con el hermano pobre Tom, y se nos  muestra como un asesino/ violador y realmente capaz de sorprendernos cada semana con actos del todo reprobables y sin el mas mínimo ápice de bondad, pero que iba ganando protagonismo a medida que avanzaba la serie.

El vídeo les muestra un ejemplo del comportamiento de Falconetti, malo entre los malos

La trama avanzaba de forma muy veloz y con los tres focos de atención bien diferenciados, los capítulos se pasaban en un santiamén, contando siempre con la indignación del respetable al ver de lo que era capaz de hacer Falconetti, para amargarles la vida a nuestros héroes.

Esta velocidad de desarrollo presentaba la ventaja de evitar que la serie cayera en aspectos mas culebronescos, en que los que es básico el desarrollo de personajes secundarios con entidad, para rellenar las tramas, aquí sencillamente se omitían, centrando toda la acción en tres personajes y en Falconetti, para romper las convenciones narrativas.

La presencia de destacados actores veteranos procedentes de Hollywood en papeles muy reducidos, fue otro gran acierto para jugar a descubrir con quien nos iban a sorprender en la siguiente escena, en el siguiente vídeo pueden ver a Nick Nolte en una gran escena con el ilustre Andrew Duggan veterano de mil películas.

Hombre rico, hombre pobre debe ser analizada en el contexto de la época en que fue estrenada, donde muchos de los conceptos que salían en la miniserie, eran auténticos tabús televisivos, como una vida sexual normal de las mujeres fuera de la institución matrimonial, escenas y referencias sexuales subidas de tono, insinuación de desnudos, llegando hasta la violación de un personaje masculino como muestra de lo que llegó a mostrar la miniserie.

Ni que decir tiene, que los mojigatos de la época pusieron el grito en el cielo y empezaron campañas para frenar la depravación que se apoderaba de la pequeña pantalla, pero las audiencias eran tan grandes que demostraron que el público estaba mas que interesado en este tipo de tramas tórridas y violentas, abriendo el camino de la apertura en ese sentido.

El final de la miniserie con el esperado enfrentamiento entre el buenísimo Rudy Jordache y el malisimo Falconetti, fue una de las cumbres de la televisión de los setenta, por ser lo que todo el mundo esperaba, y lo pueden rememorar en este vídeo

El éxito fue tan grande que a pesar del final cerrado de la miniserie, se las ingeniaron para hacer una segunda parte de las misma, pero dando el protagonismo a los hijos de Tom y Rudy, en un traspaso de poderes a la nueva generación como pueden ver en la promoción de la segunda parte.

Esta continuación, desde el punto de creativo fue muy mediocre al convertirse en un culebrón al uso, que vivía de las historias personales de los dos hijos y sobre todo del pobre Falconetti, al que rescataron para seguir haciendo de las suyas, pero completamente pasado de rosca y sin el carisma que tenía en la primera parte, convertido en un autoparodia. En el vídeo pueden la cabecera de la segunda temporada con una nueva constelación de estrellas, aunque de dos escalones inferiores a las iniciales.

Su estreno en nuestro país fue un autentico bombazo, y todas las personas que tenían uso de razón en aquella época de finales de los setenta, pueden atestiguar la fama que alcanzó la serie, con Falconetti convertido en un ídolo de masas. La serie era magnifica y muy adictiva y recuerdo verla con mi familia, pero sobre todo las exclamaciones de mi abuela cuando empezaba a gritarle y decirle de todo al malvado Falconetti, cuando aparecía en escena y sus muestras de indignación cuando hacía alguna de las suyas y sobre todo verla ponerse en pie aplaudiendo al final de la miniserie cuando recibía su merecido castigo.

Por estas razones y aunque mi abuela hace muchos años que no está con nosotros, mis recuerdos de esta serie van inequívocamente ligados a sus reacciones frente al televisor y son las memorias mas nítidas que tengo de ella, por lo que escribir la reseña también me ha servido para seguir teniéndola presente en mis pensamientos.

Si algún joven ve por primera vez la serie en la actualidad, no se va a sorprender lo mas mínimo e incluso Falconetti le va a parecer un boy scout comparado con malvados actuales de su estilo, como Tony Soprano o Gus Fring , pero la novedad era lo que mas resaltaba en aquella época y así perdura para muchos de nosotros.

Los actores:
El papel protagonista de la serie fue para Peter Strauss, un actor relativamente conocido por su papel en el western crepuscular y de denuncia ‘Soldado Azul’, pero que su autentico salto a la fama, lo dio por su papel de Rudy Jordache  en ambas partes de la serie.

Guapo, elegante y atractivo, Strauss nunca ha destacado por sus dotes como actor, y su carrera posterior se quedó encasillada en el genero de las miniseries y películas televisivas, psuedoplagios de esta, para caer en un ostracismo del que ya no ha salido y de hecho ahora se ha convertido en un importante productor de cítricos y un ecologista muy activo.

Aún peor le fue a la prometedora Susan Blakely, una atractiva modelo que enlazó su primer papel importante en ‘El Coloso en llamas’, con el papel de Julie Prescott , un autentico caramelo para cualquier actriz, donde sus hermosos ojos azules y su sexualidad recatada, la convirtió en la novia de América de la época.

Este éxito la marcó de por vida y ha seguido trabajando con regularidad pero en el circuito de estrellas invitadas de series tipo ‘Vacaciones en el Mar’ u ‘Hotel’, aunque recientemente la pude ver en dos episodios de ‘Southland’, pero completamente adicta al Botox y demás sustancias de chapa y pintura.

Sin duda el menos conocido de todos en el momento de emitirse era Nick Nolte, que había hecho de modelo y pequeños papeles en series criminales de la época. Nolte aprovechó su oportunidad a las mil maravillas y se convirtió en una estrella de la noche a la mañana, al encarnar al hermano pobre Tom, al que la vida no cesa de darle golpes, pero Nolte le da una humanidad como primera muestra del gran actor en el que se ha convertido.

A diferencia de sus dos compañeros, su carrera en el cine explotó con papeles en grandes éxitos como 48 horas o sobre todo ‘El príncipe de las mareas’ que le valió una nominación para el Oscar. Curiosamente no volvió a la televisión hasta hace dos años en la desafortunada Luck, y en la actualidad a sus 73 años sigue apareciendo en 4 o 5 películas al año, siempre en plena forma, como en la reciente Noé.

Hacer mas de 300 apariciones en cine y televisión y que todo el mundo solo te recuerde por ser Falconetti, es lo que le ha pasado a William Smith, un licenciado en lengua rusa y que fue modelo para el anuncio del caballo  de Marlboro. Smith empezó su prolífica carrera haciendo todo tipo de malvados en cine y televisión desde los inicios de los años 50, encasillándose en papeles de tipo duro y sin escrúpulos. Su Falconetti es la encarnación del malvado perfecto y Smith lo hizo a la perfección.

Su papel posterior mas importante fue de oponente de Clint Eastwood en aquel divertimento que fue ‘La gran pelea’, y luego ha seguido haciendo secundarios de todo tipo hasta la actualidad que a sus 81 años sigue saliendo donde se lo piden, aunque ya no está para muchos trotes.

Los papeles mas importantes de la segunda parte, fueron a caer a manos de actores desconocidos, con Gregg Henry como el rubio Wesley ,el hijo del rubio Tom, y James Carroll Jordan, como el moreno Billy hijastro de Rudy, ademas de la conocida Susan Sullivan ( Falcon Crest, Castle) como la nueva mujer de Rudy

James Carroll Jordan ha tenido una carrera posterior muy oscura, básicamente porque era un actor bastante malo, y todo lo que sea mas de dos escenas lo supera. En cambio su hermanastro en la ficción Gregg Henry, se ha convertido en uno de los secundarios mas sólidos y solicitados en cine y televisión, donde es difícil que haya una serie que no haya salido como estrella invitada y en todo tipo de papeles, seguro que les suena enormemente su cara.

Epilogo:

La fama global de la serie sigue siendo muy grande y como ejemplo les vamos a mostrar la cabecera de una adaptación turca de la serie realizada hace dos años

Hombre rico, hombre pobre es una serie que perdura en la memoria de los que tuvimos la oportunidad de verla en su momento y representó un hito importante en la historia de la televisión, no creemos que haya aguantado muy bien el paso del tiempo, pero no pienso comprobarlo, porque prefiero guardar mis memorias intactas de la época en que la vi, que un nuevo visionado, distorsionaría y seguramente para ir a peor. Esperamos que les hayamos traído sensaciones parecidas a algunos de ustedes.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Propuestas para su menú televisivo

Sobre el autor

Series para gourmets nace con la pretensión de ayudar a personalizar su menú televisivo con el panorama mundial de series. Cada lunes hablaremos de series remotas ni estadounidenses ni británicas, no estrenadas en nuestro país. Cada miércoles de series actuales estrenadas aquí y los viernes recordamos series del pasado de la televisión

Entradas recientes


junio 2014
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30