Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Boston Legal: El bufete mas surrealista de la pequeña pantalla

Boston Legal, es la protagonista de nuestra segunda entrega sobre la trilogía legal creada por David E. Kelley, cuya primera parte pueden recordar en este enlace.

http://blogs.diariovasco.com/series-gourmets/2014/06/27/el-abogado-the-practice-el-aspecto-menos-glamuroso-del-bufete-penalista

Boston Legal representó un cambio total respecto a la serie de la que procedía, dejando de ser una serie coral, para pasar a tener dos protagonistas principales, con un tercero de apoyo, y el resto era un pléyade de secundarios que entraban y salían de la serie como una puerta giratoria, siempre supeditados a la relación con los tres únicos personajes que importaban en la serie.

El enfoque era bastante surrealista, con saltos continuos entre casos serios,dramáticos y de gran calado , a casos esperpénticos que rozaban el ridículo, mas en la linea de Ally McBeal, que de El Abogado. No obstante, esta dificultad de encasillamiento era una de sus mejores virtudes, ya que era capaz de sorprendernos para bien o para mal cada semana, siendo totalmente imprevisible y diferente a toda otra serie.

Ficha: Boston Legal 101 episodios.   Oct 2004- Dic 2008 . ABC (USA)- Fox. (E)

Sinopsis: Alan Shore después de escindirse del bufete de Bobby Donnell (The Practice) , se une a la prestigiosa firma legal de Crane, Poole y Schmidt, debido a su amistad con la estrella del bufete Denny Crane, uno de los abogados mas brillantes de Boston, pero que empieza a desarrollar los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer. La serie se basa en los casos de todo tipo a los que se enfrenta el bufete de altos vuelos del estado de Massachusetts.

El inicio: David E. Kelley, al inicio de la última temporada de The Practice ( El abogado) introdujo el personaje de Alan Shore, para intentar revitalizar su serie insignia, de capa caída en su sexta y séptima temporada. El resultado fue tan óptimo, que recibió el encargo de la cadena ABC, de crear una secuela basada unicamente en Alan Shore, deshaciéndose del resto de abogados de la antigua serie, con excepción de Tara, una asistente incorporada en la última temporada, que se va con él a su nuevo trabajo.

Se puso manos a la obra con su socio Bill D’Elia ( izquierda), el director que se encarga de los aspectos mas técnicos de sus series y decidieron introducir la nueva serie en un arco de siete episodios, al final de la última temporada de The Practice, sobre todo con el personaje de Denny Crane como centro del cambio.

La serie fue estrenada en el otoño de 2004, el mismo año que acabó The Practice, y tuvo unas audiencias mas que aceptables, sobre todo entre las clases mas pudientes y se convirtió en la serie con los espectadores que tenían mayores ingresos, lo que es un autentico caramelo para los anunciantes, y le ganó una rápida renovación para la segunda temporada.

La sintoniza de apertura es extraña para los cánones habituales y es una pieza de Billy Valentine, un gran vocalista de Jazz, compositor como miembro de ‘The Valentine Brothers’ de la versión original de la gran canción ‘Money is too tight to mention’, mundialmente popularizada por Simply Red. Una sintonía muy especial como pueden ver en el primer vídeo

La trama:
La trama de la serie es sencilla de explicar ya que trata exclusivamente de la forma en que la firma de abogados Crane, Poole y Schmidt se enfrenta a los casos de todo tipo que les llegan al bufete, en especial por parte de  su abogado estrella Denny Crane, en el inicio de su decadencia por el Alzheimer y al nuevo incorporado a la firma el brillante pero excéntrico Alan Shore.

La apuesta de Kelley es utilizar la visión progresista de su firma de abogados, para contrarrestar la oleada conservadora que en la época post 11-S y durante la presidencia de Bush se hizo omnipresente en todo los EUA. Por primera vez en su carrera, Kelley toma partido de forma clara y denuncia claramente a través de su personaje Alan Shore, temas incómodos y políticamente incorrectos poniendo el dedo en la llaga sobre cuestiones candentes, con el contrapunto del personaje de Denny Crane, muy útil para ridiculizar los valores conservadores a los que representa, como el derecho a las armas, apareciendo en un juicio de la forma tan excéntrica que muestra el vídeo.

En cambio Alan Shore es mucho mas sutil y sibilino y destaca casi siempre por sacar de quicio a los jueces y fiscales rivales con sus alegatos como el que muestra el vídeo, con una alguna actriz que verán de forma fugaz, muy famosa en la actualidad.

Los juicios representaban una parte importante de las tramas, pero los mejores momentos venían dados por las interacciones entre Alan Shore y Denny Crane, con dos acciones que se repetían de forma constante en casi todos los capítulos de la serie, por un lado la obsesión de Denny Crane de presentarse a cualquier persona que pasara por su lado, con su nombre, en especial si era del genero femenino, como muestra este montaje.

El segundo elemento y que se convirtió en el mas definitorio de la serie, eran las conversaciones que ambos mantenían generalmente al final de cada episodio en la terraza del edificio, donde con una buena copa de alcohol y fumándose un habano, comentan el caso que han vivido con sus puntos de vista contrapuestos de forma jocosa y divertida.

El progreso de la enfermedad de Denny con su deterioro mental,  era cada vez mas evidente a lo largo de las temporadas y va complicando su situación personal y por ende su capacidad legal de llevar casos, aunque en sus momentos de lucidez es capaz de ganar a cualquiera.

El resto del bufete era verdaderamente accesorio, con excepción del personaje de Shirley Schmidt, otra de las socias principales del bufete, interpretado por Candice Bergen, que se incorporó a la serie a mitad de la primera temporada, para dar un pequeño toque de seriedad al desmadre de bufete en que se había convertido en sus inicios.

El resto de abogados y personajes secundarios, apenas duraban una temporada en la serie, apareciendo y desapareciendo sin apenas explicación, siendo utilizados para tramas de relleno y las mujeres para convertirse ademas en objeto de deseo del sátiro que era Denny Crane, que en cualquier otro lugar, habría sido expulsado por acoso sexual a las empleadas.

El trailer de presentación del DVD de la primera temporada es un ejemplo claro de los personajes que sobraban en la serie y que de hecho no duraron apenas en la misma.

La evolución de la serie a lo largo de las cinco temporadas que duró fue a trompicones, con la enfermedad de Denny como hilo conductor, pero con las tramas secundarias completamente desdibujadas, y marcadas por las historias personales y profesionales de los nuevos abogados que aparecían en la firma para desaparecer en un santiamén, lo que siempre es un problema para podernos identificar con ellos, convirtiendose la serie en el show de Alan Shore y Denny Crane, con el personaje de Candice Bergen poniendo orden.

Boston Legal era una serie tremendamente irregular, capaz de lo mejor y de lo peor en cada episodio, lo que descolocaba completamente al espectador que veía como se alternaban momentos de excelsa brillantez, con esperpentos ridículos que desmerecían todo el esfuerzo realizado.

El riesgo que tomaba David E. Kelley en sus posicionamientos era evidente, y a veces me recordaba a un jugador de fútbol que intenta meter goles desde el centro del campo, cuando lo consigue es para sacar el pañuelo, pero cuando falla repetidamente caía en la vergüenza ajena, por lo que la serie como entidad, nunca entró en la rueda de nominaciones y premios, excepto en el capitulo de actores, donde Spader y Shatner siempre eran recordados.

Un ejemplo lo tienen en estos comentarios sobre la primera temporada, donde el creador y los propios actores nos explican algunas claves de la creación de la serie.

Con estas salvedades que les indico, tengo que reconocer que Boston Legal me gustaba mucho, en especial cuando se mojaban en temas actuales y candentes , interactuaban los dos abogados principales o se dirigían a cámara explicando alguna historia, pero los momentos insufribles y ridículos que también los tenia, le hacían bajar puntos en mi valoración al faltarle una coherencia narrativa mas evidente y cuando llevaban dos o tres episodios sin ningún momento inspirado, podía llegar a ser hasta desesperante.

Con el tiempo que ha pasado desde su emisión la recuerdo con gran cariño, diluyendo en la memoria las partes negativas para quedarme con las positivas, pero creo que lo mas honesto es mencionar esos altibajos por si alguno de ustedes quiere empezar a verla, picado por la curiosidad.

Los actores:
James Spader da vida a Alan Shore, proveniente de la precuela The Practice, y con este papel consiguió revitalizar su carrera que despegó de forma meteórica en las películas juveniles de los ochenta como Pretty in Pink o Maniquí, y que consolidó con ‘Sexo, Mentiras y Cintas de Video’. Siguió trabajando de forma regular en los noventa, pero sin alcanzar la fama que alcanzó en sus inicios, hasta que Kelley pensó en él para encarnar a Alan Shore en su primer papel en la televisión.

Spader está deslumbrante, como un abogado cínico y sarcástico pero extremadamente brillante y capaz de encandilar a los jurados y de desquiciar a jueces y fiscales, ademas de su química innegable con su compañero William Shatner, convirtiendose en el centro de la serie. Su papel le reportó dos Emmys al mejor actor principal, en dos grandes sorpresas, ya que batió a los mejores actores de su generación y en series mas afamadas como Hugh Laurie, James Gandolfini o Kiefer Sutherland. En la actualidad está protagonizando The Blacklist, en un papel con un cinismo que nos recuerda en muchos momentos ese papel.

La replica viene dada por William Shatner, como Denny Crane, toda una institución en la cultura americana por su papel de capitán Kirk, en la reverenciada serie original de Star Trek, y las primeras entregas en cine de la saga. Tuvo otro momento de fama con la serie T.J. Hooker, junto a una imberbe Heather Locklear, pero tuvo que esperar a los 71 años para conseguir un papel que consiguiera darle otro aspecto diferente al del capitán Kirk.

Shatner demostró una vis cómica desconocida para muchos, y junto a James Spader crearon una pareja inolvidable, que ademas le reportó sus dos únicos Emmy en su carrera, el primero como estrella invitada en The Practice y el segundo como mejor actor secundario en Boston Legal en 2005, justo premio a 50 años actuando.

La tercera pieza básica de la serie era Candice Bergen, como Shirley Schmidt, encargada de poner orden en el guirigay que semanalmente le montaban en el bufete, Bergen después de una gran carrera  cinematográfica se reinventó como Murphy Brown y aquí sigue mostrando su innegable clase, a pesar de estar en un segundo termino.

Después de esta serie ha reducido mucho su actividad, apareciendo en tres episodios como madre de la doctora Cuddy en House y este año como madre de Michael J Fox, en el infausto show del mismo nombre.

El unico personaje que vino de The Practice con Alan Shore fue el de su asistente Tara Wilson interpretado por la británica Rhona Mitra, en un papel muy unidimensional que era unicamente objeto del deseo de su jefe, y cuando este lo consiguió, desapareció de la serie.

Mitra empezó su carrera haciendo de modelo real para el diseño de Lara Croft en el famosisimo videojuego y dio el salto a la televisión americana apareciendo en multitud de series pero en escasas temporadas, en este sentido ha tenido papeles regulares en series como Party of Five, Nip/Tuck, Gideon’s Crossing y mas recientemente Strike Back, y en la actualidad aparece en la recién estrenada The Last Ship.

Otros dos actores que aparecieron al principio de la serie para desaparecer posteriormente, fueron Lake Bell, como Sally Heep, una joven abogada en un papel sin importancia y que desapareció a mitad de la primera temporada, y cuya carrera posterior no ha sido ningún prodigio con series como Surface o Children’s Hospital como mas destacable, que es mas bien poca cosa

Su compañero Mark Valley en cambio es mas conocido por salir en multitud de series, su problema es que o dura poco al principio como en  ésta o Fringe, o son canceladas a pesar de no estar mal como Keen Eddie, Human Target, Harry’s Law o Body of Proof, lo que le está dando una cierta fama de gafe, a la que su aparición actual en Crisis no le va a ayudar mucho para quitársela de encima.

En Boston Legal, interpreta a Brad Chase, que aunque duró tres temporadas en la serie, su papel era muy reducido y se reducía principalmente a ser el blanco de las bromas de los dos protagonistas, al hacer de abogado serio y guaperas. En esta foto lo pueden ver con los actores de la tercera temporada entre los que podran reconocer a Julie Bowen ( segunda izq), ahora muy famosa por su Claire Dumphy en Modern Family o a Constance Zimmer (tercera der), la periodista de House of Cards, ademas de dos todoterrenos como Craig Bierko ( prim izq) y sobre todo Rene Auberjonois al fondo de la foto, que destaco en Star Trek: Deep Space Nine.

Los cambios de secundarios siguieron siendo continuos, en la cuarta temporada apareció Taraji P. Henson, la detective de color de Person of Interest, y en la foto inferior pueden ver el elenco de la última temporada, con actores como John Larroquette ( Juzgado de Guardia), Saffron Burrows o Christian Clemenson, en una muestra de la gran renovación que tenía la serie cada año.

El Final:
Al final de la cuarta temporada, la cadena ABC se planteó muy seriamente la cancelación de la serie, principalmente por razones económicas, debido a que era producida por un estudio externo 20th Fox, y los beneficios de las ventas al exterior no eran para ella, como sucedía en otros éxitos de la cadena de esa época, como Anatomía de Grey o Mujeres Desesperadas y el éxito no se reflejaba en los balances.

Ante la insistencia de David E Kelley, accedieron a una quinta y última temporada de trece capítulos para llegar al número mágico de 100 episodios, y poder acceder al dinero procedente de las ventas en sindicación. Kelley aprovechó la ocasión para cerrar las tramas de la serie, con un episodio final muy bien conseguido, en el que se celebraron dos bodas, una de ellas bastante sorprendente por lo inesperado de los contrayentes.

En el vídeo pueden ver la promoción de la cadena ABC del doble episodio final de la serie

El final cumplió las expectativas en cuanto a dejar contento a todo el mundo, y por lo menos no dejar las cosas en el aire, como era la idea inicial de la cadena ABC, para mi fue un final digno y correcto, en la linea de lo que se esperaba de la serie, pero que llegó en el momento justo, porque la historia principal ya no tenia mucho mas recorrido.

Boston Legal fue una serie famosa en su tiempo, de las que se comentaban en el trabajo, al día siguiente de su emisión, llegando incluso a hacer algún spot promocional para el acontecimiento televisivo del año en los EUA, como es la Superbowl, en este caso realmente divertido, por si no lo conocen, aquí lo pueden ver y disfrutar.

Boston Legal fue la serie que finalizó en el tiempo la trilogía de series legales de Boston, y en cierta forma la que marcó el inicio del declive de su creador David E. Kelley . En mi opinión a pesar de estar bastante bien, es la menos conseguida de las tres, pero solo por ver las interacciones de los dos actores principales, ya vale la pena de verla si la desconocen, porque a pesar de todo está por encima de la media y van a pasar momentos realmente divertidos, junto con planteamientos interesantes y arriesgados de temas poco convencionales.

Desde aquí les emplazamos para el próximo viernes, para el último capitulo, que dedicaremos a la tercera pieza que fue la hiperfamosa Ally McBeal.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@jefoce) y (@lmejino). Hasta la próxima

Mikel Madinabeitia/ Lorenzo Mejino

Contenido Patrocinado