Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Con ocho basta: Las virtudes de la familia hipernumerosa

La elección de la serie del recuerdo de cada viernes, es la que suele crearme mas problemas a la hora de decidirme, ya que pueden ser múltiples los factores que influyen a la hora de su elección entre las miles de series que tiene la historia de la televisión. Pero cuando leí la noticia de la reciente muerte de Dick van Patten, automáticamente tuve muy claro que tenia que dedicarle un articulo a la serie por la que es recordado en medio mundo, “Con Ocho Basta”, “Eight is enough” en su versión original.

Las historias de la familia Bradford, un columnista de un diario de Sacramento, con ocho hijos que se movían entre la etapa adulta y la adolescencia se convirtieron en una  de las series  favoritas de nuestro país, en su emisión los viernes por la tarde, como preludio del fin de semana, y les dio una efímera popularidad a alguno de sus protagonistas que copaban las portadas del Superpop y revistas similares.

“Con ocho basta”, era una comedia familiar sin pretensiones, mas blanca que la cal y destinada a ver con sus seres queridos y disfrutar de las travesuras inocentes que seguro que a muchos de ustedes les van a traer grandes recuerdos del paso de la década de los setenta a los ochenta, como vamos a intentar despertarles en este articulo.

Ficha: Con ocho basta ( Eight is enough) 112 episodios + 2 peliculas .   Abr 1977- may 1981 . Cadena: ABC (USA) TVE (E)

Sinopsis:  Tom Bradford es un columnista político de un diario de Sacramento, felizmente casado con Joan, con la que tiene ocho hijos, y que viven en una enorme casa con la madre a cargo de la intendencia de la casa y del cuidado de los ocho hijos. La serie desarrolla las historias cotidianas de una gran familia numerosa, centrándose en las historias de los hijos, todos ellos muy diferentes pero con una sensación de gran clan familiar

El inicio: William Blinn era de uno de los guionistas mas buscados en Hollywood desde que ganó su primer Emmy, por el guión del lacrimógeno drama deportivo Brian’s Song y su segundo por el guión de un episodio de la mítica Raíces.

A mediados de la década de los setenta empezó a crear series como churros con éxitos como Starsky y Hutch y recibió el encargo de la poderosa productora Lorimar, de adaptar el libro del periodista Tom Braden en el que relataba su vida como padre de familia numerosa, a una serie televisiva.

El aplicado Blinn se puso manos a la obra y escribió el piloto, que se filmó para recibir la aprobación de la cadena ABC, dicho piloto tiene la enorme curiosidad de que el papel del hijo mayor de la familia era interpretado por un desconocido Mark Hamill, como pueden ver en la intro del piloto.

Hamill sufrió un grave accidente de coche antes de empezar la filmación del segundo episodio y fue sustituido por Grant Goodeve, lo que a la larga fue su bendición, ya que al recuperarse consiguió el papel de Luke Skywalker en “Star Wars”, lo que le marcó de por vida. Otros dos actores infantiles fueron substituidos, cuando finalmente la ABC le dio un encargo de nueve episodios de prueba para rellenar su midseason de 1977, estrenándola en Abril de ese año.

En el siguiente vídeo, pueden ver el reparto de la 1T, que todavía tenia que sufrir cambios trágicos como veremos en el apartado siguiente.

La trama: La serie tuvo un inicio muy complicado, debido a que la actriz que interpretaba a la madre, Diana Hyland ( la pareja sentimental de un joven John Travolta), solo pudo aparecer en los cuatro primeros episodios, al ser diagnosticada con un agresivo cáncer de mama, que la apartó del rodaje y que causó su muerte a poco de iniciarse su emisión.

Los productores resolvieron el problema en el inicio de la 2T, anunciando la viudedad del patriarca, tras morir la madre de una enfermedad fulminante, para de forma inmediata sacar un nuevo interés amoroso para el padre, con una profesora que hace de tutora en casa de su hijo que esta convaleciente de una fractura de la pierna. La siguiente escena muestra la entrada en la serie de la que iba a ser la nueva señora Bradford.

Como se pueden imaginar, el amor entre ellos surgió rápidamente y lo que es mas importante legalizaron su situación de forma meteórica, para evitar que vivieran en pecado, lo que podía escandalizar a amplios sectores de la sociedad de la época.

La serie en la 1T, era una serie familiar muy convencional, mientras que en la 2T aprovecharon la entrada de la “nueva” madre, para introducir algunos pequeños conflictos con la prole, que añoraba a su madre natural, pero siempre muy ligeros y que se acababan arreglando con un abrazo entre todos.

El esquema de la serie era sencillo, un matrimonio serio y bien avenido que servia como santo y guía de sus ocho hijos que correspondían a ocho arquetipos diferentes que funcionaban perfectamente para crear las tramitas semanales a partir de los contrastes de sus personalidades.

De esta forma de mayor a menor, teníamos al primogénito David, despreocupado y sin centrarse en la vida, Mary, feminista y políticamente involucrada, Joanie, apocada y que ejercía de segunda madre, Susan, la rebelde y hippie, Nancy la coqueta y superficial, Elizabeth, la mas lista, Tommy, el gamberro y travieso y finalmente el benjamín Nicholas, el niño mimado de la familia.

Las combinaciones que ofrecían estos ocho personajes eran múltiples, tanto de uno contra uno, como de guerra de sexos y de esta manera iban pasando los episodios, resolviendo los problemas que surgían y que abarcaban todos los problemas juveniles habituales pero sin cargar mucho las tintas. Lógicamente con el paso de los años, los novios y las novias de los hijos mayores fueron incrementando la familia, incluyendo la llegada de algún nieto.

En la cabecera de la tercera temporada se pueden apreciar estos cambios, ademas de introducir una versión cantada de la sintonía, de forma bastante desastrosa por Grant Goodeve el actor que encarnaba el hijo mayor en la serie, que quería hacer sus pinitos como cantante, con escaso éxito como se pueden imaginar

Tras los sobresaltos iniciales, la serie cogió su velocidad de crucero y no deparaba sorpresas al no salirse los guionistas y directores jornaleros de los parámetros marcados, entre los que había que incluir una banda sonora de risas, poco habitual en series rodadas en exteriores de una hora de duración.

La serie la asocio con mi etapa universitaria, y tengo que reconocer que la veía con un cierto interés y me gustaba, pero vista con la perspectiva actual, me costaría justificarlo con argumentos mínimamente validos, excepto el rato entretenido y distraído que me hacia pasar los viernes, como antesala de las juergas del fin de semana.

Su carácter inofensivo y familiar la hacia ideal para verla acompañado, pero el paso del tiempo ha sido inexorable, y la modernidad de la época, con los peinados, pantalones campanas y plataformas de la época, han envejecido fatal y ha quedado totalmente desfasada, como habrán podido comprobar en los vídeos que hemos insertado

Los actores:
El recientemente fallecido Dick Van Patten, ha estado casi ochenta años pisando los escenarios desde su debut en Broadway en 1935 y consiguió su primer papel importante en los inicios de la televisión en la comedia en directo “ Mama” de 1949 a 1957 , que fue uno de los primeros éxitos televisivos de la historia, De ahí pasó a una prolífica carrera en cine y televisión a cuya cima llegó con su afable interpretación del patriarca Bradford, que le dio una enorme popularidad en todo el mundo.

Tras la serie continuó trabajando sin parar siempre como estrella invitada especializada en papeles bonachones y simpáticos, hasta su muerte la pasada semana.

Betty Buckley fue la actriz elegida personalmente por el presidente de la cadena Brandon Tartikoff, para sustituir a la fallecida Diana Hyland, tras verla en su debut cinematográfico como la maestra en el gran éxito que fue “ Carrie”, y es indudablemente la que todos recordamos como madre de la familia, aunque curiosamente era un año mas joven (29) que una de sus hijas en la pantalla, Laurie Walters, que tenia 30, cosas de los castings

La carrera de Buckley tras la serie se ha centrado en Broadway, en el teatro musical, consiguiendo un Tony a la mejor actriz en el reparto original de “Cats” y donde ha trabajado en multitud de obras hasta la actualidad, alternando con papelitos televisivos de estrella invitada y las grabaciones musicales con mas de quince discos editados, y dos nominaciones a los Grammy.

Las actrices que han interpretado a las hijas, de izquierda a derecha Dianne Kay (Nancy) Connie Needham ( Elizabeth), Laurie Walters (Joanie), Lani O’Grady (Mary) y en la foto solitaria  Susan Richardson (Susan)

 

 

 

 

 

 

 

 

Las cinco comparten haber tenido su único papel importante en esta serie y todas están retiradas desde hace muchos años de la interpretación, excepto O’Grady que se suicidó con drogas en 2001. Poco mas de añadir artísticamente sobre todas ellas.

En el capitulo de los hijos teníamos a Grant Goodeve como el primogénito David, que sustituyó a Mark Hamill tras el piloto, siendo su primer papel importante. Tras la serie y fracasar como cantante, tuvo papeles recurrentes en “Dinastía” y sobre todo en “ Doctor en Alaska”, pero se ha ido desvaneciendo con el paso de los años y ha acabado poniendo voces a videojuegos

Willy Aames era un actor infantil bastante asiduo en las series de los setenta, cuando fue elegido como el rompecorazones Tommy, que se convirtió en una asiduo de las portadas de las carpetas de las adolescentes de media España, con sus rizos y sus ojos azules que  hacían suspirar a miles de fans. Su carrera tras la serie ha sido por lo menos peculiar, protagonizando primero “Paradise”, una copia barata del éxito que fue “El Lago Azul”, para acabar de coprotagonista durante cinco años en una sitcom tan mediocre como “Charles in Charge”.

Lo mas extravagante viene cuando tras un renacer religioso, decide producir e interpretar al primer superheroe religioso, “Bibleman” , en una serie de peliculas destinadas al publico evangélico, muy difíciles de digerir en estado sobrio y con una cabecera delirante, que seria una gran parodia, sino fuera porque van absolutamente en serio. Vean y juzguen

Por último mencionar al benjamín y niño mimado de la familia Nicholas, interpretado por un repelente Adam Rich, que solo ha pasado a la historia de la peluquería por el peinado tipo tazón o champiñón, que se convirtió en moda absoluta, como atestiguan miles de álbumes familiares con los niños de esa edad con un corte de pelo a lo “Nicholas”. Su carrera posterior suele ser utilizada como ejemplo de niños actores que han perdido el rumbo por las drogas y otras adicciones.

El final y secuelas:
La serie empezó a tener un fuerte descenso de las audiencias en la 5T, principalmente por lo agotadas que estaban las tramas al eludir grandes conflictos y dramas, por lo que como era habitual en esa época, la cadena ABC la canceló en 1981, en una gran remodelación de su programación que se llevó a otras siete series por delante, sin que nadie lo lamentara demasiado.

No obstante, el recuerdo de la serie seguía latente en mucha gente y como los actores tampoco tuvieron una gran carrera posterior, seis años mas tarde, decidieron hacer una película para la televisión “Eight is enough. A family reunion” para volver a reunir a toda la familia con la excusa del quincuagésimo aniversario de su padre y para resolver algún problema laboral del mismo.

Como pueden ver en el vídeo, está todo el reparto inicial menos la madre Betty Buckley, con una floreciente carrera en Broadway, que declinó salir en la película, y la sustituyeron por la cara por otra actriz

Como la película dio unos ciertos réditos, nada mejor que hacer una segunda película para intentar seguir rentabilizando la memoria con “An Eight is Enough wedding”, con la excusa del segundo matrimonio del hijo mayor, pero el presupuesto era tan ínfimo que viendo los títulos de crédito, ya se hacen una idea de lo que se han gastado.

Todo el reparto repite, excepto ¿adivinan quién?, en efecto la madre, que volvió a tener otro cambio de actriz, para acabar de adobar la historia.

Epilogo: La mejor manera de cerrar un articulo plenamente nostálgico es poner un vídeo donde puedan ver lo que ha sido de los actores en esos treinta y cinco años que han pasado desde la serie

“Con ocho basta”  es otra de esas series que perdura en la memoria de las personas que la vimos en nuestra juventud y que nos hacía pasar unas veladas entretenidas y distraídas sin mas veleidades artísticas, con lo que tenemos la certeza que habrán disfrutado al recordar algunos de sus personajes o características.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino