Buck Rogers en el Siglo XXV: El kitsch espacial en su mejor forma | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Buck Rogers en el Siglo XXV: El kitsch espacial en su mejor forma

La tendencia mas importante en la actualidad es la creación de series a partir de superheroes o personajes de cómics, de la que estamos teniendo un aluvión en estos últimos años que inundan las parrillas de casi todas las cadenas televisivas .

Pero lo que muchos no saben o no quieren recordar, es que esta tendencia es casi tan vieja como la propia televisión, que nunca ha tenido problemas en adaptar obras gráficas o cómics en forma de series o películas, por la facilidad de dirigirse a una masa de seguidores  ya establecida y que representa un publico potencial muy interesante por su obsesión y fidelidad hacia sus héroes

Hoy vamos a aprovechar nuestro espacio del recuerdo para desempolvar, uno de los mejores ejemplos del genero de los años 1970, la serie “Buck Rogers en el siglo XXV” un magnifico ejemplo de las series casposas espaciales que nacieron espoleadas por el éxito de “La Guerra de las galaxias”, y que buscaban contentar a ese nuevo publico ávido de aventuras espaciales en dosis semanales tras ver el éxito cinematográfico de la saga de George Lucas.

Ficha: Buck Rogers en el siglo XXV ( Buck Rogers in the 25th century) 37 episodios.   Sep 1979-Abr 1981. NBC (USA)- TVE 1 (E)

Sinopsis: Buck Rogers es un piloto de las fuerzas aéreas, que debido a un problema en su nave queda criogenizado y no despierta hasta 504 años después en pleno siglo XXV, donde debe adaptarse al nuevo mundo en un lugar donde se han perdido todos los registros de su existencia en el pasado.

El inicio: Buck Rogers nació como personaje en una novela del autor de ciencia-ficción Philip Francis Nowlan en 1928 llamada Armageddon 2419 A.D, de donde dio el salto a las tiras cómicas de los diarios, donde estuvo durante décadas

Su popularidad dio lugar a seriales de radio, basados en el personaje y en 1939 dio el salto a la gran pantalla en forma de serial de doce capítulos, interpretado por el campeón olímpico de natación Buster Crabbee, que posteriormente sería uno de los Tarzanes cinematograficos. Si quieren ver esta obra arqueológica, aquí tienen el vídeo

El personaje siguió viviendo en las paginas de los diarios, hasta que el descomunal éxito de “La Guerra de las Galaxias”, despertó el apetito de todos las cadenas de televisión para desarrollar formatos espaciales en forma de serie semanal y nadie mejor que el astuto megaproductor Glenn A. Larson para desarrollarlas.

Larsson había finalizado el piloto de “Battlestar Galactica” para la ABC, cuando la NBC le pidió otra serie para ellos, Larson pensó que el personaje de Buck Rogers sería ideal para otra serie y de acuerdo con los estudios Universal les vendió la idea a la NBC y empezó a trabajar en el piloto, junto con Leslie Stevens, otro gran guionista de su cuadrilla, aprovechando decorados y material del rodaje de “Battlestar Galáctica”, lo que reforzó en la industria su fama de roñica y tacaño.

Los estudios Universal siguieron una estrategia similar que con “Battlestar Galactica” y visto el piloto, decidieron estrenarlo en los cines como una película, para pasar posteriormente al formato televisivo.

El estreno de la película, pura serie B, tuvo bastante éxito en taquilla, por parte de un público ávido de ver cualquier cosa en una nave espacial, como pueden ver en los títulos de crédito de la película

Su pase a televisión, vino precedido por unas criticas bastantes duras, que se ensañaban por la cutrez de la propuesta mas digna de una película de Ed Wood que de una serie televisiva, pero en cambio su recepción fue bastante buena, en especial entre el publico adolescente que descubrió al Buck Rogers de sus padres y abuelos y se lo quedó como propio.

La serie se iniciaba con una pequeña introducción en los títulos de crédito, como pueden ver en su versión española neutra

La trama:
Los viajes en el tiempo siempre son un buen caldo de cultivo para películas y series televisivos, y el salto de 500 años al futuro de Buck Rogers no iba a ser una excepción. En este caso su viaje al futuro le hace descubrir que la Tierra que él conocía había sufrido un cataclismo nuclear en 1987, poco después de su desaparición a principios de 1987 y que todo había cambiado desde entonces.

Debido a sus habilidades, consigue ser aceptado como piloto por el Ministerio de Defensa y es puesto bajo la supervisión de la coronel Wilma Deering, una militar estricta, pero con la que empezará a desarrollar una atracción mutua a medida que pasan los episodios. Ambos reciben sus ordenes del propio Ministro de defensa, el Dr Huer que les encarga todo tipo de misiones para salvar la tierra de innumerables peligros.

La parte “tecnológica” del siglo XXV, viene dado por un ordenador minúsculo llamado Theo que era la voz de la sabiduría y del conocimiento y por un pequeño robot llamado Twiki, que apenas se comunicaba con dos o tres palabras repetitivas, como pueden ver en el siguiente vídeo, donde ambos son presentados a Buck Rogers

La estructura de la serie en su primera temporada era sencilla, a ritmo de misión semanal, aunque en varias ocasiones las misiones duraban dos episodios, nuestros dos protagonistas recibían su misión, se trasladaban al teatro de operaciones, mediante puertas espaciales y una vez allí en plan superespias desmantelaban el problema, tras estar en peligro en diversas ocasiones durante el episodio.

Un tema recurrente en las misiones es la escasez de ropa de las mujeres de los planetas perdidos del universo, directamente encaminado a alegrar la vista a los adolescentes que no podían entrar a los cines y que podían soñar con amazonas, villanas y esclavas espaciales, como pueden ver en este avance de un episodio

Las tramas no eran precisamente un prodigio de originalidad, y por ello los mejores momentos venían por la parte cómica que quedaba a cargo del robot Twiki y su famosa frase BIDI; BIDI; BIDI que repetía incesantemente, incluso en momentos como éste, en que cae prendado de una robot que a su vez solo dice BOOTY;BOOTY;BOOTY, en un dialogo de besugos elevados a la máxima expresión.

El único hilo de continuidad de la serie venia dado por la atracción entre los dos protagonistas, que progresaba mas a base de equívocos y malentendidos que de sinceridad y declaración de sentimientos, por ello momentos como el que pueden ver en el vídeo, donde vemos lo que pasa en la mente de Buck Rogers, aclaran de forma indirecta el tema.

Siempre he sido un gran aficionado de las series de ciencia-ficción, pero con Buck Rogers se dio el caso curioso de que nunca me llegó a gustar o entusiasmar, ya que siempre me pareció mas cutre de lo que mis jóvenes sentidos podían soportar en esa época.

La veía para comentarla con los amigos, pero poca cosa mas, porque ni las historias ni las interpretaciones, eran nada del otro del mundo, y los efectos especiales parecían reciclados de otras películas de la Universal y la sensación de refrito no se iba de mi cabeza y ni los trajes de licra de la protagonista y las minifaldas de las actrices, eran motivo suficiente para ponerla en un lugar mas destacado de mis series favoritas de juventud.

Siempre me ha sorprendido esa veneración que tanto la película como la serie han tenido en diversos sectores, porque tanto en calidad como en producción, estaba muy lejos de “Star Trek” o incluso del original de “Battlestar Galactica” por lo que esa adoración de lo kitsch y la caspa, nunca ha entrado dentro de mis parámetros audiovisuales y mas si la vemos en la actualidad, ya que encima ha envejecido fatal.

Los actores: Gil Gerard era un actor que iba malviviendo haciendo publicidad y pequeños papeles, cuando conoció a Glenn A. Larson en una fiesta, que le dio el papel de Buck Rogers de forma inmediata por su porte que era el que tiene en mente para el personaje.

Gerard era un actor discreto y en la serie no hace nada del otro mundo, excepto evitar despeinarse incluso en las circunstancias mas peligrosas.

Su carrera posterior volvió al ostracismo , haciendo de presentador de documentales y realities y viviendo del rentable circuito de las convenciones nostálgicas, aunque su nivel es mas parecido al del Johnny Drama de “Entourage”, que a otros actores de mas pedigree.

Erin Gray era un top-model de las mas cotizadas a principios de la década de los setenta, lo que le abrió las puertas de la interpretación, al firmar un contrato de larga duración con los Estudios Universal, que lo primero que hicieron fue ponerla en esta serie para que luciera palmito y cuerpo en trajes superceñidos que Gray llevaba con gran desenvoltura.

Gray se reveló como un actriz mas allá de una cara bonita y los imposibles trajes que llevaba ,y la mejor muestra es su participación posterior en la sitcom “Silver Spoons” que fue el vehículo de lanzamiento de Ricky Schroeder, pero a partir de ahí se ha ido desvaneciendo con apariciones en cosas como “Dark Justice” y similares.

Si la villana de la primera temporada, la malvada princesa Ardala, aparece vestida de semejante guisa en todas las escenas, poco mas se puede añadir sobre el personaje, ni sobre la pobre actriz Pamela Hensley que se ganaba las habichuelas de semejante guisa. Hensley era una habitual de las series de los sesenta y setenta, con papeles recurrentes en series como Marcus Welby . Tras colgar el bikini estuvo tres años en la serie “Matt Houston”, para desaparecer completamente de la escena tras su matrimonio con el megaproductor E. Duke Vincent, la mano derecha de Aaron Spelling

Mucho mas conocido e interesante es Tim O’Connor, sentado a la izquierda, que interpretaba al Dr Huer, el ministro de Defensa en la 1T de la serie. O’Connor es el típico veterano que reconocemos su cara de forma inmediata, pero del que difícilmente recordamos algún papel, por haber aparecido en mil lugares pero sin apenas notoriedad.

En la segunda temporada, hubo cambio total de personajes, quedando los dos protagonistas junto con el robot Twiki, que reconocerán rápidamente en la foto, a la derecha tienen un hombre pájaro interpretado por Thom Christopher, que fue la causa principal por la que la serie se desplomara en su segunda temporada

La incorporación en la 2T del siempre venerable británico Wilfrid Hyde-White, uno de los mejores mayordomos de la historia del cine y la televisión, en uno de los pocos papeles en que no llevaba la bandeja, se queda casi como una anécdota a pie de pagina para cerrar este apartado.

El Final:
La serie fue siempre denostada y vilipendiada por la crítica, pero consiguió una ferviente base de seguidores que la alzaron al estatus de serie de culto con esas misiones en plan James Bond espacial de su 1T.

Por eso cuando la serie fue renovada y los nuevos productores que procedían del terreno del western, decidieron llevarla a su terreno y la convirtieron en una especie de western espacial, dejando solo a la pareja protagonista y al robot Twiki y metiéndolos en una nave espacial en busca de civilizaciones espaciales en los confines del universo ( una copia descarada de Star Trek), sus fieles seguidores la abandonaron y las audiencias se despeñaron espectacularmente.

Viendo el panorama, la NBC, decidió cancelar la serie de forma fulminante al final de sus once primeros episodios, sin hacer nada especial, cerrándola con el episodio que tocaba que era otro cualquiera de la serie.

Epilogo:
A diferencia de muchas de las series de ciencia-ficcion de la época, Buck Rogers, nunca ha sido objeto de un remake serio, aunque no me extrañaria que se le ocurriera a algun ejecutivo si la nueva pelicula de la saga de “La Guerra de las Galaxias”, fuera un enorme éxito.

Lo mas parecido fue una webserie basada en el personaje que se estrenó en 2010 “Buck Rogers begins” y que contaba con la colaboración de los actores originales como padres del nuevo heroe intergalactico como pueden ver en el siguiente video:

Buck Rogers, fue una serie con la que pasé algunos ratos distraídos en mi juventud pero que dista mucho de ser una de mis preferidas, pero en cambio estoy seguro que a algunos de ustedes les habrá traído enormes recuerdos, por ser una de sus series de cabecera, en su tránsito por la adolescencia, si es así deseo que hayan disfrutado de los recuerdos que les he activado y que siempre pueden recordar en los paquetes de DVD que gozan de excelentes ventas todavía por nostálgicos de la serie como pueden ver en el último vídeo del articulo

Anhelando que hayan disfrutado  recordando lo que hacían hace treinta y cinco años mientras emitían la serie, esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino