Turn: Espias de Washington: El nacimiento de las redes de espias | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Turn: Espias de Washington: El nacimiento de las redes de espias

La falta de creatividad en las series es uno de los principales problemas con que nos encontramos en la actualidad, con multitud de remakes, adaptaciones o copias descaradas de formatos ya emitidos con ligeras variaciones. Por ello, en cuanto vemos alguna premisa que se sale de lo habitual, por lo menos capta la atención de los espectadores que buscan  algo diferente en su menú televisivo.

“Turn: Espias de Washington” pertenece a este grupo de series que intenta hacer algo diferente explicando la historia basada en hechos reales de la formación de una red de espias por parte de las fuerzas de George Washington infiltradas en  las tropas británicas durante la guerra de la Independencia americana.

A pesar de no ser una serie redonda, por lo menos el esfuerzo que realiza va en la buena dirección y ha mejorado bastante en la 2T, por lo que presenta los suficientes alicientes para que aquellos de ustedes que disfrutan con las series históricas, puedan pasar un rato entretenido con ella, porque no hay productos como “Turn” en la parrilla y solo por esa singularidad se merece un cierto reconocimiento, como vamos a intentar hacer en este articulo.

Ficha: Turn: Espias de Washington / Turn: Washington’s Spies 20+ episodios.  Abr 2014- AMC (USA) AMC (E)

Sinopsis: Abe Woodhull, un granjero que vive de cultivar coles y venderlas en el mercado de Nueva York, es contactado por las fuerzas revolucionarias de George Washington a través de un amigo de la infancia, para hacer algún pequeño trabajo de espía, aprovechando su facilidad de movimientos entre ambos bandos, a lo que acepta de forma reluctante y como un favor a su amigo.

A partir de aquí, poco a poco Abe se va involucrando cada vez mas en trabajos de inteligencia y aumentando su importancia en el desarrollo de la guerra, siendo la pieza angular del primer servicio de inteligencia norteamericano

El inicio: Craig Silverstein era un guionista especializado en procedimentales que en 2008, formaba parte del equipo de guionistas de “Bones”, cuando el productor ejecutivo de esa serie Barry Josephson, le pasó el libro “Washington’s spies: The Story of America First Spy Ring” de Abraham Rose, para que ponderara la posibilidad de hacer una serie a partir de ese material basado en hechos históricos.

Silverstein hizo una propuesta de piloto para la FOX, que es donde trabajaban ambos pero nunca llegó mas allá, marchándose Silverstein, poco después a crear y producir la serie “Nikita”, durante los cuatro años de su duración.

Cuando “Nikita” se acercaba al final, recibió una llamada de su antiguo socio que había sondeado a la cadena AMC y ésta se mostraba muy interesada en desarrollar el proyecto con algunos ajustes y tras escribir el piloto recibieron el encargo de una primera temporada de 10 episodios.

La serie fue estrenada el mes de Abril del año pasado, con unas críticas mas bien tibias, que reconocían el gran potencial de la idea, pero tenían dudas sobre la viabilidad de su ejecución al tocar demasiadas teclas y abrir demasiados frentes a la vez, que les producía un cierto sentimiento de frustración . Las audiencias también fueron discretas y la serie pasó bastante mas desapercibida que lo que sus creadores habrían deseado con el siguiente trailer de presentación

La trama: Turn, que es como se llamó la serie en su primer año, añadiéndole la coletilla de “Washington’s spies” al inicio de la 2T, tiene una estructura lineal, en la que nuestros protagonistas se mueven por el periodo histórico de la revolución americana, pero sin intentar dar una clase de historia, excepto en algunos momentos fijos históricos que respetan por la cronología.

La cabecera de la serie muy elaborada, pero que no me ha acabado de convencer ni la canción ni el tono de la misma, es un fiel reflejo de lo que la serie intenta desarrollar.

El punto de partida es el momento mas bajo de las tropas revolucionarias a finales de 1776, cuando los británicos habían conseguido expulsar a los rebeldes de Nueva York y sus alrededores, y enviarlos  a los bosques cercanos donde eran perseguidos tanto por las tropas regulares como por tropas mercenarias al servicio de la corona británica, como pueden ver en el segundo trailer de la serie.

El centro de la serie es el pueblo de Seatuket en Long Island, en el estado de Nueva York, bajo dominación británica, donde vive Abe Woodhull, un granjero que es el hijo del magistrado del pueblo, siendo su progenitor un colaboracionista convencido de las fuerzas británicas.

La 1T desarrolla de forma bastante parsimoniosa, la captación de Abe para hacer de espía, con sus primeros trabajos sin apenas importancia, pero siempre con el peligro de ser descubierto por su padre o los jefes del destacamento británico de Seatuket.

Abe es el típico héroe a la fuerza, que se ve obligado a su pesar a tomar partido en una guerra que en principio detesta, pero que como todo converso, acaba abrazando la causa revolucionaria con gran fervor.

La serie nos muestra de forma exhaustiva a  los dos bandos, el británico con sus formas y honor por encima de todo, apoyados por colaboracionistas como el padre de Abe, que piensa que están mejor como están , que en el posible caos que vendría con la independencia de las colonias, el siguiente vídeo les muestra como mantienen las tradiciones como el cántico del “Rule Britannia”, en esas veladas tan formales a las que son adictos los de la “Union Jack”

El trabajo sucio británico lo dejaban a tropas mercenarias renegadas, capaces de cualquier cosa por un puñado de monedas, con el jefe mercenario Richard Rogers al frente.

El lado americano es mucho mas heterogéneo y desorganizado, con el personaje de George Washington al frente, como ideólogo y líder de la causa, apoyado por sus colaboradores, entre los que destaca su jefe de inteligencia, el mayor Ben Talmadge, gran amigo de Abe de la infancia y principal responsable de involucrar a su amigo en estas tareas, para intentar cambiar el curso de los acontecimientos de la guerra.

Uno de los elementos mas singulares de la serie son los métodos rupestres de espionaje que utilizan, con mensajes cifrados en clave, tintas invisibles y la forma de pasar dichos mensajes en los elementos mas insospechados, aunque la cosa evoluciona hacia inventos dignos del TBO en la 2T, creados casi todos ellos por Benjamin Franklin.

Tras ser renovada un poco por los pelos, la 2T ha mejorado bastante al centrarse mas en pocas historias, en especial en la formación de la red de espias  Culper, que era el nombre en clave de Abe Woodhull, cuando decide adentrarse en lineas enemigas para pasar información de forma regular, mejorando mucho el ritmo de la 1T.

Turn es una serie difícil de encasillar, ya que mis sensaciones tras ver la primera temporada, era que era una serie que me interesaba, por las posibilidades que presentaba, cuando empezaban los conflictos, pero que les costó Dios y ayuda, llegar a ese momento, perdiéndose en recovecos e historias secundarias, sin apenas interés.

Una constante de esa 1T era ver a los personajes deambular en la pantalla, resolviendo pequeños conflictos o nimiedades en el pueblo, con las coles como referente,  procrastinando de manera descarada  entrar en materias mas jugosas y peliagudas , en especial en el bando americano, donde apenas pasaba nada, a pesar de ir perdiendo la guerra. Por suerte los comandantes británicos eran lo suficiente malos, como para esperar perrerías continuas de ellos, a la espera que los rebeldes se pusieran las pilas y dejaran de enamorarse entre ellos y luchar por su patria.

Este paso adelante lo dan en la 2T, donde la trama de espias recibe por fin la centralidad que esperábamos y entran en un juego de secretos, dobles espias y traiciones que empieza a mostrar todas sus posibilidades, con los cuatro últimos capítulos  que cierran la temporada, en un in crescendo mas que interesante, con una espectacular batalla en el episodio final que cierra con un enorme “cliffhanger”, que gracias a su renovación tendremos la posibilidad de ver como es desarrollado.

A mi la serie me sigue pareciendo interesante, pero soy consciente que la tranquilidad con que desarrollaron la trama en la 1T, puede ser un obstáculo insalvable para aquellos de ustedes, que desean vibrar y entusiasmarse con sus series, y que tampoco les voy a engañar. tampoco es que acelere tanto en la 2T.

“Turn” es una serie reposada y reflexiva, ya que prefiere desarrollar los dilemas morales y éticos de todos los personajes implicados en el conflicto a convertirse en una serie de acción con grandes batallas y movimientos espectaculares de tropas, no pasando de las escaramuzas de guerra de guerrillas en los momentos de gran acción, con excepción de la gran batalla final.

Su reparto no reúne estrellas con gran tirón y la propia caracterización histórica retrasa nuestro reconocimiento de los personajes hasta dos o tres episodios, por la gran cantidad de ellos que tienen frases o cierta importancia en la serie, lo que añade una cierta confusión a la densa trama de los primeros episodios.

Por estas razones, ha caído mas claramente en la categoría de placer culpable histórico, que de una serie plenamente recomendable por sus cualidades intrínsecas. Si disfrutan con las series históricas en un contexto determinado, seguramente estará mas indicada para ustedes que si se dedican a contar los muertos y las peleas por episodio como en otras series de la misma cadena AMC.

La serie se ha estrenado en nuestro país en la filial española de la cadena AMC, con promociones como la siguiente

Los actores:
El británico Jamie Bell era el nombre mas conocido del reparto, por su fabulosa interpretación del bailarin Billy Elliot en la película del mismo nombre, que interpretó a los once años, sorprendentemente, su carrera siguió muy solida actuando sin parar en todo tipo de películas, desde cine de terror como “Deathwatch”, a películas taquilleras como “King Kong” o ”Snowpiercer”.

“Turn” representa su primer papel televisivo y para serles sinceros no me ha acabado de convencer mucho, después de lo que le he visto hacer en el cine, ya que lo veo demasiado tenso e intenso, sin relajarse en ningún momento, en especial en la 1T, estando por debajo de lo que cabía esperar.

Mucho mas me ha gustado el veterano actor británico Kevin McNally como su padre el magistrado Richard Woodhull, cuya carrera llega hasta el recordado Castor de “Yo Claudio” y ha participado en innumerables series y películas con su porte patricio y elegante como marca de la casa, como en la saga de “Piratas en el Caribe”, donde era el segundo de Jack Sparrow

McNally está magnifico como un personaje con enormes conflictos morales entre su lealtad a la corona británica, porque considera que es lo mejor para su pueblo, y su amor a su familia que se ha posicionado claramente con el enemigo, intentando mediar en la medida que puede entre ambos bandos.

El escoces Angus McFayden tuvo su primer papel importante en Braveheart, donde ademas era el narrador y se ha especializado en hacer papeles de villanos y seres torturados , como en la saga Saw.

Aquí hace del jefe de mercenarios Richard Rogers, un personaje con un fuerte agravio personal con el propio George Washington y dispuesto a todo para vengarse de él, convirtiéndose en el peón ideal del ejercito británico para los trabajos mas sucios.

El bando de los espias, lo componen ademas de Jamie Bell, como Abe Woodhull, su mejor amigo , el mayor Ben Talmadge ( a la derecha de la foto, interpretado por Seth Numrich), Daniel Henshall como el jefe de exploradores Caleb Brewster y Heather Lind como Anna Strong, su colaboradora principal y posible interés amoroso.

Ninguno de los tres actores tenía apenas experiencia hasta estos papeles, que son los mas importantes de su carrera hasta el momento, y la verdad es que ninguno de los tres me ha hecho abrir la boca de admiración con unas actuaciones correctas sin mas.

En cambio en el lado británico, tenemos las mejores sorpresas con dos grandes interpretaciones, el mas flojo está en el centro, el actor JJ Feild, un secundario que aquí interpreta de forma bastante desganada al jefe de la inteligencia británica el mayor André.

En cambio el nivel sube y mucho con la presencia de Burn Gorman ( izquierda) , el inolvidable Owen de Torchwood, que con su mirada inquietante y penetrante, ha conseguido hacerse un hueco en muchos lugares y que aquí está excelente como el Mayor Hewlett, el jefe del destacamento británico de Seatuket, y principal valedor de las esencias de la Pérfida Albión en suelo americano

El mejor actor de todo el reparto y la principal razón para ver la serie es sin ninguna duda, el desconocido ingles Samuel Roukin ( derecha) , como el principal villano británico el capitán Simcoe, un ser despreciable que es un verdadero patán, pero magnético como pocos, y que arrasa en todas las escenas que sale, comiéndose a todos sus compañeros de reparto excepto Gorman, que es el único que la aguanta el tipo.

Epilogo:
La producción y la ambientación de la serie son excelentes, aunque en algunas ocasiones se les va la mano con los efectos especiales, cuando desean recrear escenas de masas, con grandes poblaciones y muchos barcos en el puerto donde los cromas cantan bastante.

A pesar de que las audiencias no son ninguna maravilla y los costes de una producción de este tipo son elevados, la cadena AMC ha decidido apostar por ella y la ha renovado para una 3T, que yo por lo menos pienso seguir viendo.

Para concluir insistiremos en que “Turn”, es una serie interesante por la curiosidad que puede suscitar la ambientación en un periodo del que apenas se han hecho series si lo comparamos con la Guerra Civil americana, por poner un ejemplo cercano en el tiempo. No es una serie redonda ni con un gran ritmo , pero lo que he visto me ha satisfecho lo suficiente, como para poder decirlo desde el articulo de los miércoles que cada semana dedicamos a una serie actual.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino