Walker Texas Ranger: Chuck Norris en estado puro y sin adulterar | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Walker Texas Ranger: Chuck Norris en estado puro y sin adulterar

La televisión comercial siempre ha tenido muy claros sus objetivos, entre los cuales nunca ha estado contentar a los críticos o ganar premios Emmy. Siempre lo han fiado todo a las audiencias, sacando sus beneficios del pastel publicitario y de las ventas a todos los lugares del mundo que pudieran, con productos sencillos y de fácil compresión al gusto de las mayorías silenciosas que son las que dan buenas cifras de espectadores y hacen florecer los balances de las cadenas para sus accionistas.

Uno de los ejemplos mas diáfanos es la serie que hoy les vamos a recordar “Walker Texas Ranger”, una de esas series de las que seguro que ha acabado topando con algún episodio cambiando de canal y a lo mejor se ha quedado viéndola, porque no había otra cosa que le distrajera.

Serie hecha y diseñada a la mayor gloria de Chuck Norris, una gran estrella cinematográfica del cine B de acción y de artes marciales, consiguió atraer a su ingente masa de seguidores del ídolo de los videoclubs de medio mundo, con un producto diseñado específicamente para darles sus raciones semanales de mamporros y patadas voladoras contra todo tipo de malhechores y forajidos en el Texas del final de siglo XX.

Ficha: Walker Texas Ranger 202 ep + 1 película   Sep 1993-May 2001.  Cadena: CBS (USA)- Telecinco (E)

Sinopsis:  Cordell Walker es un ex-marine que se ha convertido en un Ranger de Texas, que es el nombre que recibe la policía del estado de la estrella solitaria. Con su compañero Jimmy investiga todos los casos criminales de la zona de Dallas-Fort Worth, sin dudar en resolverlos de la forma mas expeditiva posible, gracias a sus conocimientos de artes marciales y armas de todo tipo, limpiando de facinerosos la faz de Texas.

El inicio: Chuck Norris es uno de los primeros nombres que nos vienen a la cabeza, cuando pensamos en las películas de acción de los años setenta y ochenta, casi todas ellas producciones de bajo coste y alto rendimiento de la productora Cannon, en especial bajo la dirección de los avispados primos israelitas Menahem Golan y Yoram Globus.

A principio de los años noventa Cannon decidió intentar probar suerte en el negocio televisivo y para ello nada mejor que hacerlo con su gran estrella Chuck Norris que ya estaba en un claro declive cinematográfico, tanto por su edad, como por la aparición de otras estrellas mas jóvenes como Jean Claude Van Damme, que ocupaban su lugar en las estanterías de los videoclubs mundiales.

La idea de base era centrarse en el personaje de una película del año 1983 “Lone Wolf McQuade”, un Ranger de Texas para desarrollar una serie de películas televisivas basadas en el mismo. El problema surgió cuando la productora Cannon entró en gravísimas dificultades financieras que la llevaron a la bancarrota y Chuck Norris decidió llevarse el proyecto a otro lado, pero obligado a cambiar el nombre para evitar problemas legales de propiedad de derechos.

Contactó con dos pesos pesados de la producción como Albert S.Ruddy ( El Padrino, izq) y Leslie Greif ( Hatfields y McCoys) que decidieron utilizar sus recursos para conseguir convencer  a las cadenas para emitir la serie.

Con los dos productores al mando, el proyecto empezó a pasar por la mano de diversos guionistas para crear la serie como el oscarizado Paul Haggis ( Crash, Show me a Hero, izq) que hizo el primer borrador que fue pulido posteriormente por un escritor cinematográfico como Christopher Canaan ( Camarena) , hasta conseguir la luz verde de la cadena CBS para realizar tres películas, que fueron supervisadas por otro futuro peso pesado de la escritura televisiva, J. Michael Straczynsky ( Babylon 5, Sense8).

 

 

 

 

 

Las películas fueron estrenadas en la primavera del año 1993, y su éxito en audiencias, acabó por convencer a la cadena CBS, para hacerles el encargo de una serie semanal para la temporada 1993-1994.
Para empezar nada mejor que su cabecera inicial de la 1T, que como veremos posteriormente, sufrió varios cambios.

La trama:
Walker Texas Ranger es una serie centrada exclusivamente en mostrarnos a su protagonista impartiendo justicia a través de cualquier método en sus manos para atrapar a los forajidos de cada semana, en el espíritu de los sheriffs del antiguo oeste pero llevado al Texas del final del siglo XX.

Walker trabaja exclusivamente con su compañero Jimmy Trivette, una ex-estrella del fútbol americano, cuya carrera acabó por una prematura lesión, ambos colaboran de forma estrecha con la justicia a través de la ayudante del fiscal, con la que poco a poco  Walker va estableciendo una relación mucho mas allá que la estrictamente profesional.

El entorno de Walker, lo completaban sus dos mentores, el juvenil a cargo de un jefe indio, Apenasahwat que fue el que crió a Walker, tras la muerte de sus dos progenitores, que desapareció al final de la 2T , y el profesional, su primer supervisor en los Rangers, C.D Parker, que ya retirado, es el propietario de un restaurante, ideal para echar unas copas, tras resolver el caso y comentar la jugada.

Con estos mimbres, oscuros guionistas y aplicados artesanos en la dirección, desarrollaban la plantilla con la que se diseñaba el guión de cada episodio, que empezaba mostrándonos al villano de turno, haciendo una fechoría que va a poner en marcha toda la maquinaria policial con Walker al mando.

Al conocer al malo de turno, todo el episodio se centra en la búsqueda y localización del mismo por parte de Walker y su colega, empezando siempre por alguna pista que les permite zurrarle la badana a cualquiera que tenga de información sobre el sospechoso, al que acababan localizando y reduciendo en el clímax final del capitulo, siempre con un gran pelea como la del vídeo

El esquema se reproducía en cada episodio, sin apenas variaciones ni continuidad ,excepto en la coreografía de las peleas y los enfrentamientos armados, que eran donde los guionistas se esforzaban en innovar y buscar nuevas sensaciones en el espectador, para los tres o cuatro peleas que debían tener en cada episodio, y donde Chuck Norris podía lucir sus habilidades en las artes marciales para regocijo de sus seguidores.

Las lineas estaban siempre muy claras, con los buenos a un lado, alejados de las drogas y de cualquier comportamiento reprobable, haciendo servicios comunitarios y sin ningún defecto que pudiera oscurecer su aura de perfección. El lado de los villanos tampoco ofrecía muchas variaciones, requetemalos, de los que desconocíamos sus motivaciones o razones y simplemente se dedican a hacer el mal, sin poder empatizar con ellos en ningún momento y que solo se merecen ser vapuleados por Chuck Norris y contra mas veces mejor.

Lo mejor de la serie era sin duda las luchas y peleas continuas, que era la principal razón por la que la gente miraba la serie, porque los diálogos era de una sencillez apabullante y con muchas frases lapidarias que Walker soltaba a sus enemigos, momentos antes de empezar a repartir estopa con generosidad.

El esquema se mantuvo inalterable durante las primeras temporadas con el enorme apoyo de las grandes audiencias del denominado “Nascar country” de los EUA, que es nuestro equivalente de la señora de Cuenca que utilizan nuestros programadores, con  la serie cómodamente instalada en su nicho del sábado por la noche, donde hacía las delicias de todas las personas que no salían el fin de semana y preferían quedarse en su casa y que veían como su serie se renovaba de forma automática cada temporada.

Hacia la sexta temporada, empezaron a ampliar el numero de personajes, para poder realizar nuevas tramas con jóvenes agentes que se incorporaban a los Rangers, y aligerar la carga del dúo principal, con el que ya sea agotaban todas las historias personales, como pueden ver en los cambios en la cabecera, con la canción que cantaba de forma bastante pobre el propio Chuck Norris, en una de las peores sintonías de la historia televisiva.

La entrada de los jóvenes agentes, permitía introducir elementos humorísticos que eran impensables al inicio donde sencillamente habría sido imposible ver a Chuck Norris vestido de la guisa que le hacían ir al novato en el vídeo

La serie era frecuentemente criticada por su machismo recalcitrante y la gran cantidad de actos violentos que se veían en cada episodio, siendo objeto de campañas de colectivos que buscaban reducir la violencia en las pantallas televisivas, pero sus protestas jamas llegaron mas lejos que gritos en el campo abierto.

“Walker Texas Ranger”, tenía la gran virtud de darle a un enorme sector de público exactamente lo que quería, una ensalada de tiros y peleas semanales que les hacían pasar un rato distraído y que olvidaban a los cinco minutos de acabar, con un enorme éxito en todo el mundo, en especial en los países mas pobres donde Chuck Norris es un ídolo de masas.

Personalmente nunca ha sido una serie que haya estado en mi menú semanal, y de hecho en cuanto vi unos cuantos episodios y tuve claro el esquema, deje de verla bastante rápidamente, porque no me decía nada en absoluto, la excepción se producía cuando me encontraba de viaje por alguno de esos países lejanos, y me la encontraba por algún canal y acababa viéndola cuando la producción local no me interesaba apenas.

El problema es que al final a lo tonto he acabado viendo bastantes mas episodios de los que habría querido, gracias a la gran eficacia del responsable de ventas internacionales de la CBS, que la ha colocado en casi todos los países, donde ademas la emiten en bucles continuos y aunque estuviera doblada en mongol o arameo , se seguía sin problemas.

Los actores: Chuck Norris fue el rey de las películas de acción y artes marciales de serie B de los años 80, en una carrera que empezó gracias a su gran dominio de todo tipo de técnicas de lucha orientales, como oponente del mítico Bruce Lee en el “El retorno del Dragón” . Posteriormente dio su salto a la fama con películas como “Desaparecido en combate” o “Delta Force”, hasta que en el ocaso de su carrera cinematográfica decidió embarcarse en el proyecto de Walker.

Norris siempre ha sido un actor muy limitado fuera de las partes físicas de sus personajes, pero por lo menos ha sido muy consciente de ello y no se ha metido en papeles complicados precisamente, Walker es el mejor ejemplo, al tener que poner caras intensas entre pelea y pelea y poca cosa más. Tras la serie ha dejado el cine muy de lado, pero con frecuente presencia en teletiendas de todo tipo para vender sus negocios , muy centrado en su faceta cristiana y ultraconservadora, pero su aparición breve en una película hecha a su medida como “Los Mercenarios 2“, es el mejor ejemplo de su inteligencia para elegir sus papeles.

Clarence Gilyard es un actor que se hizo famoso por ser el primer investigador de la serie “Matlock”, en la que estuvo varios años y donde disfrutaba realizando sus propias escenas físicas, por eso cuando le surgió la oportunidad de interpretar a Jimmy Trivette, el mejor amigo y compañero de fatigas de Walker, cambió de serie, en especial cuando le aseguraron que podría hacer él mismo sus propias escenas de acción.

Gilyard era el compañero perfecto, algo mejor actor pero no demasiado, para no dejar al pobre Chuck Norris en evidencia, brillando en sus peleas a pares contra todo bicho viviente. Tras la serie se retiró para finalizar sus estudios y se ha convertido en profesor de arte dramático en la Universidad de Nevada-las Vegas

El toque femenino a la serie entre tanta testosterona machista, lo daba Sheree J . Wilson, como la fiscal del distrito Alex Cahill. La rubia Wilson se había especializado en papeles de belleza sureña, como el que tuvo durante cinco años en las últimas temporadas de  “Dallas”, tras protagonizar la película “Hellbound”  con Chuck Norris, fue elegida por el mismo Norris, para encarnar a la chica de la serie, con la que acabaría casándose, tras un romance más largo que un día sin pan.

Wilson  era la mejor actriz del grupo, ya que por lo menos podía sonreír de forma natural, pero su papel era reducido y supeditado siempre a los machos alfa que la rodeaban en todo momento. Tras la serie ha ido apareciendo de forma esporádica en películas televisivas, viviendo de las rentas de las reuniones de sus dos series de éxito.

Noble Willingham era un texano de pro, que había tenido una oscura carrera como secundario o terciario en películas y series de todo tipo, hasta que le llegó el papel de C.D. Parker, que le dieron en segunda instancia, a partir del segundo episodio, ya que el actor del piloto, Garland Santain, no les acabó de convencer.

Willingham tenía el cómodo papel del mentor y consejero aúlico de Walker, apareciendo en alguna escena en medio del episodio para aconsejar a su pupilo y en la escena final para echarse unas risas todos juntos. Willingham abandonó la serie antes del final, para presentarse al Congreso por el partido republicano en la circunscripción texana donde vivía, perdiendo en la elección. Murió poco después de un ataque al corazón en 2004.

El Final y la película:

Al entrar en su 8T, Chuck Norris, que se había convertido en el productor ejecutivo de la serie, decidió que iba a ser la última, porque con 61 años, consideraba que el recorrido de su personaje estaba acabado sobre todo desde el punto de vista físico, por el lógico cansancio que arrastraba y prepararon un episodio final por todo lo alto para despedir la serie.

En el último capítulo decidieron que se escapara de la prisión todo un grupo de criminales encarcelados por Walker y su grupo, con lo que la tensión estaba asegurada hasta el final, aderezada por las circunstancias personales de Walker y la fiscal del distrito con un hijo en camino, pero que finalizó como todos los fans esperaban a una trayectoria de mas de ocho años y 200 episodios.

En 2005 CBS decidió intentar resucitar el personaje con una película televisiva para sondear el mercado para una posible tanda de secuelas para el sábado por la noche. Norris y Wilson, fueron los únicos miembros del reparto original que tomaron parte en la película, con un cameo de Clarence Gilyard, que no podía participar en el rodaje por causas personales.

La película fue otra historia  como las de siempre, pero independiente  de la serie original, el problema vino cuando su excesiva confianza en la continuidad de las películas, les hizo finalizar la primera película con un “cliffhanger” brutal, que debido a las bajas audiencias que tuvo fue lo último que hemos visto de Walker hasta la fecha. En el vídeo pueden recordar por curiosidad la última escena, para que vean lo salvajes que fueron y mas cuando les salió el tiro por la culata.

Epílogo:

Como les he comentado muchas veces intento que mis opiniones y valoraciones personales no prevalezcan sobre el éxito objetivo que ha tenido una serie a nivel popular y comercial y con Walker Texas Ranger  tengo la certeza que muchos de ustedes  la recordaran con gran cariño y afecto, solo por esa razón se merece un recuerdo  como el que le hemos dedicado en nuestro rincón del viernes.

Espero sus opiniones y comentarios, aquí o en mi cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Propuestas para su menú televisivo

Sobre el autor

Series para gourmets nace con la pretensión de ayudar a personalizar su menú televisivo con el panorama mundial de series. Cada lunes hablaremos de series remotas ni estadounidenses ni británicas, no estrenadas en nuestro país. Cada miércoles de series actuales estrenadas aquí y los viernes recordamos series del pasado de la televisión

Entradas recientes


enero 2016
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031