Boy Machine ( Suecia): La accidentada reunión adulta de un grupo musical adolescente | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Boy Machine ( Suecia): La accidentada reunión adulta de un grupo musical adolescente

La comedia es  el género que tiene mayores problemas para traspasar las fronteras no solo internacionales, sino incluso entre las diferentes regiones de un país, por las peculiaridades de los diferentes tipos de humor que derivan de  las idiosincrasias de cada zona.

Estos problemas se reflejan en el escaso numero de comedias que han aparecido en nuestro rincón de los lunes que dedicamos a las series remotas, ya que la inmensa mayoría pertenecen al grupo que podríamos definir simplemente por “Maldita sea la gracia que tienen” y lógicamente las ignoramos.

Por suerte el estreno de “Boy Machine”, una sitcom sueca bastante alocada y con ciertos puntos de interés por el mayor interés internacional de su premisa, nos permite paliar en parte esa carencia, con la historia de una “boy band” que decide volver a los escenarios tras veinte años de separación

Ficha: Boy Machine 8 episodios 25 min .   Oct 2015 – Dic 2015  Idioma: Sueco subtitulada en castellano. Cadena: TV4 ( S)

La trama : La serie trata sobre la historia de una banda ficticia “Boy Machine”, formada por cuatro adolescentes que arrasó en Suecia durante los años noventa y que se separaron de forma poco amistosa en la cúspide de su éxito, basados en temas como el del vídeo, una genial parodia de las “boy band “ de los noventa.

Los cuatro llevan una existencia gris y alejada de los focos de su juventud, cuando a instancias del cantante y líder del grupo, el único que sigue malviviendo de las migajas de su fama anterior, deciden rememorar los tiempos pasados y juntarse de nuevo para intentar recuperar su pasión juvenil.

Ya se pueden imaginar que la reinvención de cuatro cuarentones, dieciocho años después de su separación, no va a ser un camino de rosas y la 1T se estructura en tres partes bien diferenciadas. El primer tramo se centra  en conocer las vidas actuales de los cuatro miembros y en vencer sus reticencias para volver en unirse, con sus pintas actuales.

El tramo central se centra en la preparación para la vuelta del grupo, que pasa tanto por componer nuevas canciones, como por ensayar coreografías modernas, aunque el óxido que se ha apoderado de sus cuerpos hace que sus bailes sean tan patéticos como el del siguiente vídeo, dirigidos por Pippi una manager un tanto excéntrica.

Los episodios finales de la serie se centran en su participación en un festival de la canción sueca, como última oportunidad para recuperar su añorada fama, y vencer a sus más enconados rivales, el dúo “Stargaze” ( con un miembro que es toda una sorpresa para los que hayan visto la 3T de Bron) , que son los que arrasan con las quinceañeras suecas, con canciones como la del vídeo.

El humor se centra principalmente en el contraste de su fama pretérita y las humillaciones actuales que deben sufrir así como en  los sacrificios personales que deben realizar en el presente y que aceptan para intentar recuperar su pasión por la música que todos han añorado durante toda su separación. Las humillaciones llegan hasta el punto de hacerles interpretar una canción de raíces españolas, vestidos de pseudo toreros, en una de las escenas mas divertidas de la 1T.

El tono de la comedia es amable con ligeros toques agridulces y funciona mucho mejor en las partes musicales que en las tramas personales de los cuatro miembros, que son mucho mas predecibles y con bastante menos gracia que cuando los tenemos actuando, que es cuando la comedia alcanza momentos brillantes, lo que probablemente le va a valer para ser renovada para una 2T, todavía no confirmada.

No es una gran comedia, ni una serie redonda, pero personalmente la he disfrutado  bastante más de lo que me esperaba. En algunos momentos me he reido  bastante con algunos gags ya que cuando acierta en el blanco es brillante y solo por eso merece ser destacada en lugar preferente, como un exponente interesante del humor escandinavo, y del sueco en particular, como pueden comprobar en el trailer que cierra nuestro artículo.

Epilogo:
“Boy Machine” está especialmente recomendada para aquellos de ustedes que sean fans del festival de Eurovision o tengan su reproductor musical lleno de canciones de grupos adolescentes pop de los noventa, porque se van a divertir bastante por el buen nivel paródico que tiene de esa época y que puede hacer que la serie se convierta en su pequeño placer culpable.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino