Entre fantasmas: Guia para resolver los asuntos terrenales inacabados | Series para gourmets

Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Entre fantasmas: Guia para resolver los asuntos terrenales inacabados

Las series con personajes intermediarios entre el mundo terrenal y el desconocido más allá, tienen bastantes adeptos y seguidores que disfrutan con las historias de corte dramático que suelen desarrollarse a partir de los espíritus de los seres que nos han abandonado y los supervivientes que se han quedado llorando su pérdida.

“Entre fantasmas” el titulo en español del original “Ghost Whisperer”, que traducido mas correctamente sería “Susurrador de fantasmas” ha sido uno de los mejores ejemplos del género, con un éxito importante entre las personas que necesitan su dosis melodramática semanal a ser posible echando alguna lagrimita ante las tristes situaciones que se desarrollaban tras la muerte de los seres queridos, con la protagonista intentando arreglar los hilos por resolver

En el articulo vamos a explicarles las claves y los resortes que utilizaban para conseguir el éxito mundial que tuvo durante sus cinco años de emisión.

Ficha: Entre fantasmas (Ghost Whisperer) 107 episodios.   Sep 2005- May 2010 . Cadena: CBS (USA) Fox/Cuatro. (E)

Sinopsis: Melinda Gordon,  recién casada y que regenta con su mejor amiga una tienda de antigüedades a  las afueras de Nueva York, tiene el don de ver y comunicarse con los espíritus de la gente fallecida. Los fantasmas acuden a ella, para que les ayude a dar mensajes a sus seres queridos o a finalizar alguna tarea que han dejado inacabada, para poder descansar en paz, y poder salir del limbo en que se encuentran hasta que Melinda, su representante terrenal, pueda proporcionarles esa salida ansiada.

El inicio: John Gray ( izq) era un guionista y director que desarrollaba su carrera principalmente en el segmento de las películas televisivas, tipo sobremesas dominicales, con diversas incursiones cinematográficas sin pena ni gloria, siendo lo que en la industria se conoce un aplicado artesano, que nunca había llegado a tener ningún reconocimiento entre los cinéfilos

En su primer trabajo tuvo como productores al matrimonio formado Ian Sander ( segundo izq) y Kim Moses (der), dos productores que han destacado bastante en televisión, en especial con su gran serie maldita sobre los problemas racistas en los años cincuenta “I’ll Fly Away/Tiempo de conflictos” ganadora de varios Emmys, con David Chase a cargo de los guiones. Ademas fueron responsables de series interesantes como “Profiler” o “Equal Justice” y suelen tener bastante claras las necesidades de las televisiones generalistas.

La génesis de la serie surgió a partir de la historia de una médium, Mary Anne Winkowski, que aseguraba que podía hablar con los espíritus de los fallecidos y que asistía a funerales para que sus familiares pudieran mantener a través de ella una última conversación con su ser querido. Los ejecutivos de la cadena CBS, vieron un concepto interesante en la historia y le pidieron a John Gray que desarrollará un piloto a partir de esa idea. Gray se puso en contacto con esa señora y con diversos expertos en temas parapsicológicos y con el respaldo de sus dos amigos productores, escribió un piloto que agradó a la CBS y le encargó su rodaje.

El mayor acierto para ganar en notoriedad fue convencer a Jennifer Love Hewitt para que volviera al medio televisivo en un papel protagonista, tras intentar una carrera cinematográfica poco brillante donde intentaba aprovechar su popularidad adquirida en la serie “Party of Five”. Hewitt mantenía una base de seguidores importante y su involucración en el proyecto fue un factor importante para conseguir la aprobación y el encargo de la serie para la temporada otoñal de 2005 en la cadena CBS.

Su estreno vino precedido de una buena promoción con un trailer impactante como el siguiente:

La acogida de los críticos a la serie fue bastante tibia, sin mostrar demasiado entusiasmo por un concepto no demasiado original que se añadía como otro pieza más a los diferentes series procedimentales que trufaban la programación de la cadena CBS. Su toque fantástico era ideal para programarla a primera hora de la noche de los viernes, un día tranquilo, donde las expectativas son mucho más bajas que otro día de la semana, y la serie tuvo unas audiencias bastante buenas desde el inicio, lo que le valió una renovación casi inmediata para una 2T

La trama:
La serie se centraba de forma absoluta en el personaje de Melinda Gordon, que acaparaba todas y cada una de las escenas dentro de una estructura de procedimental fantástico, en el que cada episodio empezaba con Melinda recibiendo la visita del espíritu que le iba a encargar la tarea semanal que iba centrar sus esfuerzos para enmendar las cosas.

La cabecera de la serie en español, explicaba la premisa y las circunstancias en que Melinda debía realizar su trabajo en cada episodio

Tras la misma y la presentación del caso semanal, teníamos los títulos de crédito de la serie con un introducción onírica que deja a las claras las intenciones de sus autores en la serie

En paralelo al caso principal, teníamos algunas historias secundarias para desengrasar un poco el habitual dramatismo de la central, que se centraban en la gran historia de amor que Melinda tenía con su marido Jim, un paramédico que apoya en todo a su mujer, a pesar de que sus poderes le superan por completo, pero absolutamente comprensivo ante la misión que debe realizar su cónyuge

En el siguiente vídeo pueden ver como se conocieron ambos, el inicio ideal para una gran historia romántica

Un aspecto interesante era que la serie no planteaba cargar las tintas sobre el fallecido por los errores o pecados que hubiera cometido en su vida, evitando juicios sobre los finados, centrándose en esa búsqueda de la paz interior del espíritu atormentando resolviendo sus asuntos colgados en la faz de la tierra.

La serie buscaba y conseguía un tono melodramático, bastante intenso, con la pena de la separación del muerto y sus seres queridos, como motor central de la historia semanal, que cerraban con el truco narrativo de que una vez resuelto el problema , el espíritu caminaba hacia una luz blanca como símbolo de su expiación terrenal gracias a los buenos oficios de Melinda.

El enfrentamiento entre los dos mundos el real, y el que veía Melinda, llevaba a escenas como las del siguiente vídeo, donde la pobre ve y siente cosas que no puede compartir con nadie de su alrededor.

Una escena clásica en todos los episodios, eran las conversaciones que mantenían los espíritus con sus supervivientes con Melinda de intermediaria como mandan los cánones de todo médium, que eran los únicos momentos donde de vez en cuando se introducían algunos elementos cómicos como el del siguiente vídeo con un cierto trabalenguas entre el ingles y el español.


La serie mantuvo durante casi todo su recorrido un esquema similar, aunque de vez en cuando introducían tragedias personales de la propia Melinda, que servían para hacer rotaciones de actores secundarios, pero aumentando la carga dramática que debía soportar nuestra protagonista, al tener que lidiar con asuntos personales en forma de espíritus cercanos.

Estas sacudidas argumentales, servían ademas para agitar las placidas aguas de sus numerosos seguidores que solían expresar su contento o disgusto por la desaparición de personajes a los que le habían tomado mucho cariño, que expresaban en las nacientes redes sociales, o en los foros y aplicaciones que los productores habían creado, para aumentar la interactividad con sus fans, en uno de las iniciativas pioneras en este campo.

Personalmente, nunca fue una serie que me llamó mucho la atención ni por su premisa ni por el desarrollo de la misma, por lo que nunca entró en mi rotación de series, desde sus inicios.

Su estilo me recordaba en el fondo a series de temática similares como “Tocados por un ángel” o “Autopista hacia el cielo”, aunque sin la componente religiosa y cristiana que tenían estos dos, quedándose en un laicismo espiritual que por lo menos no era tan cargante como el de las series mencionadas.

Era un producto comercial muy bien diseñado con el objetivo de alcanzar un segmento de publico muy determinado, al que le daba exactamente lo que quería, un drama lacrimógeno con mucha intensidad y sin mucha continuidad, con una protagonista agradable, ideal para el inicio del fin de semana.

En mi caso me dejó de interesar bastante rápidamente, pero cuando leía que había algún capitulo donde pasaba algo impactante, le echaba un vistazo de forma distendida, mas por prurito profesional de estar al día, que por propio placer, y mi opinión ha permanecido inalterada hasta estos días, ya que nunca fue una serie para mis gustos personales.

Los actores:
Jennifer Love Hewitt era el 110% de la serie y la valoración de su trabajo era el factor primordial para engancharse a la serie. Su carrera había empezado como actriz infantil en muchas series hasta que le llegó su oportunidad con un pequeño papel en la serie “Party of five”, que fue creciendo hasta llegar a eclipsar en popularidad a los cinco hermanos protagonistas, gracias a su aparición simultanea en la película “Se lo que hicisteis el último verano” y secuelas.

Protagonizó la secuela de la serie “The time of my life”, que fue un sonoro fracaso, para pasarse al cine, aunque con películas como “El Tuxedo” o “Garfield”, su fama y caché no subieron precisamente mucho, por lo que su vuelta a la televisión no sorprendió a nadie.

Love Hewitt es un actriz ideal para consumir en pequeñas dosis como su Sarah de “Party of Five”, que me encantaba. Su problema es que no es muy versátil y siempre hace los mismos mohines y morritos con su cara, por lo que de  gustarme al principio ha pasado a cargarme mucho gracias a su papel de Melinda Gordon, donde su presencia continua en pantalla me agotaba.

Tiene sus seguidores, y de hecho yo lo fui el siglo pasado, pero tras esta serie y sus incursiones posteriores en papeles importantes en “The Client List” o “Mentes criminales” no ha conseguido recuperar la imagen inicial que tenia de ella.

David Conrad había empezado su carrera en papeles de guaperas buenorro e inteligente en series como la interesante “Relativity” , “Rosswell” o “Miss Match”, cuando le llegó el papel mas importante de su carrera como el diligente amante y esposo de la médium, a la que apoya y da cariño en todo momento.

Conrad cumplía sobradamente en un papel sencillo, como muleta de la protagonista, convirtiéndose en el esposo ideal, por el que suspiraban muchas seguidoras de la serie. Su carrera tras la serie no ha acabado de despegar, con una aparición recurrente como uno de los malvados de Hydra en “Agents of Shield”, como papel más destacado.

Aisha Tyler era Andrea Marino la mejor amiga de Melinda, con la que compartía la tienda de antigüedades en los inicios de la serie, siendo el otro puntal de nuestra protagonista más allá del ámbito familiar, en un papel de pocas escenas por episodio y bastante sencillito.

Su carrera ha sido extraña, con muchos papeles recurrentes en series famosas como “Friends”, “CSI” o “24”, que hacen que su cara nos suene,  pero sin acordarnos de dónde, solo estuvo una temporada con los fantasmas y recientemente la hemos visto también en la misma serie que su compañera de fatigas “Mentes criminales”, ademas de ser una habitual en los programas de entrevistas y tertulias de las mañanas de las cadenas USA.

Por último mencionar a esa gran actriz que es Camryn Mannheim, que sustituyó a Aisha Tyler como socia en la tienda, tras la primera temporada, elevando y bastante el nivel de interpretación de la serie gracias a esta actriz que ganó un Emmy por su gran papel en “El Abogado”

Su presencia mostraba bastante las carencias de Love Hewitt con la que compartía muchas escenas y a la que se merendaba en todas ellas, en un papel muy sencillo para una gran actriz como ella. Últimamente ha aparecido en otro gran papel en “Person of Interest” y siempre da gusto verla por las pantallas.

El Final:
La serie encontró su acomodo en la noche de los viernes, pero poco a poco iba perdiendo audiencia, por el lógico desgaste de la formula tras diversas temporadas, por lo que la cadena CBS canceló la serie al final de la 5T, sin previo aviso ,con un episodio escrito y dirigido por su creador John Gray, que tenia mas o menos un final feliz sin importantes “cliffhangers”.

Su cancelación originó un cierto movimiento por parte de los seguidores, muy desairados por el trato dispensado a su serie favorita, incluyendo esfuerzos para que otra cadena rescatara la serie, con resultados baldíos hasta el momento, aunque viendo la trayectoria posterior de los implicados y las resurrecciones de los últimos años, yo ya no descartó nada en este sentido y mas en este tipo de series.

Su fama sigue bastante presente en nuestros días, al ser una de las series que se repiten en bucle como relleno en las cadenas de pago o de TDT, al no exigir mucha atención si se caza un episodio al vuelo, ideal para el espectador casual y rascar algunas milésimas de audiencia.

“Entre Fantasmas” una serie bastante reciente, de la que hemos  recordado sus aspectos más importantes y que deseamos les haya gustado a aquellos de ustedes que disfrutaban, más que un servidor, con las historias de Melinda Gordon y sus fantasmas generales y particulares.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Propuestas para su menú televisivo

Sobre el autor

Series para gourmets nace con la pretensión de ayudar a personalizar su menú televisivo con el panorama mundial de series. Cada lunes hablaremos de series remotas ni estadounidenses ni británicas, no estrenadas en nuestro país. Cada miércoles de series actuales estrenadas aquí y los viernes recordamos series del pasado de la televisión

Entradas recientes


marzo 2016
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031