Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Fangar / Prisioneras ( Islandia) . La única prisión femenina de toda la isla

El inesperado éxito de la helada serie islandesa “Atrapados”,  incluso en nuestro país, ha puesto a la isla del Atlántico en el radar de muchos seriéfilos, que han buscado títulos anteriores como “Hraunid” o “Hammarin” de los que les hablamos en su momento en nuestro rincón de series remotas de los lunes.

El reto principal lo tenían en la siguiente serie que iba a seguir los pasos de la triunfal “Atrapados”, siempre teniendo en cuenta que la modesta economía de la televisión publica islandesa les permite como mucho hacer dos o tres series al año, por lo que deben acertar de pleno en cada inversión.

La elección recayó en Fangar ( Prisioneras) una serie con un tono completamente diferente al de su predecesora, al estar ubicada en la única prisión femenina de la isla, un establecimiento de bajísima seguridad situado en la capital Reykjavik, que ha conseguido despertar el interés de muchos países incluida España, donde está prevista su emisión este otoño en el canal Sundance, en una propuesta interesante que les vamos a analizar seguidamente.

principalFicha: Fangar/ Prisioneras 6 ep 55 min .  Ene 2017-Feb 2017. Idioma: Islandés subtitulado en castellano Cadena: RÜV

La trama : Linda es la hija menor de una poderosa familia islandesa, con numerosas conexiones políticas y financieras, que es acusada de atacar salvajemente a su padre con un palo de golf, por lo que es enviada directamente a la única prisión femenina del país, mientras su padre se debate entre la vida y la muerte en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Reykjavik

Ese acto va a cambiar la vida de toda su familia, en especial de su hermana mayor Valgerdur, una política muy ambiciosa que aspira a algo más que ser diputada en el parlamento islandés, como muestra el trailer subtitulado de la serie.

La trama tiene dos elementos principales, la entrada de Linda ( una excelente Thora Bjorg Helga) en la prisión y su adaptación a la vida carcelaria en Kopavogur, un centro que no se parece en nada a las prisiones que vemos por todo el mundo.

protaVivir en ese recinto se asemeja más a vivir en una residencia comunitaria vigilada, sin rejas y con las escasas reclusas de todo el país, seis en total, colaborando en todas las tareas comunitarias, bajo una supervisión muy laxa de los guardianes, en una clara apuesta por la reeducación y la reinserción en lugar de la represión.

El choque entre una pija malcriada y caprichosa de buena familia islandesa y el resto de reclusas alimenta la primera mitad de la miniserie, descubriendo que casi todas están allí por tráfico de estupefacientes, con roces constantes, pero sin llegar ni de lejos a las dosis de violencia habituales en este tipo de ficciones, hasta que es aceptada por el resto de reclusas.

En paralelo, tenemos la investigación de las extrañas circunstancias del ataque a su padre y sus influencias en la carrera política de su hermana, que va destapando oscuros secretos de familia con bastantes giros y sorpresas concentrados en la segunda mitad de la miniserie, que pasa de ser de ámbito carcelario a un misterio policial y judicial para determinar la responsabilidad de la pobre Linda.

Creada y escrita por tres guionistas islandesas (de izq a der) Mar­grét Örn­ólfs­dótt­ir, Unn­ur Ösp Stef­áns­dótt­ir y Nína Dögg Fil­ipp­us­dótt­ir y dirigida por Ragnar Bragason ( arriba, derecha) , sus tres autoras les dan un marcado matiz feminista, al explicarnos las diferentes circunstancias por las que las mujeres se encuentran en prisión, siempre causadas por hombres que las engañan o traicionan.

guionistasAdemas dos de los autoras, Unnur y Nina, son dos de las mejores actrices islandesas y se han reservado los papeles de las dos reclusas mas cercanas a la pobre Linda, la primera como su mejor amiga y la segunda como la jefecilla de la prisión con la que choca desde su entrada.

Viendo la temática, debo reconocer que la empecé de manera algo reticente, porque me esperaba una serie carcelaria al uso, tipo “Orange is the New Black” o “Vis a Vis” a la islandesa, pero la sorpresa fue comprobar que  la división de las tramas entre las de las reclusas y las de la familia de la reclusa, la hacían una serie muy interesante con una visión muy diferente de una prisión, mas intimista y bastante mas realista que muchas ficciones que apuestan mas por las reglas y tramas habituales del genero carcelario.

La trama exterior política nos permite conocer aspectos interesantes de la política islandesa y sus equilibrios de poder, en una linea bastante “borgeniana” como corresponde a su cultura islandesa.

Al ser solo seis capítulos se ve rápidamente sin que la tensión decaiga en ningún momento, hasta llegar al final donde cierran todas las historias principales de forma bastante correcta y que seguirán en una 2T. Por ello cuando se estrene en nuestro país este otoño en el canal Sundance que ya lo ha anunciado en sus promociones de prensa, le pueden dar una oportunidad, si buscan algo exótico y diferente a lo habitual.

A la espera del estreno, les dejo con otra promoción de la serie

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino