Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

The Brittas Empire/ El Perepunyetes : El gerente más incompetente

El buen nivel de las comedías británicas del siglo XX, queda evidenciado por el buen recuerdo que todavía tenemos muchas personas de las mismas y que vamos revisionando continuamente, con nombres como ‘Monty Python Flying Circus’ , ‘Fawlty Hotel’ ,’The Young Ones’ o las comedias de Leonard Rossiter entre muchas otras.

Esa calidad se reflejaba incluso en las series que no han pervivido tanto en la memoria colectiva como ‘The Brittas Empire’ una comedia negra y absurdista sobre las historias de Gordon Brittas, el gerente de un centro deportivo de nueva creación que es un incompetente absoluto a pesar de sus buenas intenciones y su exquisita educación, pero que solo produce una catástrofe tras otra.

Este personaje ha sido una influencia muy directa para Ricky Gervais en la creación de su George Brent en ‘The Office’ con muchas similitudes tanto en su personalidad como en el entorno laboral en el que se desarrolla la acción, por lo que nada mejor que utilizar nuestro espacio del viernes para recordarles o presentarles una de las grandes series británicas olvidadas que solo se pudo ver en nuestro país por las cadenas autonómicas.

generalFicha: The Brittas Empire ( El Perepunyetes)  52 ep 30 min    Cadena: Ene 1991- Feb 1997 BBC1 (UK) -TV3 (E)

Sinopsis: Gordon Brittas es  un funcionario bienintencionado pero totalmente incompetente que  es nombrado gerente de un centro deportivo de nueva creación en la ficticia ciudad de Whitbury en el centro de Inglaterra. Brittas se acoge sin flexibilidad a todas las normas y reglamentos habidos y por haber lo que desespera totalmente a sus empleados y en especial a su mujer, lo que provoca toda una serie de catástrofes en las que siempre forma parte del problema y de la estrambótica solución.

El inicio: Andrew Norriss (foto) es un conocido escritor británico de libros para niños con conocidas sagas como ‘Woof’, que compaginaba con tareas de guionista televisivo junto a su colega Richard Fegen con el que había creado comedias juveniles para la ITV como ‘Ffizz’ o ‘Chance in a Million’.

A principios de los noventa ambos fueron contactados por la cadena rival BBC para saber si estaban interesados en crear una comedia para adultos y si tenían alguna idea para desarrollar.

andrew-norrissAmbos habían pensado en desarrollar el concepto de un jefe inútil e incompetente pero buena persona en el fondo desempeñando un cargo público importante creando el caos en todo lo que toca.

Al ir refinando la idea, pensaron que un club deportivo es el lugar ideal para tener todo tipo de problemas tanto en las instalaciones como entre los trabajadores y socios del centro, con todo un abanico de posibilidades para crear el caos a partir de ese gerente impresentable.

La idea le encantó a la BBC que les hizo el encargo de una 1T de seis episodios que fue estrenada el mes de Enero de 2001, convirtiéndose en un éxito instantáneo tanto entre la crítica como entre el público, sorprendido ante la mala leche y negrura que destilaba en todos sus episodios.

La carreras de Norriss y Fegen siguieron caminos diferentes tras su salida de la serie, con Norriss centrándose en su carrera como escritor de libros juveniles, convertido en todo un superventas en su país, mientras que Fegen volvió a la creación de series juveniles e infantiles donde se encuentra como pez en el agua.

La trama: El concepto latente que se extiende al título de la serie era mostrar las viejas costumbres de una persona sobrepasada por los tiempos y las circunstancias pero que sigue en posición de poder sin el menor atisbo de intentar cambiar o adaptarse, en una clara analogía al imperio británico (British Empire) que a pesar de haber perdido todas las colonias sigue ejerciendo de metrópolis de facto y las sigue tratando con un cierto desdén a todos los niveles.

De esta forma Gordon Brittas es todo lo que representa la vieja escuela británica de los gentlemen donde lo más importante son la educación y las formas aunque todo se esté desmoronando a su alrededor, con una sempiterna sonrisa en la boca y hablando con frases vacuas y con gestos estudiados.

‘The Brittas Empire’ se desarrolla principalmente en el centro deportivo dirigido por Brittas, con una segunda trama principal como es la vida familiar de Gordon, casado y con hijos, pero cuyo comportamiento sumamente irritante tiene sumida en una total desesperación a su mujer Helen que combate a base de atiborrarse de pastillas, alcohol o cualquier cosa que le haga olvidar a su marido bienintencionado pero insoportable.

La primera escena del piloto son los momentos previos a la inauguración del centro en su casa con su mujer y nos indica claramente la extraña dinámica familiar de los Brittas.

En el ámbito laboral Brittas estaba rodeado de un grupo de personas bastante heterogéneo que eran bastante más eficaces que el jefe y que como suele ser habitual eran los que tiraban el centro hacia adelante.

recepcionisat-desastreEntre ellos destacaban la subdirectora Laura (Julia St John, der) , la persona más brillante del centro y Colin ( Mike Burns, izq), el director deportivo totalmente proclive a todo tipo de alergias, enfermedades e infecciones lo que no es de lo más recomendable en un centro deportivo, como pueden ver en el siguiente vídeo

A un nivel inferior laboral, tenemos a la recepcionista Carole ( Harriet Thorpe, segunda izq)) , que apenas puede sobrevivir con su misero sueldo ni mucho menos pagar una guardería, por lo que suele traer a sus tres hijos pequeños al trabajo y los esconde en cajas u otros lugares para que no los vea su jefe . Junto a ella tenemos  a la sarcástica secretaria del director Julie (Judy Flynn, segunda der) a las que tenemos que añadir a Linda (Jill Greenacre, izq) una entusiasta monitora siempre alegre y vivaracha.

mujeresEl mundillo laboral lo cerraban una pareja de monitores gays, Gavin ( Tim Marriott, der) y su paranoico novio Tim (Russell Porter, izq) , aquejado de unos celos de lo más posesivo, fuente de muchos problemas en las tramas secundarias.

2.1 Back from the Dead

‘The Brittas Empire’ destacaba por un humor muy cafre y negro donde podíamos tener cualquier cosa como continuas muertes por accidente, ataques terroristas o incluso tener al actual presidente de la IAAF, Sir Sebastian Coe, encadenado durante todo un episodio, todo valía con la incorrección política marca de la casa.

Uno de los episodios más salvajes fue la celebración del paso de la antorcha olímpica por el centro de Whitbury con toda una serie de fastos preparados que finalizan como el rosario de la aurora, incluyendo una electrocución de diversos asistentes, incluidos tiernos infantes, como pueden ver en el siguiente vídeo.


Los episodios eran autoconclusivos y muy obsesionados por la muerte y el peligro por lo que siempre empezaban por un problema leve que se habría solucionado sin mayores complicaciones a no ser por la intervención del gerente Gordon Brittas que con su incompetencia actúa como catalizador para encontrar la peor solución posible al problema, que puede ser desde un grave accidente hasta renunciar a donaciones bienintencionadas, porque no las había gestionado como gerente.

Esa mezquindad y ruindad se puede ver perfectamente en el siguiente vídeo que resume perfectamente su forma de actuar con unos gestos y unos latiguillos que hicieron enormemente popular al personaje de Gordon Brittas en los años noventa.

 


El personaje de Brittas despertaba sensaciones encontradas porque en el fondo no era mala persona e intentaba hacer bien las cosas, pero los resultados decían todo lo contrario y su capacidad para hacer miserable la vida de todas las personas de su entorno era inconmensurable, casi tanto como su incapacidad de percatarse de ello.

Se atrevían con todo y no se cortaban con nada, por lo que todo valía en ese mundo mitad surrealista y mitad psicótico de ese centro deportivo, donde la máxima aspiración de todos sus empleados y familiares eran conseguir que le dieran la patada hacía arriba para enviarlo como alto cargo a Bruselas, donde podría mostrar toda su incompetencia a escala europea, alejándose de todos ellos.

Una muestra de esa barra libre fue un episodio donde de forma fortuita llega un doble de Britas a la ciudad como un artista circense ruteno, por lo que ya se pueden imaginar la serie de equívocos que se montaron como en el caso siguiente.


En mi caso, siempre le tuve un cariño bastante especial, tanto por desarrollarse parcialmente en el ámbito deportivo con muchas de las barrabasadas que afectaban directamente a la práctica deportiva, como por el tipo de humor cafre y políticamente incorrecto que siempre ha sido mi preferido, al sorprenderme continuamente con todo tipo de salvajadas que pocas comedias se podían atrever a hacer.

Al girar todo en torno a la figura de Gordon Brittas, mi interés era directamente proporcional a las tramas en que aparecía, pero en cuanto intentaban historias secundarias con el resto de actores, el nivel bajaba mucho porque artísticamente no llegaban al nivel del gran Chris Barrie y sobre todo eran mucho mas predecibles al no ser nunca el foco del problema central.

La radiografía de la incompetencia de un cargo directivo es mordaz y con bastantes ejemplos cercanos en nuestra realidad, incluyendo las diversas oportunidades en que sus empleados y familiares intentan deshacerse de Brittas, sea promocionándolo a cualquier lugar lejano como Bulgaria o Bruselas o atentando directamente contra su persona.

La serie la vi en su momento en la cadena autonómica catalana TV3 que la estrenó con el nombre de ‘El Perapunyetes’, una expresión muy catalana que podríamos traducir como el tiquismiquis, pero no he podido encontrar datos sobre si se emitió en otras cadenas autonómicas como ETB o TeleMadrid, por lo que solo he podido encontrar este vídeo de su hilarante doblaje en catalán

Los actores:
Chris Barrie es uno de los personajes mas populares de la escena británica de los últimos treinta años, tras empezar su carrera de forma modesta haciendo voces en el programa satírico británico ‘Spitting Images’ y como imitador en programas de entretenimiento, hasta que le llegó su gran oportunidad al ser elegido para interpretar a Gordon Brittas, el personaje que le cambió la vida.

Barrie se destapó como un gran cómico en todo tipo de situaciones, tanto de humor físico como de diálogos y fue sin duda alguna el artífice exclusivo del enorme éxito como el perfecto funcionario británico sobrepasado y desfasado.

chris-barrieEnlazó este personaje con otro gran clásico de la comedia británica, el holograma Arnold Rimmer en la fabulosa ‘Red Dwarf’, en un personaje bastante ‘Brittas’, neurótico, egocéntrico, cobarde y escaqueado, donde ha estado doce temporadas y sigue al pie del cañón tras su reciente resurrección.

Su popularidad le ha permitido ir simultaneando sus personajes de ficción, con la presentación de todo tipo de documentales con maquinas y coches, sus dos grandes pasiones que no duda en compartir en todo tipo de programas que llevan su nombre asociado y con grandes audiencias en el Reino Unido.

La centralidad del personaje de Chris Barrie es tan grande que ninguno del resto de miembros del reparto ha hecho nada especialmente reseñable tras dejar la serie, por lo que tampoco es necesario marearles con más datos.

El final :
‘The Brittas Empire’ tuvo un final azaroso y curioso porque sus creadores Andrew Norriss y Richard Fegen habían pensado que su quinta temporada iba a ser la última y la diseñaron para darles a todos los personajes una salida más o menos digna, alejada de un personaje tan tóxico como Brittas. Para el protagonista diseñaron un final perfecto, incluyendo su propio sacrificio personal y a lo grande con un enorme gag final, que pueden ver a continuación.

Pero la BBC seguía encantada con las enormes audiencias de la serie y se resistió a darla por finalizada, por lo que a pesar de la salida de sus creadores, decidió contratar a otros guionistas para seguir explicando las historias del desastroso centro deportivo de Whitbury y Gordon Brittas. Por desgracia el cambio de escritores se resintió mucho en una serie con un tono tan personal como el que le habían dado Norriss y Fegen, además de la salida de algún personaje importante, pésimamente sustituida.

La agonía duró dos años más, perdiendo muchísimos espectadores y prestigio por el camino, hasta llegar al ignominioso final de la serie en la 7T, uno de los peores cierres de una serie británica de la historia, sobre todo teniendo en cuenta lo bien que lo habían hecho dos años antes.

Básicamente se marcaron un final a ‘Los Serrano’ aunque éste fuera anterior al de la serie española, dejando a todo el mundo con un palmo de narices con ese recurso tan torpemente utilizado y que tampoco era la primera vez que se hacía, como pueden comprobar en el siguiente vídeo

Por el momento no ha habido intentos válidos de resucitarla pero han habido reuniones del reparto hace muy poco para hacerse la foto de rigor veinticinco años después.

thebrittasempirecast2017lq

Epílogo:
‘The Brittas Emprire’ es una serie menos conocida en nuestro país que otras británicas de su misma época que tuvieron más difusión y son mucho más recordadas, pero por eso hemos querido recordarla con el mismo cariño con el que la miraba en la década de los noventa, recordando todas las burradas que cometía Gordon Brittas, uno de los personajes más interesantes de la historia de la comedía británica.

Para finalizar les voy a dejar con un compendio de tomas falsas que siempre tienen su punto divertido en las comedías.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino

Contenido Patrocinado