Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

12 Monos: Las infinitas y sorprendentes posibilidades de las autopistas temporales

La consideración de una serie televisiva de ciencia-ficción serielizada como obra completa y acabada en el momento adecuado es un tema bastante complicado puesto que lo habitual son estas dos opciones: a) su cancelación prematura dejando muchas cosas en el aire que con suerte cierran como pueden con un episodio final (Sense 8, Timeless, etc) o b) estirar la historia hasta límites insostenibles desangrándose por el camino (todos los Stargates, The Walking Dead,etc).

Por suerte, de vez en cuando nos encontramos con series como ’12 Monkeys’ que consiguen ir creciendo temporada a temporada para finalizar la serie a lo grande en solo cuatro temporadas y en los términos deseados por sus creadores y por lo menos en mi opinión de forma altamente satisfactoria.

Por desgracia, su irregular primera temporada desengañó y alejó  a mucha gente y ha hecho que la serie haya pasado demasiado desapercibida, incluso para los amantes del género de la ciencia-ficción, por lo que hemos pensado que una vez finalizada la serie es el mejor momento de analizarla en su globalidad y con la seguridad que va a ser una serie cuyo prestigio irá subiendo con los años como los buenos vinos, ideal para ver en una de esas maratones tan en boga últimamente.

principalFicha: 12 Monos/ 12 Monkeys 47 episodios.   Ene 2015-Jul 2018  Comedia: Syfy (USA)- Netflix (E)

Sinopsis: En el año 2043 un mercenario, James Cole, es reclutado por un grupo de científicos liderados por la doctora Katarina Jones, para viajar atrás en el tiempo hasta el año 2015 para intentar salvar a la humanidad del inicio de una plaga mortal que iba a exterminar a casi todos los seres humanos.

Para ello debe contactar con la doctora Cassandra Reilly, una de las más reputadas virólogas del país, para impedir la aparición del primer brote o buscar alguna forma de ralentizar su propagación que es el objetivo de una organización secreta llamada ‘ El Ejercito de los 12 Monos’ que está detrás de dicha conspiración.

En esa lucha se van a encontrar con aliados y con enemigos tanto en 2015 como en 2043, con numerosos viajes adelante y atrás en el tiempo.

El inicio: ’12 Monos’ fue una famosa película rodada en 1995 por el director Terry Gilliam y protagonizada por Bruce Willis, que desarrollaba la premisa explicada en la sinopsis por parte de los guionistas David y Janet Peoples que se inspiraron en un cortometraje francés  de 1962 de Charles Marker titulado ‘ La Jetée’

El film tuvo un gran éxito comercial y se convirtió con el paso del tiempo en una verdadera obra de culto para los amantes de la ciencia-ficción como pueden recordar en el trailer de la película

En 2010 dos jóvenes guionistas Terry Matalas y Travis Fickett que se conocieron en la sala de escritores de ‘Terra Nova’ y siguieron trabajando conjuntamente en ‘Nikita’ tras haber aprendido el oficio en la sala de maquinas de las sagas de Voyager y Enterprise de ‘Star Trek’ , escribieron un piloto sobre un viajero en el tiempo que denominaron ‘Splinter’, astilla en castellano.

Tras dar diversas vueltas, el piloto llegó al despacho de Atlas, la productora responsable de la película original, que llevaba un cierto tiempo dándole vueltas a la idea de convertir en serie la película de Terry Gilliam, por lo que no dudaron en pedirles a los dos guionistas que cambiaran la estructura de su piloto para adaptarla a los hechos de la película,

Matalas ( der) y Fickett ( izq) lo hicieron de forma tan diligente que convencieron a la cadena Syfy para un encargo de una 1T de trece episodios, pero debido a su inexperiencia tuvieron que aceptar la entrada de Natalie Chaidez (centro) como showrunner de la serie para controlar todos los aspectos de la producción que dominaba gracias a haber estado en series de corte similar como ‘Heroes’ o ‘Terminator. Las crónicas de Sarah Connor’

NEW YORK COMIC-CON -- "12 Monkeys Press Room/Panel" -- Pictured: (l-r) Travis Fickett, Co-Executive Producer, "12 Monkeys"; Natalie Chaidez, Executive Producer/Showrunner, "12 Monkeys"; Terry Matalas, Co-Executive Producer, "12 Monkeys"; Emily Hampshire, Jennifer Goines, "12 Monkeys" -- (Photo by: Ilya Savenok/Syfy)

El estreno de la serie vino precedido por una cierta polémica por unas declaraciones de Terry Gilliam que hacía una apostasía directa del resultado de la serie, para la que no había sido consultado ni preguntado ya que la consideraba completamente innecesaria.

De todas formas la cadena SYFY hizo una interesante campaña promocional , acudiendo a diversas Comic-Con que es donde se encontraba el púbico potencial de la serie con muchas entrevistas a los creadores y protagonistas y con el siguiente trailer tan atractivo.

El estreno no tuvo buenas críticas por el nivel de confusión que creaban las diferentes lineas temporales que no dejaban desarrollar a unos personajes con potencial y se perdían en continuas idas y venidas temporales sin demasiado sentido, aunque luego por suerte fueron afinando el tono y se fueron ganando poco a poco los elogios de la crítica que tuvo la paciencia de seguir con la serie, al mejorar de forma ostensible a partir del tramo final de la 1T y sobre todo desde el inicio de la 2T.

La trama: ’12 Monos’  se encuadra claramente en el subgénero de viajes temporales que se ha puesto tan de moda estos últimos años, aunque en su descargo debo decir que fue de las primeras en iniciar la tendencia.

El concepto principal es el viaje al pasado para prevenir un catastrófico acontecimiento en el futuro, en este caso una plaga con un virus mortal que va a asolar la tierra en apenas veinticinco años.

El instrumento de resolución del problema es una improbable pareja formada por un viajero del futuro James Cole y una doctora del presente Cassandra Reilly que deben vencer sus reticencias iniciales en especial las de la científica para tomar conciencia de lo que está pasando y evitar el brote. La razón de la elección de James Cole para viajar al pasado es la aparición de su nombre de forma premonitoria en unas grabaciones de la doctora en plena lucha contra la plaga.

Cole tiene la misión de asesinar al que consideran responsable de la propagación del virus, Leland Goines el presidente de una firma tecnológica cuya hija Cassandra es una genio de las matemáticas, pero cumplida la misión nada va a ser tan sencillo como parece, por el problema de las paradojas temporales que se producen cuando dos versiones de una persona o elemento coinciden en el mismo momento temporal, como indican en el segundo trailer de la serie.

Las historias se desarrollan en tres núcleos principales, el que forman los dos protagonistas en nuestro presente  con continuos saltos en el tiempo por parte de James Cole para ir arreglando pequeños entuertos que le lleven a evitar el problema de la plaga, mientras que Cassandra lo ve aparecer y desaparecer de su vida en momentos puntuales.

El segundo bloque es el que se desarrolla en el tiempo presente con el entorno de Cassandra formado por sus compañeros de trabajo y sobre todo su ex-novio Aaron, un asesor político muy bien conectado en las altas esferas del Congreso.

Por último tenemos las historias en 2043 en una tierra devastada, donde el equipo científico que ha enviado a Cole al pasado, intenta mantener a raya a diferentes grupos de renegados y mercenarios que solo buscan sobrevivir asaltando y robando todo lo que pueden, como explican en el segundo trailer de la serie.

En esa tarea de mantenerlos controlados reciben la inestimable ayuda de José Ramse el mejor amigo de Cole, un mercenario que decide cambiar de bando para ayudar a su amigo en la retaguardia.

Todos estos elementos se mezclaban en una primera temporada que en sus primeros episodios era una verdadera ceremonia de la confusión con el pobre James Cole viajando en diferentes ocasiones en el tiempo en cada episodio, pudiendo aparecer en lugares como Corea del Norte y Haiti, sin dar tiempo al pobre espectador de asimilar ese baile de san Vito viajero temporal del que estaba poseído, complicado por las diferentes lineas temporales que lo hacían muy complicado de seguir en sus primeras entregas

Por suerte poco a poco se fueron percatando que lo importante en este tipo de historias no son los saltos en si mismos, buscando las sorpresas y peligros inherentes al nuevo destino donde ha llegado, sino  construir unos personajes interesantes y con cosas que decir, estén en el momento temporal que estén.

La mejora de la serie empezó a ser ostensible en la segunda mitad de la 1T, cuando se tranquilizaron un poco con el tema de los saltos temporales y empezaron a dar información sobre el pasado y la vida de esos personajes tanto los del pasado como del futuro, lo que es algo imprescindible para conocer las motivaciones de sus actos.

El punto de inflexión fue la salida de Natalie Chaidez al final de la 1T, para ir a realizar otro proyecto, dejando a los creadores Terry Matalas y Travis Fickett como showrunners de la serie. Ambos no dudaron en seguir profundizando en especial en los personajes secundarios de los que apenas habían dado dos brochazos en la temporada inicial, centrados en las aventuras de los dos protagonistas.

generalGracias a ese cambio de enfoque empezaron a surgir muchos secundarios realmente interesantes a ambos lados del bien y del mal, capaces de mantener sus propias tramas temporales sin depender de la pareja principal, con una coralidad que elevó a ’12 Monos’ a alturas insospechadas.

Una de las claves fue el personaje de la genio matemática Jennifer Goines, que se convirtió en alguien completamente impredecible pero imprescindible en la mitología global de la serie, ademas de aportar notas de humor negro y caustico en cualquier momento, lo que no suele ser corriente en la seriedad habitual que predomina en este género.

El mejor ejemplo de las cosas que pasaban por la cabeza de Jennifer lo tienen en esta fabulosa escena de la 3T, cuando al verse atrapada en una trinchera francesa durante la I Guerra Mundial, que está siendo ocupada por los alemanes, se suelta cantando en alemán el ’99 Luft Ballons ‘ de Nena, setenta años antes de ser compuesta, ante la estupefacción de todo el mundo, incluido un servidor.

Pronto ese personaje se convirtió en el favorito del público y de los fans, gracias a la gran interpretación de Emily Hampshire impecable en un papel tan complicado, como explica en el siguiente vídeo

Su producción era correcta, aunque se notaban la estrecheces presupuestarias habituales en las series de Syfy, aunque debo reconocer que los efectos especiales pasaban el corte, como pueden comprobar en el siguiente vídeo.

Mi relación con la serie ha sido bastante complicada ya que la vi la 1T por completo más o menos de forma paralela al momento de su emisión y lo cierto es que la encontré demasiado confusa y con demasiados líos temporales, por lo que la dejé completamente aparcada, sin ni siquiera inspirarme para escribir sobre ella, ni tener en principio la más mínima intención de seguir con ella.

Sin embargo este verano, viendo algunas reacciones de conocidos frente al final de la serie, me he animado a verla completa y la verdad es que el salto de calidad que da a partir de la 2T por las razones que he explicado es impresionante y se ha convertido en uno de mis principales placeres veraniegos.

En este caso recomiendo un visionado bastante continuo porque la enorme serielización que tiene, con muchas pistas cruzadas y lineas temporales que se mezclan, se sigue mejor si no dejamos mucho tiempo entre episodios,en mi caso los he visto a ritmo de uno diario que me permitía seguir con la historia sin demasiados problemas, en especial cuando todos los personajes me habían conquistado a partir de la 2T.

Los actores: Ninguno de los miembros del reparto de la serie era un rostro popular o muy conocido, aunque pertenecían al grupo de ‘me suena la cara pero no se de qué’, empezando por los dos protagonistas Aaron Stanford y Amanda Schull dos actores sólidos que han conseguido sus mejores actuaciones como el mercenario viajero James Cole y la viróloga Cassandra Reilly.

Aaron Stanford había sido uno de los mutantes secundarios Pyro, en dos entregas de la saga de los ‘X-Men’, tras un debut muy celebrado como un adolescente enamorado de Sigourney Weaver en ‘Tadpole’ . A pesar de esos inicios su carrera no acabó de despegar, asentándose como un brillante genio informático en un papel secundario en ‘Nikita’.

En esa serie conoció a los dos creadores de ’12 Monos’ que pensaron en él para el personaje de James Cole ,un ser atormentado que vaga por la vida sin ningún propósito hasta que es reclutado para esta misión que le va a descubrir muchas cosas sobre él mismo que ignoraba por completo, incluyendo una tensión sexual con su compañera de fatigas. Tras finalizar la serie, ya le hemos visto aparecer en otro personaje recurrente en ‘Fear the Walking Dead’ lo que indica su presencia en las listas de los directores de casting.

pareja-protagonistaAmanda Schull fue una bailarina profesional de ballet clásico muchos años, hasta que fue seleccionada el año 2000 como protagonista de ‘Center Stage’ un drama centrado en el mundo del ballet, lo que despertó su vena como actriz que siguió cuando se retiró en 2006. Su carrera no había pasado de papeles recurrentes de ‘rubia bicho’ en series como ‘Pretty Little Liars’ o ‘One Tree Hill’ o de fría abogada en ‘Suits’, donde ha vuelto como fija en la 8T, al acabar esta serie.

Su interpretación como Cassandra Reilly es lo mejor que ha hecho hasta la fecha, con una gran evolución de su personaje desde su perplejidad inicial hasta su total entrega a la causa, endureciéndose y mucho por el camino lo que no es nada sencillo de transmitir.

El crecimiento global de la serie ha ido paralelo al desarrollo del personaje secundario de la excéntrica y medio loca Jennifer Goines, interpretado por la actriz canadiense Emily Hampshire que se convirtió en la brújula temporal de la historia, además de ser capaz de producir los momentos mas divertidos de toda la serie.

Hasta este papel era la típica actriz secundaria canadiense que tanto servía para un roto como para un descosido, pero tanto este personaje como su aparición en ‘Schitt’s Creek’ la mejor comedia canadiense de los últimos años, ha hecho que su fama crezca rápidamente, gran recompensa a su enorme versatilidad.

sukowa-hampshireDebo reconocer mi enorme sorpresa al aparecer a la gran actriz alemana Barbara Sukowa, a la que siempre recordaré por su protagonista en la memorable miniserie ‘Berlin Alexander Platz’ de Rainer Werner Fassbinder. Su presencia fue habitual en otras películas del reputado director alemán o de otra gran directora Margaret Von Trotta, alternando sus películas en Europa con una carrera alternativa como narradora o voz en off en la representación de grandes operas o conciertos que necesitan ese recurso.

En ’12 Monos’ rinde a un enorme nivel como la científica Katarina Jones, la responsable principal del proyecto del viaje en el tiempo, como un personaje de tragedia griega que va a sacrificar todo lo importante de su vida para salvar a la humanidad de su plaga.

Kirk Acevedo es uno de esos actores que a la chita callando ha ido acumulando una importante presencia como actor secundario desde sus inicios en ‘Oz’ hasta su presencia actual como el villano residente de ‘Arrow’.

acevedoAcevedo está especializado en dos tipos de personajes, los de villano malvado como los dos que he citado o los de colega del protagonista como en ‘Fringe’ ‘Ley & Orden: Trial by Jury’ o en este caso en que interpreta a José Ramse el mejor amigo de James Cole, rindiendo al magnifico nivel al que suele estar como soporte del protagonista sin quedar a la sombra ni deslumbrarle, siempre con el tono adecuado a la historia.

Los dos últimos actores que vamos a mencionar han tenido evoluciones muy diferentes al seguir por caminos inversos, en el aspecto positivo destacar la presencia de Todd Stashwick como Deacon, un personaje menor en la primera temporada como el principal enemigo en el futuro de 2043 de James Cole y el grupo de científicos, que fue uno de los factores claves al aumentar su protagonismo más adelante y hacer su personaje mucho más complejo que el inicial, siempre como el musculo del grupo.

Curiosamente este ha sido el primer papel más o menos fijo de su larga carrera plagada de innumerables villanos del episodio semanal que le permitían ir saltando de serie en serie para hacer maldades y recibir su merecido al final de cada entrega, hasta que ha conseguido una cierta continuidad con este personaje.

stashwicknoah-beanEn cambio poco bueno puedo decir de la presencia de Noah Bean como Aaron Marker, el maniobrero ex-novio de la doctora Reilly que fue la principal causa de la enorme irregularidad de la entrega inicial, no tanto por su actuación como por su personaje que solo hacía que molestar en la trama principal, como se demostró tras su desaparición en la 2T cuando todo mejoró y mucho.

Bean ha tenido una carrera en linea descendente desde unos inicios interesantes con la primera temporada de ‘Damages’ para ir bajando de nivel en ‘Nikita’, gran cantera de actores de esta serie  y tocar fondo en ’12 Monos’ , con apenas nada reseñable tras su salida de la serie

Final : La cadena SyFy empezó a percatarse que la mejor forma de emitir la serie era concentrar la emisión de los diez episodios de la 3T en apenas cuatro semanas, para fomentar esa obsesión por la serie, para anunciar rápidamente su renovación para una 4T y última temporada de once episodios que sería emitida también a modo de evento especial.

En las dos últimas temporadas Terry Matalas se quedó al frente del barco, pero desde el principio había previsto que la historia tenía recorrido para tres o cuatro años máximo, por lo que de acuerdo con la cadena decidió darle el carpetazo final con un final que tenía muy claro desde el principio.

Su gran virtud es la coherencia con todo lo que habíamos visto anteriormente, cerrando todas las historias de forma satisfactoria sin trampas ni inventos raros, lo que nos ha permitido despedirnos de todos y cada uno de los personajes de la forma en que se merecían sin defraudar la confianza de los seguidores, a diferencia de muchas pedanterías que debemos aguantar recientemente.

Si les gustan las series de ciencia-ficción ’12 Monos’ es una gran recomendación siempre y cuando tengan un poco de paciencia y no se obsesionen con hacer un mapa temporal de lo que está pasando  y dejen que los personajes crezcan al ritmo de la historia, porque al final es lo que les va a acabar enganchando y no los efectos especiales ni los saltos temporales.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino