Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Derry Girls: la mejor terapia posible es reírse a mandíbula batiente

De vez en cuando nos gusta hacer semanas temáticas en el blog, cuando coinciden tres series que corresponden a las características de los tres días de publicación y con un nexo común que nos permita relacionarlas. Eso sucede en este caso dedicando esta semana a la isla de  Irlanda,  empezando con la fabulosa ‘Derry Girls’ la  comedia británica más divertida de los últimos años.

Nadie se esperaba a inicios del año 2018 que el estreno de una modesta comedía como ‘Derry Girls’ tuviera una enorme repercusión tanto en audiencias como en redes sociales, con las historias de cuatro chicas adolescentes que intentan hacen su vida despreocupada en la conflictiva ciudad de Derry, en medio de los enormes disturbios que tuvo Irlanda del Norte en los años noventa.

Reírse de la vida en un entorno social enormemente problemático es un ejercicio complicado, que ‘Derry Girls’ consigue solventar a la perfección, haciendo que nos lo pasemos en grande viendo las alocadas aventuras de nuestras chicas entre barricadas y tanquetas del ejército británico.

chicasFicha: Derry Girls 12 ep + . 20 m Ene 2018 Cadena: Channel 4 (USA)- Netflix (E)

Sinopsis:
Erin Quinn es una joven adolescente de dieciséis años que es la líder de un grupo que componen su prima la friki Orla y sus mejores amigas la ingenua Claire y la alocada Michelle. A ellas se une el primo de Michelle, un aturdido chico ingles Dylan, que es el blanco de todas las bromas de las chicas por su desubicación a su llegada a Derry junto con  su acento y origen inglés.

La serie se centra en sus historias de adolescentes despreocupadas en plenos años noventa, cuando la tensión política y social en Irlanda del Norte era brutal, con el ejercito británico patrullando por las calles, durante el periodo histórico denominado ‘The Troubles’

El inicio: Lisa McGee es una joven guionista irlandesa que nació y creció en Derry en el Norte de Irlanda. Tras graduarse en la Universidad de Belfast, tuvo una beca para escribir piezas dramáticas en el Teatro Nacional de Londres, de donde pasó a escribir guiones televisivos creando su primera serie original para la televisión irlandesa ‘Raw’.

De allí pasó a escribir para diversas series inglesas como ‘Being Human’, ‘The White Princess’ o ‘Indian Summers’ hasta que creó una comedia muy interesante ‘London Irish’ sobre un grupo de jóvenes  irlandeses que han emigrado a Londres para buscarse la vida, basada en su propia experiencia.

La serie tuvo una buena acogida por parte de la crítica, aunque solo duró una temporada, pero le abrió el campo a Lisa McGee para seguir escribiendo sobre sus experiencias personales con su grupo de amigas adolescentes en pleno conflicto de Irlanda del Norte .

A priori no parece una premisa muy atractiva, pero Lisa McGee consiguió convencer al Channel 4 para que le dieran la oportunidad de una primera tanda de seis episodios, que rodó en Irlanda del Norte a finales de 2017

lisa-mcgeeSu estreno fue un verdadero bombazo inesperado para el Channel 4 que consiguió sus mejores audiencias en quince años, siendo aclamada por la crítica por la gran frescura y diversión que proporcionaban sus historias, creando un verdadero fenómeno de culto de la noche a la mañana, ademas de lanzar a la popularidad a sus jóvenes protagonistas que eran presentadas en el trailer de la serie.

La trama:

La serie está basada en las experiencias de su creadora Lisa McGee que creció en las calles de Derry en los noventa como una adolescente despreocupada en medio de todos los conflictos entre católicos y protestantes que le afectaban, pero solo muy colateralemente como podéis comprobar en este primer video, donde nos muestran el primer contacto entre el chico recién llegado James y las cuatro chicas.

Las cbicas intentan hacer su vida en su entorno escolar de un colegio de monjas católico, ajenas a los enfrentamientos con las fuerzas unionistas del Ulster que tienen la ciudad de Derry completamente dividida.

Ellas solo se preocupan por los chicos, la música y pasárselo bien, todo ello englobado en un enorme núcleo familiar irlandés, con tíos, primos y cuñados formando  una parte extensa de sus vidas. Sus estudios y posición social en la escuela son su principal preocupación como tenéis en el siguiente vídeo sobre su pintoresca forma de estudiar los exámenes

El aspecto político viene dado por los padres y los abuelos que nos muestran las diferentes posiciones de los católicos en el Ulster dominado por los protestantes, desde la aceptación pasiva del padre, hasta la gran belicosidad del abuelo, que odia profundamente a sus enemigos religiosos, en una gran interpretación de Ian McElhinney ( der) , al que muchos reconoceréis por sus personaje de Barristan Selmy en la saga de ‘Juego de Tronos’.

mcelernyTras el primer episodio de presentación de los personajes, cada episodio tiene un tema central donde las chicas se meten en situaciones de lo más divertido, en parte por su propia ingenuidad y en parte por su falta de experiencia en la vida. Se ven desbordadas de forma hilarante en muchas ocasiones, como en uno de los mejores episodios donde tienen que acoger refugiados ucranianos de Chernobil en sus casas, aunque ellas solo piensan en llevarse a los más guapos a sus casas.

El ejercito británico está presente pero nunca forma parte de las bromas o gags de la serie, como queriendo demostrar que estaban allí pero no se podía bromear con ellos en una situación tan delicada. En cambio todo el mundo se desquita con el pobre ingles James, del que se ríen en todo momento tanto de su acento como de su origen ingles.

La ingenuidad latente de las adolescentes que se creen que la humilde ciudad de Derry es el centro del universo es una fuente continua de risas y malentendidos que ha tenido una enorme acogida en toda Gran Bretaña, sin entrar en esas pugnas regionales por los acentos que tan frecuentes son últimamente por nuestros lares.

destacada2Tengo que reconocer que me costó pillarle el tono en el capítulo inicial de la serie, porque me molestaba bastante la evidente sobreactuación de la protagonista Saoirse-Monica Jackson que no paraba de hacer muecas, gañotas y ruidos raros para reforzar el efecto cómico, incluso exagerando su acento irlandés hasta límites peligrosos, que por suerte fue ajustando y modulando  en los episodios posteriores.

saoirse-monicaPero en cuanto le pillé el truco a la serie, a partir del segundo episodio, tengo que reconocer que me ha encantado con varios episodios de alta comedia, con enredos muy bien elaborados y grandes sorpresas inesperadas que son la marca de las mejores series de este genero que me han hecho reír a carcajadas en bastantes ocasiones.

Personalmente les recomendaría que en este caso la vieran en versión original, para poder captar todas esas diferencias entre el acento y las expresiones típicas irlandesas (‘wee’, ‘craic’,’Aw sure look it’ etc) con las del chico o el ejercito británico, sutilezas que lógicamente se pierden en el doblaje, pero que son la base de muchos gags que se pierden en la traducción.

La 2T, que todavía no  ha traído Netflix por estos lares, mantiene el excelente nivel de la primera, con algunos episodios brillantes como una delirante excursión del grupo por su cuenta de Derry a Belfast para asistir a un concierto de ‘Take That’, sus ídolos musicales, con un gran éxito  confirmado por  su renovación para una 3T.

La serie fue galardonada como la mejor comedia irlandesa de 2018 y en los BAFTA británicos le robaron de forma descarada el galardón al dárselo a ‘Sally4ever’ una mediocre traumedia con una protagonista insufrible, pero de ese género que encandila a determinadas personas con poder en las academias televisivas.

Final :
‘Derry Girls’ ha inaugurado nuestra semana irlandesa del blog, que seguiremos el próximo viernes con la mejor serie irlandesa de la historia.

Si les gustan las comedias divertidas y brillantes, no se pierdan las aventuras de las ‘Derry Girls’ en medio del conflicto armado del Ulster, acompañada de un gran banda sonora de la época .

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino