Blogs

Lorenzo Mejino

Series para gourmets

Dead Still ( Irlanda): la foto de familia con el cadáver de cuerpo presente

Ya hemos comentado en diversas ocasiones que las series irlandesas suelen estar a la sombra de sus parientes inglesas sin muchos rasgos diferenciales, por eso nos encanta comentar ‘Dead Still’ una propuesta irlandesa de lo más original con un humor macabro que no se ve habitualmente en las pantallas.

Las historias de un fotógrafo especializado en hacer fotos familiares de cadáveres de cuerpo presente con el resto de sus allegados vivos en el Dublin de la época victoriana, es un tema muy original que nos permite descubrir una época y unas costumbres en esa ciudad irlandesa todavía bajo el dominio ingles.

‘Dead Still’ sin pretender ser una obra maestra, si que tiene suficientes alicientes para conocer una tradición de los primeros tiempos de la fotografía, que les vamos a analizar a continuación.

Ficha: Dead Still 6 ep 50 min .   May 2020-. Idioma: Inglés Cadena: RTE(Irlanda) / sin cadena en España

La trama : Block Biennerhasset es un prestigioso fotógrafo en el Dublin victoriano de la década de 1880. Su fama le viene dada por ser el mejor especialista en hacer retratos familiares con el recién fallecido formando parte del grupo familiar, una tradición de los primeros tiempos de la fotografía que era una manera de tener un último recuerdo en familia de la persona recientemente fallecida.

Su sangre fría, su minuciosidad y unas exquisitas maneras al hacer las composiciones de los grupos familiares para esas fotos póstumas, llama la atención del cuerpo de policía dublinés para pedirle que colabore con ellos para fotografiar escenas de crímenes y poder captar detalles que se les pueden escapar en sus habituales inspecciones visuales como muestran en el primer vídeo del artículo.

Las cosas se complican cuando empiezan a aparecer una serie de cadáveres que parecen estar relacionados con el trabajo de Brock Biennerhasset y se ve inmiscuido en la investigación del caso, tanto él como sus dos ayudantes. Connall ( Kerr Logan), un enterrador que le ayuda a tiempo parcial y su sobrina Nancy ( Eileen Vickers), una aspirante a actriz que ayuda a su tío a cambio de unos chelines para pagarse sus cositas. No hace falta ser un sabueso para poder imaginarse la evolución de la relación entre los dos jóvenes que sirve como un cierto contrapeso a la historia del fotógrafo.

‘Dead Still’ es una coproducción irlandesa-canadiense que tiene una estructura mixta, donde mezcla el misterio principal del asesino en serie que imita las fotografías de Biennerhasset, con el cadáver de la semana. En cada episodio tenemos una familia diferente en las circunstancias posteriores a la muerte del fallecido, con todo tipo de disputas por herencias y demás deudas pendientes con el pariente muerto.

En ocasiones no dudan en presentar posibles fenómenos paranormales como fantasmas o espíritus como parte de los rituales posteriores que siempre finalizan con esa foto fija del cadáver en medio de sus seres queridos, que es la traducción exacta del juego de palabras del título ‘Dead Still’.

‘Dead Still’ tiene un desarrollo algo irregular dependiendo del cadáver de la semana y funciona mucho mejor cuando se deja llevar por el humor negro, macabro y socarrón que esa premisa le proporciona, que cuando intenta ponerse más dramática y trascendente como en el caso del enrevesado caso del misterio principal que dura toda la temporada  y que no acaba de carburar como debiera.

El mejor episodio es el piloto al sentar las bases de la premisa como muestran en el trailer de la serie

Lo mejor de ‘Dead Still’ es sin duda alguna la interpretación de su protagonista el norirlandés Michael Smiley, un curtido secundario al que seguramente pueden recordar por sus apariciones en ‘Luther’.

Smiley ha hecho el mejor papel de su larga carrera y sale perfectamente caracterizado como un estirado y engreído fotógrafo que se considera una especie de Van Gogh de la fotografía post-mortem y proporciona los momentos más divertidos de la serie.

Me lo he pasado muy bien, descubriendo esa rama fotográfica de la que apenas tenía referencias excepto en algunas películas, ademas de viajar por el Dublin victoriano en una apuesta original ideal, para las personas curiosas en conocer esas historias costumbristas del pasado que no salen en los libros de historia.

Para finalizar les dejo con las impresiones de los responsables de la serie que todavía no tiene casa en nuestro país.

Esperamos sus opiniones y comentarios, aquí o en nuestra cuenta de twitter (@lmejino). Hasta la próxima

Lorenzo Mejino