Blogs

Carlos Elorza

Sesión Continua

Premios Donostia “justos”



 

Pues sí. Los dos Premios Donostia del Zinemaldi de este año me parecen muy “justos”. Pero “justos” por distintos motivos.

 

Nada que objetar al de Max Von Sydow, sin lugar a dudas uno de los grandes intérpretes de la historia del cine. Seguramente no es muy popular entre los aficionados al cine palomitero, ya que gran parte de su prestigio se debe sobre todo, a sus trabajos a las órdenes de Ingmar Bergman (entre otras “El séptimo sello”, “Fresas salvajes”, “El Rostro” o “El manantial de la doncella”). Pero reducir la carrera de este actor a haber sido el alter ego de Bergman en 13 películas sería injusto y demasiado fácil. Gracias a la reputación lograda con estos trabajos, pudo dar el salto al cine del resto de Europa y de Hollywood donde se estrenó nada más y nada menos que interpretando a Jesucristo en una de esas inevitables pelis de Semana Santa, “La historia más grande jamás contada”.


A partir de ahí se pudo permitir el trabajar a ambos lados del Atlántico con algunos de los directores de mayor prestigio del momento como el mismo Bergman, Jan Troell, Sidney Pollack, Bertrand Tavernier, John Huston o William Friedkin y “El exorcista”, uno de sus escasos superéxitos de taquilla. Y a partir de ahí, un suma y sigue hasta un total de más de cien películas con los que combina la calidad (“Hannah y sus hermanas”, “Pelle, el conquistador”, “Las mejores intenciones” con guión de Bergman o “Europa”), el cine comercial con aspiraciones artísticas (“Despertares”, “Mientras nieva sobre los cedros” o “Minority Report”) o el descaradamente más comercial (“Conan el bárbaro”, “Nunca digas nunca jamás”, “Juez Dredd”).



La filmografía de Matt Dillon, es más corta. Es más joven y es normal. Pero también mucho menos interesante. Es un actor popular, pero en mi opinión sus méritos cinematográficos se quedan cortos, se quedan justitos, como para hacerlo acreedor al Premio Donostia. Tras “Factótum” y “Crash” parece que ha retomado el buen camino hacia el prestigio como actor, pero repasando su filmografía no encuentro actuaciones que en mi opinión lo justifiquen. Empezó  bien  con “Rebeldes” y “La ley de la calle” de Coppola, parecía que se confirmaba su talento con “Drugstore Cowboy”, pero desde entonces ha sido un discreto protagonista o un secundario resultón en títulos como “Solteros”, “Todo por un sueño”, “Beautiful Girls”, “In & Out”, “Juegos salvajes” o “Algo pasa con Mary”. ¿Qué dicen ahora los que criticaron la falta de méritos de Annette Bening para recibir el premio?


Curiosamente ambos ganadores del Premio Donostia, trabajaron juntos en “Bésame antes de morir” de 1991 en el que Max Von Sydow interpretaba al suegro (por partida doble) de Matt Dillon.


 


Es una pena que ya que la peli que clausura Zabaltegi está protagonizada por Meryl Streep (“El diablo viste de Prada”), no se pueda aprovechar para que ELLA sea otro Premio Donostia en esta edición.



septiembre 2006
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930