Blogs

Carlos Elorza

Sesión Continua

La ministra, el cine y la piratería

Aunque de momento no sepamos muy bien en qué anda, hace casi un mes que José Luis Rodríguez Zapatero nombró Ministra de Cultura a Ángeles González-Sinde, hasta entonces presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, guionista y directora de moderado reconocimiento y famosa por su afán recaudador, bien vía canon digital, bien vía televisiones, o últimamente vía ADSL. Quizá somos injustos, pero este hecho ha provocado que gran parte de los usuarios de internet estemos en guardia y pendientes de sus movimientos y sus palabras y de esa reunión a la que ha convocado a expertos en el tema y a representantes de asociaciones de usuarios de internet.


Esa defensa del interés de los suyos podía justificar su elección como presidenta de la Academia, a pesar de que dada la crisis creativa y de taquilla del cine español, no parezca que esté cumpliendo con su principal objetivo, que de acuerdo con sus Estatutos es “fomentar el progreso de las artes y de las ciencias relacionadas directa o indirectamente con la cinematografía”.  Pero recordemos que según ella, la causa de esta crisis no está en el desempeño de los profesionales del cine español, sino en los desaprensivos a los que se les ocurre comprar una película española en el top manta o bajársela del emule o similar. Su aspiración, aunque no parezca demasiado ética, es cobrar una ‘indemnización’ por una práctica de terceros supuestamente ilegal que supuestamente perjudica a los creadores (las empresas distribuidoras y exhibidoras al parecer no entran en el reparto), no poner trabas a la misma. Aunque sean incapaces de estimar en cuánto ha afectado la piratería a películas como Sangre de Mayo, Dieta Mediterránea o sin ir más lejos, Una palabra tuya dirigida por la ministra. Quizá sería cuestión de calcular la cuota de piratería que le corresponde al cine español y estoy seguro de que sería incluso inferior a la del cine en salas. El problema es que si en España nadie pirateara, habría que buscar nuevos culpables que justificaran la situación del cine español. Culpables que por supuesto, en ningún caso serían las gentes que hacen las películas.


Habrá quienes digan que los resultados de taquilla de productos como Mentiras y gordas o Fuga de cerebros demuestran que aún hay esperanza para el cine español. Pero no nos engañemos, este par de productos televisivos no se deberían considerar cultura, aunque el primero esté coescrito por su Ministra, de la misma forma que no tienen la misma consideración el dibujo que un niño de 3 años le ha regalado a su madre por el Día de la Madre y el Gernica de Picasso. 


Habrá quienes digan que no hay crisis creativa. Que por fin este año habrá tres películas españolas en la Sección Oficial de Cannes. Aunque me temo que la inclusión de las películas de Almodóvar y Amenábar se debe más a su prestigio y a una coincidencia que a una supuesta boyante situación de la cinematografía española. Y la tercera en discordia es Isabel Coixet… Ojalá me equivoque, pero hace mucho tiempo que tenía tan pocas ganas de ver una película española que participara en Cannes. 


mayo 2009
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031