Diario Vasco

img
ATLETA DE SILLÓN AGOTADO
img
Juan Carlos Hernández | 14-03-2010 | 18:25


 

Achaques de la edad o perversión de la memoria, empieza a parecerme tan duro ser un atleta de sillón como competir en la pista. Este fin de semana ha sido un suplicio para mí. Tras el vomitivo abandono que hemos padecido por parte de las televisiones, los aficionados más “necesitados” pusimos nuestras esperanzas en Internet. Y esta vez San Internet también se ha confabulado en mi contra. Me dicen que no es normal, que debo tener algún virus en mi ordenador que hace que algo no funcione bien. No lo sé. En casa me manejo con una señal wifi que normalmente no me da problemas, pero este fin de semana, insisto, ha sido una tortura. Ninguno de los enlaces (he probado cuatro) en los que podía verse el Mundial Indoor de Doha me permitía ver más allá de tres segundos seguidos. Entre sábado y domingo he pulsado docenas de veces el F5; las actualizaciones de pantalla sólo me mostraban ‘fotos fijas’ o algunos segundos que muchas veces no llegaban ni en directo.

 

Así las cosas, he sido carne de foros y de resultados on-line de la IAAF (su radio en directo tampoco me funcionaba), triste y gélido seguimiento de un Mundial que parece ser que no despierta grandes pasiones a priori pero que finalmente siempre nos deja momentos destacadísimos.

 

Amigos, espero que no os moleste este escrito de desahogo. Ha sido un fin de semana muy frustrante, mierda pa la tele, mierda pa Internet, pa la tecnología y mierda pa mí. Mierda para todos los que han conseguido que un Mundial de Atletismo haya pasado por el mundo como un fantasma errante. Cuando me recupere de esta pájara intentaré escribir algo sobre Joaquim Cruz (peticiones del blog y de un amigo), y tengo más ideas rondándome que espero plasmar algún día. Tiempo es lo que nos sobra a los atletas de sillón, así que todo esto será más adelante, porque ahora mismo… ahora mismo soy un atleta de sillón AGOTADO.