Blogs

Cecilia Casado

A partir de los 50

¿De verdad las fechas no importan?

fechas

 

Las pasadas navidades tuve que hacer uno de mis trabajos de Hércules para gestionar a mi favor esa especie de regla de oro que impera en nuestra sociedad de que “las fechas no importan”. Que cuando yo me condolía por pasar las fiestas más señeras sin la presencia de mis queridas hijas muchísimas fueron las voces que me asaetearon con los famosos: “Todo depende de la importancia que le des” o los más manidos “Si a nadie nos gusta la Navidad” y, con buena intención, no lo dudo, me pasaban la mano por la chepa consolándome en mi soledad mientras ellos se rompían la cabeza pensando en el menú de nochebuena junto a los suyos.

Que mis hijas y mi pequeña nieta vivan en las esquinas del mapamundi no me llena precisamente de regocijo. Por un lado está la parte buena y es que están donde quieren estar haciendo lo que les hace felices, pero por otra parte estoy yo (con minúsculas), la madre que las parió y que también tiene derecho a sus pequeñas alegrías.

Cuando los hijos se van lejos –y lejos quiere decir a tiro de aviones que cuestan carísimo, sobre todo en fechas señaladas- los padres no siempre debemos desplazarnos a visitarlos: ellos tienen su trabajo y nosotros somos un “cariñoso estorbo”, pero estorbo al fin y al cabo. También suele ocurrir que son los hijos los que prefieren “volver a casa” por unos días a relajarse y descansar ya que saben que serán mimados a mesa y mantel.

O sea que, visto lo visto, no me queda otra que sumarme al carro de los que denigran las fechas porque sí y quitarle importancia y hacer como que no pasa nada y de tripas corazón aunque luego a una se le escapen unas lágrimas o un grito de rabia cuando nadie nos ve.

Y así se pasa por encima de las navidades haciendo el paripé de celebrarlas en noviembre, o llegan los cumpleaños y tampoco nada nunca o a destiempo. Hay quien dice que mejor así, menos gasto, “más barato” y verdad es, pero no tiene precio –al menos para mí- poder celebrar fechas vitalmente felices con mis seres amados. ¿A quién le apetece llenar el día del cumpleaños con mensajes de whatsapp o sesiones de skype?

Entonces, como protección emocional, para no derrumbarse uno por dentro, nos inventamos alternativas con mayor o menor éxito. Que si un viaje o una fiesta con amigos, yo qué sé, lo que esté al alcance de quienes estamos “obligados” a no dar importancia a las fechas.

Ahora llega el “Día de la Madre” y todo el mundo dice que es una estupidez como la copa de un pino (como el Día de los Enamorados o los solsticios), pero, mira, por lo que yo sé, este domingo se van a celebrar en España comidas familiares a tutiplén para festejar tamaña “estupidez”. También me he dado cuenta de que los que venden colonias y demás no son tontos y si sus equipos de marketing invierten en publicidad, será por algo…

Retomando el hilo, se me antoja que no debería haber ese runrún de decir que las fechas no tienen importancia cuando la realidad es que se celebran sin dejar pasar ni una por mucho que el personal se queje por lo bajini.

Hace años que no paso las navidades con mis hijas, ni mi cumpleaños ni los suyos; hace años que no celebramos juntas ninguna fecha señalada en el calendario. Lo que hacemos es convertir en “fecha señalada” el tiempo en que podemos reunirnos y abrazarnos y tocarnos la cara (más yo a ellas que ellas a mí, lo confieso). Un tiempo que sucede cuando se puede y no cuando se quiere. Pero sigo pensando y sintiendo que las fechas tienen su valor emocional…

Así es la vida. Aceptarla es un reto.

Felices los felices.

(Y feliz Día de la Madre sin refunfuñar)

LaAlquimista

Por si alguien desea contactar:

apartirdeloscincuenta@gmail.com

Temas

costumbres, Dia de la madre, obligaciones

Filosofía de Vida y Reflexiones. Lo que muchos pensamos dicho en voz alta

Sobre el autor

Hay vida después de los 50, doy fe. Incluso hay VIDA con mayúsculas. Aún queda tiempo para desaprender viejas lecciones y aprender otras nuevas; cambiar de piel o reinventarse, dejarse consumir y RENACER. Que cada cual elija su opción. Hablar de los problemas cotidianos sin tabú alguno es la enseña de este blog; con la colaboración de todos seguiremos creciendo.

mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031