Diario Vasco
img
'Birdman', o la virtud de no comprender un éxito arrollador
img
Asier Manrique | 16-01-2015 | 12:28

BIRDMAN O (LA INESPERADA VIRTUD DE LA IGNORANCIA)

Título original: Birdman or (The Unexpected Virtue of the Ignorance)

Año: 2014

Duración: 118 minutos

País: Estados Unidos

Director: Alejandro González Iñárritu

Guion: Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris y Armando Bo

Música: Antonio Sánchez

Fotografía: Emmanuel Lubezki

Reparto: Michael Keaton, Emma Stone, Edward Norton, Zach Galifianakis, Naomi Watts,Andrea Riseborough, Amy Ryan, Merritt Wever, Joel Garland, Natalie Gold, Clark Middleton, Bill Camp, Teena Byrd, Anna Hardwick y Stefano Villabona

Productora: Fox Searchilight Pictures / New Regency Pictures

Género: Comedia / Drama

¿Le ha pasado alguna vez sentir esa extraña sensación de estar ante algo que todo el mundo ve como una maravilla y no entender muy bien la razón? Es lo que me pasó cuando salí de la sala de cine tras ver ‘Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)’.

Después de hacerse famoso interpretando a un célebre superhéroe, un actor trata de darle un nuevo rumbo a su vida, recuperando a su familia y preparándose para el estreno de una obra teatral en Broadway. (FilmAffinity)

Si en algo brilla ‘Birdman’ (la llamaré así en adelante, para no leer el interminable título una y otra vez) es en el plano actoral. Mi descontento con el resultado final de la última película de Iñárritu no impide que reconozca la gran labor de un reparto que brilla con luz propia. Desde Michael Keaton (‘Batman’), interpretándose a sí mismo, como el actor recordado por interpretar a un superhéroe, superado por un personaje; Emma Stone (‘The Amazing Spider-Man’), como la hija problemática y desquiciada; Edward Norton (‘El Gran Hotel Budapest’), como el actor caprichoso, engreído y estrella de los escenarios de Broadway; Naomi Watts (‘King Kong’), la compañera de Norton, actriz que busca el proyecto serio que le consolide como actriz; Andrea Riseborough (‘W.E.’), otra actriz desquiciada, con una relación con Keaton; Zach Galifianakis (‘Resacón en Las Vegas’), como el productor de la obra, y la persona más sensata de todo el lugar, aunque cueste creerlo, y Amy Ryan (‘Adiós, pequeña, adiós’), como la ex-mujer de Keaton.

Ninguno de los actores falla, todos se encuentran en plena forma, sus personajes, desquiciados y siempre al límite, resultan creíbles. Si en algún apartado ‘Birdman’ debe llevarse premios es en este. Keaton, aunque casi se está interpretando a sí mismo por compartir trasfondo con su personaje, arrolla y demuesta lo que vale, algo que quedó olvidado en una carrera que se resumía a las películas de Tim Burton sobre Batman. Y también a destacar una Emma Stone que, una y otra vez, demuestra ser una de las grandes actrices jóvenes del momento, y junto a Jennifer Lawrence (‘Los juegos del hambre’), la que parece tener el futuro más prometedor.

Dirige la película Alejandro González Iñárritu. Al cineasta mexicano le hemos visto dirigir grandes dramas, que le han servido el aplauso generalizado a sus obras y numerosas nominaciones. Suyos son ‘Amores perros’, ‘Babel’ o ‘Biutiful’.

‘Birdman’ es, innegablemente, una buena película (no excelente), tiene un reparto envidiable, que lo hace fantásticamente, un guion ácido y un sello muy personal, al estar rodado en un falso plano secuencia, algo parecido a lo que hizo Hitchcock en ‘La soga’. Este recurso, nada habitual para emplearlo durante toda la película, resulta curioso al principio, pero no para componer la película entera del mismo recurso, entonces resulta pesado, repetitivo y tedioso. Lo llamativo, en exceso, cansa.

Además de lo llamativo de la técnica cinematográfica de Iñárritu y un reparto inspirado, no encuentro en la película ningún momento que me sitúe ante la obra maestra que algunos dicen que es. Puede que las altas expectativas generadas por las críticas que he leído me hayan provocado la decepción, unas expectativas demasiado altas para lo que me he encontrado. Narra con con cierto tino el lado oscuro de los escenarios, la caída de los actores y la desolación de las carreras olvidadas, pero sin ofrecer nada más que haga que desee que ‘Birdman’ se lleve los premios más importantes del cine, a los que opta, aunque ya en los Globos de Oro comenzó a flojear frente a ‘Boyhood’ y ‘El gran hotel Budapest’. De momento la cinta de Iñárritu es la que acumula más nominaciones a los Óscar.

Lo mejor: Michael Keaton, Emma Stone y todo el reparto.

Lo peor: recursos cinematográficos repetitivos.

Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor