Diario Vasco
img
‘La habitación’, desgarradora, imprescindible
img
Asier Manrique | 26-02-2016 | 09:04

LA HABITACIÓN

Título original: Room

Año: 2015

Duración: 118 minutos

País: Irlanda

Director: Lenny Abrahamson

Guion: Emma Donoghue

Música: Stephen Rennicks

Fotografía: Danny Cohen

Reparto: Brie Larson, Jacob Tremblay, Joan Allen, William H. Macy, Megan Park, Amanda Brugel, Sean Bridgers, Joe Pingue, Chantelle Chung, Randal Edwards, Jack Fulton y Kate Drummond

Productora: Films4

Género: Drama

Para Jack, un niño de cinco años, la habitación es el mundo entero, el lugar donde nació, donde come, juega y aprende con su madre. Por la noche, mamá lo pone a dormir en el armario, por si viene el viejo Nick. La habitación es el hogar de Jack, mientras que para su madre es el cubículo donde lleva siete años encerrada, secuestrada desde los diecinueve años. Con gran tesón e ingenio, la joven ha creado en ese reducido espacio una vida para su hijo, y su amor por él es lo único que le permite soportar lo insoportable. Sin embargo, la curiosidad de Jack va en aumento, a la par que la desesperación de su madre, que sabe que la habitación no podrá contener ambas cosas por mucho más tiempo. (FilmAffinity)

‘La habitación’ es de esas pequeñas joyas, impactantes y desgarradoras que nada más verlas te marcan. Está nominada a 4 Óscars: mejor guion adaptado, mejor actriz (Brie Larson), mejor director (Lenny Abrahamson) y mejor película.

Probablemente solo pueda luchar por el premio de Mejor Actriz, aunque para mi merece también el de Mejor Película, ya que su protagonista, Brie Larson, está espectacular. La actriz consigue transportarnos a ese encierro, la claustrofobia y la desesperación que vive su personaje en un trabajo lleno de matices.

No se queda atrás tampoco el pequeño Jacob Tremblay. Ver a este niño actuar es una delicia. Sobresaliente para él, que lleva el peso de la película durante muchos minutos. Bien merecería también recibir una estatuilla este domingo en la gala de los Óscars.

La cinta se divide en dos partes (encierro y liberación). Las dos partes están bien diferenciadas, pero resultan igual de apasionantes. La primera mitad es potente, intensa, claustrofóbica, angustiosa… La segunda mitad, a pesar de seguir un esquema más tradicional, es igual de intensa y potente que la primera mitad.

Lo que comienza como una película desconcertante, pasa a ser una montaña rusa de emociones que dura 2 horas. ‘La habitación’ captura y no te suelta durante todo su metraje. Estruja, suelta y vuelve a oprimir al espectador una y otra vez, hasta terminar por soltar unas lágrimas en varias ocasiones, y especialmente al final.

‘La habitación’ consigue que el espectador se vincule al personaje y ese torbellino de sensaciones que viven llegue hasta la butaca de la sala de cine, tal y como debe hacer el buen cine. La indiferencia no tiene lugar en ‘La habitación’, querrás saber más, querrás saber cómo termina, cuál será el siguiente paso… es cine con mayúsculas. Toda una obra maestra, me tomo la licencia de llamarla así, que debería ser de visionado obligado.

Ojalá pueda llevarse más premios fuera del de Mejor Actriz, que parece que se disputará Larson con Blanchet o Vikander, únicas rivales a tener en cuenta en esta categoría. Aunque para un filme así llegar a estar nominado al Óscar es ya un premio, un ejemplo claro de filme sencillo y pequeño que da una lección de cómo contar una historia a los que gastan cifras astronómicas en hacer una película.

Lo mejor: todo, pero sobre todo, Brie Larson y Jacob Tremblay.

Lo peor: que no se llevará todos los premios que merece.

Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor