Diario Vasco
img
‘Las aventuras de Priscilla, reina del desierto’, ¿quién no querría viajar en ese autobús?
img
Asier Manrique | 22-04-2016 | 13:11

LAS AVENTURAS DE PRISCILLA, REINA DEL DESIERTO

Título original: The Adventures of Priscilla, Queen of the Desert

Año: 1993

Duración: 102 minutos

País: Australia

Director: Stephan Elliott

Guion: Stephan Elliott

Música: Guy Cross

Fotografía: Brian J. Breheny

Reparto: Terence Stamp, Hugo Weaving, Guy Pearce, Bill Hunter, Sarah Chadwick, Mark Holmes y Rebel Penfold-Russell

Productora: Polygram Film Entertainment

Género: Comedia / Drama

Tres artistas de cabaret que viven en Sidney son contratadas para actuar durante cuatro semanas en un hotel de Alice Springs, en medio del desierto rojo de Australia. Les espera una gran aventura, pero una cosa es atravesar el país en autobús, dejando atrás todos sus problemas, y otra llegar a su destino sanas y salvas. Sobre todo si Felicia y Mitzi son reinas del drag y Benardette transexual. Inician así un periplo de dos semanas, con música sonando a toda pastilla y el autocar repleto de un llamativo vestuario y zapatos de plataforma. (FilmAffinity)

Hay películas que aunque cuenten una historia dramática y triste suponen una inyección de positividad y fuerza como este filme australiano, ‘Las aventuras de Priscilla, reina del desierto’. Esta road-movie de 3 drag queens por el desierto australiano fue desde su estreno una película de culto, y uno de estos casos en los que una película con todos los ingredientes para fracasar termina siendo abrazada por el público y la crítica para convertirse en un clásico.

Uno de los principales alicientes de ‘Las aventuras de Priscilla, reina del desierto’ es su trío protagonista, a los que nos costaría imaginar en papeles de este tipo. Cuando se estrenó, Terence Stamp, era el único rostro conocido, habiendo trabajado en los primeros ‘Superman’ o en ‘Wall Street’. La interpretación de Stamp (Star Wars. Episodio I: La amenaza fantasma), como transexual serio, es uno de los puntos fuertes del filme, una actuación contenida dentro de una película que es todo exceso.

En el otro lado están dos actores hoy conocidos a nivel mundial, pero que en ese momento eran conocidos solo en Australia. Hugo Weaving, Agente Smith en ‘Matrix’, Elrond en ‘El Señor de los Anillos’ y El Hobbit y V en ‘V de Vendetta’, regala una interpretación menos basada en matices, pero donde tiene que mostrar a un personaje en una constante lucha con su pasado y vida anterior. Por otro lado está Guy Pearce, actor que veríamos después en ‘L.A. Confidential’ o ‘Memento’, el más extrovertido de todos.

‘Las aventuras de Priscilla, reina del desierto’, se basa en la sencillez de su planteamiento para ir dejando momentos y escenas para la posteridad. En ese escenario de humor, brillos y tacones, se esconde un mensaje directo y una llamada a abrazar la diversidad. Los personajes de Bob, Benjamin (el hijo de Weaving) y los aborígenes sirven para reconciliar al espectador con la humanidad, mientras que la señora del bar o los hombres del pueblo dejan a la luz la falta de tolerancia existente hacia aquellos que son diferentes.

Gran trabajo de guion, maquillaje, montaje y vestuario. Una película inolvidable, positiva y que llena de fuerza en sus 102 minutos de metraje. ¿Quién no querría viajar en ese autobús?

Lo mejor: guion, vestuario y la emoción que transmite

Lo peor: nada

Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor