Diario Vasco
img
Días de Festival 1: 'La doctora de Brest', 'Orpheline' y 'Manda huevos'
img
Asier Manrique | 16-09-2016 | 18:27

Había muchas ganas de volver al Festival de Cine de San Sebastián. Tras una primera experiencia en 2015 llena de grandes recuerdos no podía faltar en esta ocasión tampoco a uno de los eventos más importantes de nuestra ciudad. De nuevo me presento en el Festival de San Sebastián con ganas de repasar las películas de la Sección Oficial y alguna que otra joyita que pueda caer de Perlas y Nuevos Directores.

LA DOCTORA DE BREST

Título original: La Fille De Brest / 150 milligrams

Directora: Emmanuelle Bercot

Duración: 128 minutos

Reparto: Sidse Babett Knudsen y Benoît Magimel

País: Francia

Género: Drama

Sinopsis: Basada en el libro Mediator 150 mg., de Irène Frachon. En el hospital donde trabaja, en Brest (Francia), una especialista en pulmón descubre una conexión directa entre una serie de muertes sospechosas y un medicamento aprobado por el estado. La especialista lucha por su cuenta para que la verdad salga a la luz. Es la historia de Irène Frachon, que destapó el escándalo Mediator.

La película de apertura del 64 Festival de San Sebastián es un arranque positivo con lo mejor y lo peor del cine francés. Con cierto aire a TV movie, la cinta gala explora el complicado mundo de las farmacéuticas y la lucha que unos pocos valientes emprenden contra ellas.

Robando el protagonismo al resto del elenco, la danesa Sidse Babett Knudsen, a la que hemos visto en la serie ‘Borgen’, se hace con la película, ganando el favor del público y buscando la complicidad dentro de una trama complicada. Son, precisamente, los momentos más distendidos, en manos de Knudsen, los que hacen grande a la película.

La propia lucha contra las farmacéuticas deriva en un recorrido previsible que no despierta el suficiente interés entre el público. Absténganse de verla personas que se impresionen fácil al ver vísceras, órganos, cuerpos, sangre… ya saben.

En definitiva, una película correcta, interesante de ver y con subidas y bajadas. Lo mejor y lo peor del cine francés condensado en dos horas de película que no se hacen pesadas, pero que tampoco se quedarán en la memoria del espectador.


ORPHELINE

Título original: Orpheline / Orphan

Director: Arnaud des Pallières

Duración: 111 minutos

Reparto: Gemma Arterton, Adèle Exarchopoulos, Adèle Haenel, Sergi López, Nicolas Duvauchelle, Jalil Lespert, Solène Rigot, Olivier Loustau, Mehdi Meskar y Rayan Rabia

País: Francia

Género: Drama

Sinopsis: Cuatro momentos en las vidas de cuatro personajes femeninos. Una niña que vive en el campo y cuyo juego del escondite se convierte en tragedia. Una adolescente atrapada en una interminable sucesión de huidas, hombres y contratiempos, porque cualquier cosa es mejor que su desolado hogar familiar. Una joven que se muda a París y roza el desastre. Y finalmente una mujer adulta de éxito que se pensaba a salvo de su propio pasado. Poco a poco estos personajes se unen para formar una sola protagonista.

Cuatro historias y ninguna me mueve más que el dolor y el sufrimiento. Bien dirigida y bien actuada, pero complicada de resistir. Es una película desasosegante, dura, cruel y directa.

Película de festival, que puede tener predicamento en círculos más minoritarios, pero complicada de salir de ahí. Su narración no ayuda nada. Se hace complicada, dura, difícil y pesada. Las historias no capturan y así es imposible interesarse por la cinta.

La película cuenta con un reparto femenino de excepción, pero también destaca el catalán Sergi López (Un día perfecte per volar), que no falta a su cita habitual con el Festival de Cine de San Sebastián.

Ningún aplauso en el pase de prensa.

 

 

MANDA HUEVOS (Sección oficial – Proyección especial)

Título original: Manda huevos

Director: Diego Galán

Duración: 95 minutos

País: España

Género: Documental / Comedia

Sinopsis: Manda huevos sería la lógica prolongación del documental ‘Con la pata quebrada’. Utilizando sólo fragmentos de películas, Con la pata quebrada intentó sintetizar con ritmo narrativo y buen humor cómo el cine español había representado a la mujer española desde los años 30 hasta nuestros días y, con ello, su evolución en la sociedad. Del mismo modo, con similar tratamiento, cabe contar cómo las películas españolas han contemplado al varón español, o al menos a ciertos prototipos. Lo que quedará esbozado finalmente es un retrato sociológico desde la posguerra hasta el presente, o lo que es lo mismo, el reflejo de una parte significativa de la historia de nuestro país.

Para cerrar la primera jornada, la última de las proyecciones de la Sección Oficial correspondientes a este día. ‘Manda huevos’ es una película para verdaderos amantes del cine. Llena de multitud de escenas sacadas de películas españolas de todas las épocas, la cinta de Diego Galán, otrora director del Zinemaldia, es un deleite para los amantes de la ironía.

Pero, sobre todo, es una forma de retratarse a uno mismo lo que muestra Galán en su documental.  Se trata de un documento que retrata lo absurdo y tonto del cine de la dictadura, del cambio radical con el paso de los años y del empleo del humor para caricaturizarlo todo. Seña de identidad, ésta última, de la sociedad española.

No nace con pretensión de ser un documental sesudo y definitivo sobre el cine español y el papel del hombre en él, nace con la pretensión de que el espectador quede ojiplático.

En comparación a ‘Orpheline’, y con el Teatro Principal sin llenar en el pase de prensa, ha recibido bastantes más aplausos.

Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor