Diario Vasco
img
‘Ot: la película’, para los auténticos fans de los triunfitos
img
Asier Manrique | 28-10-2016 | 08:42

OT: LA PELÍCULA

Título original: OT: la película

Año: 2002

Duración: 85 minutos

País: España

Director: Jaume Balagueró y Paco Plaza

Guion: Jaume Balagueró y Paco Plaza

Fotografía: Pablo Rosso

Reparto: Rosa López, David Bisbal, David Bustamante, Chenoa, Manu Tenorio, Verónica Romero, Gisela Lladó, Nuria Fergó, Naim Thomas, Álex Casademunt, Alejandro Parreño, Juan Camus, Natalia, Geno Machado, Javián, Mireia Montávez y Poty

Productora: Academia de Artistas S.L.

Género: Documental

Documental sobre la multitudinaria gira de los alumnos de “Operación Triunfo”, un exitoso programa español consistente en una academia musical televisada para formar a jóvenes cantantes. Dicho programa obtuvo altísimas cuotas de audiencia en la televisión española, los discos de sus galas se vendieron por cientos de miles y facilitaron -inicialmente- las carreras profesionales de todos sus participantes. Narra la gira veraniega durante la cual los jóvenes, convertidos en estrellas, recorrieron España dando conciertos. (FilmAffinity)

2002 fue el año en que España entera se paralizó para ver la aventura de 16 chicos y chicas en busca de su sueño, cantar. Operación Triunfo fue, es y será historia viva de nuestra televisión y cultura popular. Negar la influencia de este programa en toda una generación, incluso en más de una, es negar la realidad. Operación Triunfo marcó de tal manera que hoy, con el reencuentro, 15 años después, está volviendo a paralizar al país.

Aquellos Bisbal, Chenoa, Bustamante, Rosa, Naim, Gisela, Manu, Verónica o Nuria, enamoraron a todo un país con sus ilusiones durante 5 meses de programa de televisión. Ellos devolvieron al Festival de Eurovisión al primer plano que nunca debió haber abandonado, y consiguieron un hito histórico al marcar la increíble cifra de un 80% de cuota de pantalla durante el Festival de Eurovisión 2002, algo imposible de repetir hoy por hoy. Más de 12 millones de personas seguían en directo a unos chicos crecer hasta convertirse en estrellas de la música.

El cuento fue bonito, nos ilusionó a todos, pero también dejó tras de sí una película, un documental. Los posteriormente directores de cine de terror, Balagueró y Plaza, probaron suerte con este documental que tiene más de intención que de resultado. Una historia únicamente contada para los fans fans fans del formato, entre los que me incluyo, pero que tiene poco de artístico o cinematográfico. En general, todos los documentales sobre conciertos tienen esa carencia, aportan realmente poco más.

Su mayor virtud es mostrar como un grupo de chavales pasa del anonimato más absoluto, con permiso de Naim Thomas que sí había tenido algún que otro papel relevante en el cine, incluyendo la famosa escena de bañera en ‘Caricias’, al estrellato más desmesurado. Las dudas, los miedos, los llantos, las alegrías, los baños de masas y las soledades más buscadas, todo eso lo recoge un documental, al que hay que reprochar que se queda más en la insinuación que en el mensaje directo que debería tener. Se dejan entrever algunas de las confesiones que estos días, los mismos protagonistas, están volviendo a sacar a colación.

Operación Triunfo aportó mucho a la música, ya que consiguió que la imparable decadencia de un sistema de industria musical en España viviera un par de años extra de esplendor gracias a chicos y chicas que fueron dejados de lado por los importantes de la industria, los mismos que hoy matarían por cantar con Bisbal, por poner un ejemplo. Operación Triunfo resucitó la música en la televisión y aportó una nueva forma de hacer realitys y talent shows dejando de lado el tono de bronca y morbo de Gran Hermano o Supervivientes.

Este documental, igual que la serie de documentales que ahora La 1 de Televisión Española emite, son un regalo para los fans. Para todos los demás, detractores, haters o gente que pasa de este fenómeno de masas, será un documental sumamente aburrido y que pasará con más pena que gloria.

Lo mejor: tiene pinceladas de cruda realidad con las confesiones de los 16 triunfitos.

Lo peor: las actuaciones en directo están muy mal rodadas y no consigue el efecto que documentales como En la cama con Madonna sí conseguía.

Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.