Diario Vasco
img
‘Asesinato en el Orient Express (1974)’, buena, pero podría haber sido mejor
img
Asier Manrique | 25-11-2017 | 11:30

ASESINATO EN EL ORIENT EXPRESS

Título original: Murder on the Orient Express

Año: 1974

Duración: 127 minutos

País: Estados Unidos

Director: Sidney Lumet

Guion: Paul Dehn (basado en la novela de Agatha Christie)

Música: Richard Rodney Bennett

Fotografía: Geoffrey Unsworth

Reparto: Albert Finney, Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Sean Connery, Anthony Perkins,Vanessa Redgrave, Jacqueline Bisset, Richard Widmark, Martin Balsam, Jean-Pierre Cassel, John Gielgud, Michael York, Wendy Hiller y Rachel Roberts

Productora: EMI Films Production

Género: Drama / Thriller

Adaptación de una de las novelas más conocidas de Agatha Christie. Narra la historia de un asesinato perpetrado durante un viaje en el legendario Orient Express. La investigación del famoso detective belga Hercules Poirot tropieza con grandes dificultades, pues los ilustres pasajeros disponen de una coartada que los excluye como sospechosos. Inmejorable reparto para un film que consiguió un Óscar (mejor actriz secundaria:Ingrid Bergman) y seis nominaciones. (FilmAffinity)

Considerada como una de las mejores, por no decir la mejor, adaptación al cine de una novela de Agatha Christie, ‘Asesinato en el Orient Express’ es ejemplo de gran cine clásico en Hollywood, con muy buenos mimbres, pero un resultado a mejorar. Y, desgraciadamente, es esta la sensación que deja en el espectador, la de una película que podría haber sido mucho mejor y que tenía los elementos necesarios para ello.

‘Asesinato en el Orient Express’ reúne en su reparto, ahí es nada, a Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Anthony Perkins o Sean Connery entre otros muchos rostros del celuloide. Su sola presencia ya debería ser razón suficiente para hacer de esta una gran cinta. Y, a decir verdad, es su presencia la mayor justificación de toda esta historia de dos horas.

La cinta peca de lenta para los estándares del cine actual, pero debemos ponernos en el lugar del Hollywood ya clásico. En vez de lenta diré que se entretiene demasiado en apartados que no aportan demasiado a la trama. La presentación de cada personaje se vuelve tediosa y demasiado prolongada. En cambio, ese ritmo pausado que la cinta transmite desde sus primeros compases pasa a ser un baile muy movido al que nos invita el director, Sidney Lumet, en la media hora final. Tal vez, y lo dice alguien que no ha hecho cine en la vida, hubiese estado mejor dedicar más tiempo al asesinato en sí y menos a situar al espectador en el mapa.

Considero que reduciendo todo lo que ocurre antes del tren al mínimo, y dando más tiempo a la parte del interrogatorio y la escena final entre todos los personajes, estaría la cinta mejor compensada. Así se conseguiría centrar la atención en lo que de verdad le importa al espectador, el asesinato y la resolución del caso.

Sin haber leído el libro de Christie, se percibe que el material literario es suficientemente potente como para hacer una mejor película. Esto sumado al ritmo y a un reparto que transmite en todo momento la triste sensación de estar desaprovechado, nos dejan una experiencia agridulce. Agria por lo que acabo de comentar, y dulce por estar ante todo un clásico del cine que siempre merece la pena.

Albert Finney (Skyfall) en el papel del detective Hercules Poirot no me convence. Su actuación no resulta atractiva, y no transmite en ningún momento ni pizca de solemnidad y serenidad que el personaje requiere. Un personaje tan bien escrito en papel necesita una actuación mejor. Eso sí, son puras manías personales, ya que Finney fue nominado al Óscar.

Lo mejor: es una película ideal para los amantes del thriller.

Lo peor: descompensada, a veces pesada y deja un regusto de ser una película que desaprovecha profundamente un reparto para quitar el hipo.

Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor